Actualidad

Tornado derriba árboles y daña agricultura en San Francisco de Macorís

Por Gustavo Olivo Peña


SAN FRANCISCO DE MACORÍS.- Un tornado afectó a esta ciudad, derribando árboles, letreros y cables del tendido eléctrico, y provocando la suspensión del servicio de energía eléctrica.

No reportó de personas heridas a causa del fenómeno natural.

El tornado, que se sintió al caer la tarde este sábado, provocó daños a las plantaciones agrícolas en la zona rural de esta demarcación.

Esta noche toda la ciudad continuaba totalmente a oscuras.

Las fuertes brisas acompañadas de un torrencial aguacero, estuvieron precedidas de un sofocante calor y el oscurecimiento del cielo.

El Director Regional de la Defensa Civil, Rafael Almarante Cepeda, informó que los fuertes vientos del tornado derribaron árboles y letreros comerciales en las principales calles y avenidas de la ciudad.

En la avenida Libertad, en la calle Nino Rizek, en la carretera San Francisco de Macorís-Las Cejas, y carretera San Francisco-Villa Tapia, varios árboles fueron derribados por los vientos.

En la comunidad rural de Hatillo, en las proximidades de la escuela, se desplomó un enorme árbol provocando obstrucción del tránsito.

El área  fue despejada por brigadas de la Defensa Civil, del Cuerpo de Bomberos y de la Policía, restableciéndose el tránsito vehicular.

En tanto que en el Hospital Regional San Vicente de Paúl, la caída un árbol ocasión serios daños a un vehículo que se encontraba estacionado.

También en importantes avenidas de la ciudad letreros comerciales fueron derribados.

Reporteros de Acento.com.do hicieron esfuerzos por contactar a algún funcionario de la empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (Edenorte), para conocer la evaluación general de los daños al sistema energético en la zona, así como también sobre el apagón general que afecta a toda la ciudad, pero no fue posible obtener una respuesta.

En los últimos días los habitantes de San Francisco de Macorís han estado sometidos a los rigores de las altas temperaturas.

El comienzo de la semana que termina comenzó con temperatura máxima de  37.5 grados Celsius, lo que unido a la humedad de la masa de aire se percibe a unos 40 grados Celsius, provocando un calor sofocante.

Este sábado el día inició  bastante caluroso, pero pasadas las 4:30 de la tarde el cielo oscureció repentinamente y comenzaron los vientos a azotar la ciudad, acompañados de fuertes aguaceros que durante más de una hora estuvieron cayendo sobre la ciudad.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes