Actualidad

Roban recién nacida de los brazos de su madre

Por Romilka Pérez

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Una madre (cuyo nombre se omite por ser menor de edad), denunció este jueves que dos mujeres le arrebataron de sus brazos a su hija con tan solo tres días de nacida.

La víctima, quien se querelló vía el Departamento de Trata de Personas de la Policía Nacional, declaró que una de las mujeres que le arrebataron a su hija, hizo contacto con ella en el hospital, justo el día en que nacería su hija.

La joven argumentó que tuvo comunicación con la señora en momentos que caminaba dentro del recinto sanitario para completar los centímetros que indicaban el inicio de su labor de parto.

Explicó que en la conversación la señora le preguntó su edad, si trabajaba, si tenía otros hijos y si tenía marido.

Agregó que se motivó a conversar con la señora a la cual ni su nombre conoce, porque esta le dijo que era cristiana y que trabajaba en una fundación dedicada a prestar ayuda a mujeres de escasos recursos como ella.

En su relato, la joven madre dice que producto de la confianza que le despertó la señora, y quien le prometió ayudarla con pañales, leche y otros insumos, decidió intercambiar teléfonos.

“La señora le dijo a mi prima que fuera a comprar un pica pollo para el niño (aparentemente de 3 de años), mientras me echó una sustancia blanca en la cara, que seguido perdí el conocimiento y me dejó sin fuerzas para impedir que me quitara la niña”, dice.

Compartir

El robo de la niña  sucedió tres días después, cuando la señora en una llamada le insistió que fuera al “Parque de los diabéticos”, en el sector Los Mina, Santo Domingo Este, para entregarle lo que ya previamente le había prometido.

La señora le dijo que en su trayecto se encontraría con otra mujer con la descripción de que estaba embarazada, y que también recibiría una ayuda.

La joven, que vive en el sector Caracol del municipio Boca Chica, dice que confiada asistió al lugar con su hija recién nacida, otro bebé aparentemente de 3 años y una prima, pero nada pasó como esperaba.

“La señora le dijo a mi prima que fuera a comprar un pica pollo para el niño, mientras me echó una sustancia blanca en la cara que seguido perdí el conocimiento y me dejó sin fuerzas para impedir que me quitara la niña”, dice.

La madre que aún se muestra espantada por lo ocurrido, pide a las autoridades que la ayuden a recuperar a su bebé, ya que desde entonces, no ha logrado sostener contacto con sus agresores porque los teléfonos están apagados

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias