El misterio de Elena Ferrante, la exitosa escritora italiana cuya identidad se desconoce

Por BBC News Mundo



Elena FerranteImage copyright

Editoria EO

Image caption

Elena Ferrante es el seudónimo de una de las escritoras más populares en Europa.

Su éxito literario se debe, en buena medida, al misterio que rodea su identidad.Nos referimos a Elena Ferrante, seudónimo de una escritora italiana (¿o escritor?, ¿o escritores?) de éxito internacional.Mientras millones de lectores de todo el mundo se sumergen en su ya famosa tetralogía ambientada en Nápoles titulada "Dos Amigas", los medios de comunicación en Italia y el resto del mundo intentan responder a la gran pregunta: ¿quién es realmente Ferrante?La semana pasada un historiador y escritor italiano aseguró haber resuelto el misterio.En un artículo publicado en el diario Corriere della Sera, Marco Santagata escribió que, tras un cuidado estudio de textos, cree firmemente que Ferrante es Marcella Marmo, una profesora napolitana de Historia Contemporánea.Marmo, sin embargo, lo niega.

Image copyright

Getty

Image caption

Muchas de las historias de Ferrante ocurren en Nápoles, en el sur de Italia.

"Agradezco a todos aquellos que pensaron que era un escritora feliz de bestsellers, pero como ya intenté decir en los últimos días, no soy Elena Ferrante", le dijo la profesora de 69 años a la agencia italiana de noticias ANSA.Muchos celebran que Marmo no sea la escritora, porque así se mantiene el misterio. Otros creen que, pese a sus palabras, la profesora es la mujer que se esconde tras el seudónimo.La mayoría disfruta sólo de las obras sin preocuparse de quién las escribió.

Entrevista "virtual"

Ferrante no promociona sus novelas (no parece necesario para que sean éxitos de ventas) y sólo da entrevistas por correo electrónico a través de la editorial Europa.El nombre de Ferrante empezó a sonar para el gran público en 1992, cuando publicó su aclamada novela "El amor molesto". Entonces se conoció su único dato personal: que nació en Nápoles.

Image copyright

Editorial EO

Image caption

Su serie llamada "Novelas Napolitanas" se ha convertido en un fenómeno editorial.

"Eso atrajo mucha atención mediática hacia mí personalmente. En parte por eso no publiqué nada más durante diez años", le dijo Ferrante en 2014 a The New York Times. Por correo electrónico, por supuesto.A la escritora le molesta la fama, que no hizo más que crecer con su segunda obra, "Los días del abandono"."El éxito del libro y de la película centró más la atención en la ausencia del autor. Por ello al final decidí definitivamente separar mi vida privada de la vida pública de mis libros", afirmó.

"Elegí la ausencia"

Ferrante dice que no eligió el anonimato y que los libros están firmados."Lo que elegí fue la ausencia", matiza, decidida a que sus obras tengan vida propia sin importar la personalidad, la atención mediática o la fama del escritor."La ausencia estructural de autor afecta a la escritura de una manera que me gustaría continuar explorando".

Image copyright

Instagram

Image caption

Las obras de Elena Ferrante se ha traducido a varios idiomas incluidos el español.

No parece, por eso, previsible que en algún momento revele su identidad.Ferrante se consagró a partir de 2010, cuando salió a la luz "La amiga estupenda", primer libro de la tetralogía "Dos Amigas".Con una narrativa muy visual fácil de ser llevada a la pantalla, Ferrante traza la amistad de dos mujeres, Elena y Lila, desde su infancia en la pobreza del Nápoles de la posguerra y a través de los cambios sociales y políticos de Italia de las últimas décadas y hasta hoy.El estilo recuerda a la novela decimonónica de Honoré de Balzac o Émile Zola, dicen los expertos.A la primera le siguieron "Un mal nombre", "Las deudas del cuerpo" y "La niña perdida", el último de la tetralogía y más reciente, aclamado por la crítica de The New York Times y por el que Ferrante está nominada a ganar el prestigioso premio Man Booker International.

Pizza Ferrante

Una de las consecuencias del éxito de las novelas de Ferrante es la aún mayor atracción de turistas a Nápoles, donde no sólo se busca la pizza, el Vesubio o la huella que dejó el futbolista argentino Diego Maradona.Ahora también se buscan las localizaciones de las novelas de Ferrante, que ha contribuido con ello a mejorar la imagen de una urbe caótica y a menudo peligrosa.Pese a su ausencia física, Ferrante está alguna manera presente en Nápoles, como cuenta Daniela Petracco, de la editorial Europa, al diario britanico The Guardian."No se puede infravalorar el efecto positivo que Ferrante está teniendo en el turismo", dijo."Hay pizzerías que hacen la pizza Ferrante".

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes