Redes sociales

Veterinaria en Santiago cierra tras denuncia de maltrato animal

El caso ha escalado tanto que hasta se dice que hay intentos de suicidio. En el video se muestra a la perrita en estado de alerta, agresiva. Su dueña le intenta tocar y el animal le lanza mordidas y llora.

Por Servicios de Acento.com.do


SANTO DOMINGO-. Las redes sociales sirvieron de válvula para denunciar una clínica veterinaria en Santiago de los Caballeros por maltrato animal. El establecimiento anunció este sábado la decisión de cerrar sus puertas, "hasta esclarecer la situación".

La denuncia todavía no ha sido formalizada, de acuerdo a una publicación que este domingo hizo el Departamento de Protección Animal del Ministerio Publico, que expresó en su cuenta de Instagram @proteccionanimalmp:

Estamos esperando que la dueña de Amor (así se llama la perrita), del caso de maltrato en Santiago realice la denuncia ante una fiscalía para poder tomar acción.

Compartir

La alerta la levantó Silvia Cárdenas, conocida en Instagram como @lachamard, quien utilizó las historias de Instagram para mostrar su mala experiencia con la clínica Happy Tail Centro Veterinario, a la que acudió para que le bañaran a su perrita, Amor.

"Ustedes saben que así como les vivo publicando cosas buenas... También les publico lo malo y en el día de hoy traje a 'Amor' a esta veterinaria...", arranca la historia de esta denuncia en la que Cárdenas muestra imágenes de la fachada de Happy Tail, ubicada en el sector La Moraleja, en Santiago.

En el video que colgó en su cuenta se muestra a la perrita en estado de alerta, agresiva. Su dueña le intenta tocar y el animal le lanza mordidas y llora.

"No se qué le pasó, si le pegaron, si la maltrataron o si se les cayó. Lo cierto es que Amor está en este estado, temblando de frío, pero aparte se queja de dolor, esta muy agresiva", se lamentaba entre sollozos Silvia Cárdenas, quien informó en la misma red que luego del incidente llevó al animal a su veterinario de confianza; le hallaron sangre en su ojo, en la boca y le faltaba un colmillo superior.

Cárdenas también publicó en su historia un video de una cámara de seguridad donde se muestran a dos empleados de la veterinaria maniobrando al perro, un Yorkshire de raza pequeña, con fuerza.

Al anunciar su cierre este sábado, la clínica pidió empatía debido a que por esta situación, uno de los trabajadores atentó dos veces contra su vida. Este fue el mensaje:

"Buenas tardes, estimados cliente desde lo más profundo de nuestro corazón le informamos que por motivo de los recientes acontecimientos y al bulling cibernético que estamos recibiendo y por la protección de nuestros empleados, como equipo hemos tomado la decisión de cerrar nuestras puertas hasta esclarecer la situación.

El video que circula en las redes esta cortado dejando por fuera la evidencia que desde que llegó al establecimiento la mascota estaba alterada desde que se trató de sacar de su bolso de paseo, siendo esta la segunda vez que asistía para su servicio de baño; la primera vez fue hace mes y medio sin incidencia....

Del mismo modo agradecer por estos  años de trayectoria  ininterrumpida; también queremos informar que debido a la situación causada un miembro de nuestro personal ha atentado 2 veces contra su vida. Como seres humanos pedimos un poquito de colaboración y empatía para las personas involucradas así evitar una tragedia".

Silvia Cárdenas recibió y compartió, después de publicar su denuncia, mensajes de otras experiencias similares en el mismo lugar. Una, en particular, cuenta un caso donde la clínica reconoció la negligencia, porque uno de sus veterinarios no se encontraba disponible por un problema de salud y el perrito en cuestión terminó quedando ciego.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes