Actualidad

Un año prisión preventiva a policía acusado de asesinar adolescente Cienfuegos

Por Carolina Batista/Acento.com.do


SANTIAGO, República Dominicana.- El  juez Luis Nóvel, del Tribunal de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago, mandó a la cárcel de Rafey, al raso de la Policía Nacional, Franklin Joel Gómez,  tras un dictamen de prisión preventiva por año, tras ser involucrado en la muerte del adolescente de 14 años de edad, Rafael de Jesús Blanco Revi, baleado el viernes en una protesta en el barrio La Gloria, Cienfuegos.

“Gracias a Dios se hizo justicia y que no imperó la impunidad”, atinó a decir Julio César Blanco, identificado como  padre de la víctima.

El agente Franklin Joel Gómez alega que hizo el disparo al tener que repeler una agresión a pedradas, tiros y botellazos en el barrio El Semillero, Cienfuegos, Santiago. Junto a Gómez estaba  Jonathan José Beato Burgos, también raso, contra quien se esperan se conozca otra medida de coerción.

El adolescente Rafael de Jesús Blanco Revi, quien residía en el barrio El Semillero, fue  baleado la noche del viernes, tras un presunto enfrentamiento de un grupo que protestaba por arreglo de calles y los agentes policiales, quienes se vieron compelido, actuar con las armas, según explicó la vocera del Comando Regional Cibao Central de la Policía Nacional, la segundo teniente Yudis Blanco.

La  muerte del adolescente ha devenido en  violentas protestas sobre todo la noche del sábado  luego del sepelio del  menor,  quien murió tras ser impactado por una bala que alcanzó su pecho.

La Policía puso a disposición de la justicia a los dos agentes,  las versiones recogidas sobre el hecho dan cuenta de que el adolescente,  pasaba por los alrededores de lugar donde se  hacía una protesta en el barrio La Gloria, en el momento en que  un grupo atacó a los agentes con una agresión a pedradas y botellazos en la calle primera del barrio La Gloria.

También los manifestantes protestaron por la muerte del mecánico Juan Carlos Martínez Rivas de 30 años de edad, quien  murió pasada las 8:00 de la noche de un disparo de escopeta, atribuido  al vigilante Roberto De Los Santos Báez, 41 años,  que cuidaba el cementerio de El Ingenio, donde  asistió al entierro del menor.

La versión policial da cuenta de que Martínez Rivas fue confundido con un ladrón, razón por la cual el guardián De los Santos Báez,  actuó.

Martínez Rivas, habría ido al sepelio del menor, pero presuntamente estaba borracho y se quedó dormido en la tumba,  donde fue hallado por el vigilante, que entró en conflicto  y disparó en su contra con la escopeta que  con la que presta servicio.

El cadáver de Martínez Rivas fue trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para fines de autopsia, mientras el guardián fue apresado, para fines de investigación.

La noche del domingo 20 de octubre del 2013, manifestantes quemaron neumáticos y lanzaron escombros en la avenida Tamboril, así como en las calles 5, 6 y 10,  por para exigir justicia por la muerte del mecánico Martínez y del adolescente Blanco Revi.

El  adolescente de condiciones especiales era apadrinado por el Children International, institución centrada en la niñez, que promueve programas de bienestar y desarrollo en comunidades pobres de la República Dominicana. El  menor cursaba el quinto grado en la escuela Rafaela Jiminián de sector de Cienfuegos.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes