MAGNICIDIO EN HAITÍ

Williams: Moise fue torturado y se sospecha de la DEA y del narcotráfico

Armstrong Williams, un analista político, empresario, autor y presentador de programas de entrevistas estadounidense. 

Por Servicios de Acento.com.do

Fotografía de un cuadro con una fotografía del presidente haitiano asesinado el 7 de julio Jovenel Moise hoy en Puerto Príncipe (Haití). EFE/ Jean Marc Hervé Abélard

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente de Haití Jouvenal Moise fue torturado antes de ser asesinado este mes en su propia casa y se sospecha que en este magnicidio hay manos ligadas al narcotráfico, incluido agentes de la DEA de EEUU, según Armstrong Williams, un estadounidense que ejerce como analista político, empresario, autor y presentador de programas de entrevistas.

Bajo el título "Clasificando el asesinato de Moise y la corrupción internacional más oscura", Armstrong Williams escribió una columna de opinión en Townhal hace exactamente una semana, el 22 de julio, pero lo que dice en ella recién comienza a ser debatido con más ímpetu.

Afirmaciones en este texto tales como "es razonable creer que el Gobierno de Estados Unidos sabe exactamente lo que sucedió en Haití, quién está detrás del asesinato de Moise y por qué fue asesinado" y "la DEA tiene un historial de descuido en el manejo de fuentes confidenciales de narcóticos y no nos olvidemos de los diversos problemas, incluida la corrupción", resuenan ahora más fuerte.

"El presidente de Haití fue torturado y brutalmente asesinado en su casa" y "un jefe de Estado ha sido asesinado en nuestro patio trasero, y el DOJ, la DEA y el FBI lo sabían de antemano y no dijeron nada", subraya Armstrong Williams, que remata su texto con una sentencia lapidaria: "El centro logístico haitiano para el tráfico de estupefacientes y seres humanos sigue adelante sin Moise".

En una biografía del estadounidense se lee: Llamado "una de las voces conservadoras más reconocidas en Estados Unidos" por The Washington Post, Armstrong Williams es una voz combativa, provocadora y de principios a favor de los valores conservadores y cristianos en el debate público estadounidense.

Traducción no oficial del artículo "Clasificando el asesinato de Moise y la corrupción internacional más oscura"

A medida que se filtra más información sobre el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, hay detalles que apuntan al problema del tráfico de narcóticos en el sur de Florida y cuestiones relacionadas con cómo los carteles utilizan a Haití como un centro de transferencia de transporte y envío. Esa vieja frase de investigación de "sigue el dinero" y quién se beneficia de la muerte de Moise, eventualmente revelará quién hizo esto y por qué. Sin embargo, hay detalles importantes disponibles en la actualidad que responden algunas de estas preguntas al tiempo que crean otras adicionales.

Es razonable creer que el Gobierno de Estados Unidos sabe exactamente lo que sucedió en Haití, quién está detrás del asesinato de Moise y por qué fue asesinado. Hay una gran capacidad operativa de la Administración de Control de Drogas en Haití, y ha estado allí durante muchos años. Se cree que uno de los haitiano-estadounidenses arrestados es una fuente de la DEA que presuntamente trabajó con agentes de la DEA en casos importantes. Eso vincula directamente a la DEA y al Departamento de Justicia con el asesinato de Moise, según algunos informes.

Nos guste o no, el Gobierno de Estados Unidos está vinculado a este asesinato y sus consecuencias. Si no es directamente, ciertamente saben por qué mataron a Moise. Podría ser que algunos de sus informantes estuvieran involucrados, y sabemos con certeza que el Gobierno vigila de cerca a los informantes. La DEA tiene un historial de descuido en el manejo de fuentes confidenciales de narcóticos, y no nos olvidemos de los diversos problemas, incluida la corrupción, durante las diversas operaciones encubiertas al sur de la frontera en la década de 1980 y principios de la de 1990. ¿Por qué el Gobierno de Estados Unidos guarda un notable silencio sobre este asesinato? Ciertamente, los pone más en el centro de atención y plantea varias preguntas serias sobre lo que saben y lo que no saben.

Podemos preguntarle al fiscal general y al director de la DEA si el Gobierno de los Estados Unidos tenía una advertencia previa sobre el plan de asesinato contra Moise. Si es así, ¿por qué no se evitó? Todos estos son detalles cruciales que el público tiene derecho a conocer. Con la revelación de que uno de los sospechosos arrestados, un ciudadano haitiano y estadounidense, es o fue una fuente de la DEA, es razonable creer que la DEA debe haber recibido algunos detalles de este evento planeado antes de que ocurriera, ya que era un plan complejo, una operación bien planificada y finalmente exitosa. La DEA y el aparato de inteligencia de Estados Unidos tiene una ley que debe seguirse llamada "Deber de advertir". ¿Fue advertido Moise? Si es así, ¿por qué Departamento?

A esta historia le deberían crecer las piernas. Un jefe de Estado ha sido asesinado en nuestro patio trasero, y el DOJ, la DEA y el FBI lo sabían de antemano y no dijeron nada, o realmente no detectaron la amenaza y son culpables de malversación o incompetencia. Cualquiera de estos resultados es malo. Unos duros cuestionamientos sacarán a la luz los hechos de este caso.

El presidente de Haití fue torturado y brutalmente asesinado en su casa. Como jefe de Estado, penetrar en su casa y dormitorio para torturarlo y asesinarlo es casi inaudito. ¿Dónde estaban los componentes de seguridad del círculo interior, el círculo exterior y el perímetro? ¿Cómo fueron penetrados con éxito los tres? El éxito del plan operativo para asesinarlo indicaría una habilidad y una planificación previa considerables. La brutalidad de su tortura y asesinato presenta interrogantes. Se ha enviado una señal clara.

A medida que los detalles continúan apareciendo y las declaraciones de los asesinos capturados son más claras, los vínculos con la aplicación de la ley de Estados Unidos y sus programas regionales de lucha contra el narcotráfico van apareciendo. También la amplitud y profundidad de la corrupción política de la administración de Moise.

Los miles de millones de dólares de los impuestos estadounidenses vertidos en Haití durante las cuatro administraciones estadounidenses anteriores son impresionantes. Por ejemplo: el Gobierno de los EEUU proporcionó fondos para realizar un estudio de renovación de un muelle de combustible que captura la escala del robo a simple vista.

El Gobierno de EEUU licitó un estudio de idoneidad del muelle y se pagaron $ 4.5 millones por él. El estudio nunca se realizó porque el muelle era imposible de reacondicionar. Fue una pérdida total de tiempo y dinero. Se encargó el estudio, el muelle fue declarado inadecuado y se redactó un memorando que lo decía. Los $ 4.5 millones desaparecieron y el tema se cerró en los libros oficiales. Caso cerrado.

Pídale a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, el FBI y la DEA un informe sobre los orígenes y la propiedad de todas las armas recuperadas que estaban en poder de los asesinos.

Este lío es solo el último ejemplo de la desorganización incontrolable e irresponsable del aparato de inteligencia y de la aplicación de la ley estadounidense. El FBI y la DEA parece tener informantes amateur y peligrosos.

Espero saber pronto que la CIA y la inteligencia militar también tienen vínculos con algunos de estos operativos. Este último fracaso será muy difícil de esconder debajo de la alfombra. Cuando un jefe de Estado muere, seguirán llegando noticias y preguntas mundiales.

El centro logístico haitiano para el tráfico de estupefacientes y seres humanos sigue adelante sin Moise

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes