Actualidad

Profesores acusan cura de expulsarlos arbitrariamente de las aulas

Por Gustavo Olivo Peña


SANTIAGO, República Dominicana.-Siete profesores del Instituto Politécnico Industrial de Santiago (IPISA) denunciaron que llevan  dos meses y una semana en la intemperie, matando mosquitos  y sentados en bloques debajo de los árboles, tras ser expulsados de las aulas  por  el director del Centro Salesiano, sacerdote Jesús Baltazar Santana Pérez.

Explicaron que todos los días, de manera puntual acuden al centro educativo, en cumplimiento de sus horarios y a pesar de la decisión del cura, quien les  ha prohibido entrar a las aulas, debido a que las exige que abandonen la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), el sindicato de los educadores dominicanos.

Asimismo, dijeron que el sacerdote los acusa de presuntas acciones subversivas en contra el IPISA.

Los profesionales de la educación, que acumulan trayectorias entre 3 y  25 años de labor en este centro educativo, denunciaron que fueron apartados de las aulas el 01 de agosto del 2013 y que desde entonces no se les permite ni hablar con personal del politécnico, y no se les explica el motivo de su desahucio.

Afirmaron que el sacerdote los señala como las ovejas negras del IPISA.

Los maestros alegaron que la separación de las clases se ha hecho de manera irregular por la presión del sacerdote Santana Pérez.

Detallaron que aunque todavía cobran sus salarios y no registran amonestación del Ministerio de Educación, temen ser cancelados. Dijeron que han comenzado a ser  sustituidos por nuevos maestros seleccionados por el sacerdote, que supuestamente obedecen todo lo que se les ordena, sin quejarse ni denunciar nada.

Los profesores son dirigentes de la ADP, incluidos algunos que forman parte de la directiva local del gremio, como es el caso de la profesora de matemática, Basilia Bello, con 11 años de experiencia en este centro educativo. Los maestros afirmaron que de los miembros de la APD, solo fue dejado en las aulas.

Además de Basilia Bello, el sacerdote Santana Pérez sacó de las aulas al ingeniero Pedro Trinidad, con 25 años en el centro; al ingeniero en electricidad Alexander De la Rosa, quien lleva 14 años de servicio en IPISA, y a la ingeniera en informática Analda Bretón, con  11 años  de labor.

Otros maestros que cumplen el horario debajo de los árboles son la  educadora Rosario Cruz,  profesional de letras, con cinco años de  trabajo;  Ailyn  Burgos, profesional de la contabilidad, con cuatro años, y Nuris Hernández, profesora de español, con tres años de servicio.

Se quejaron del lunes el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, se presentó al IPISA, para conocer la situación, pero sólo se reunió con personal de la dirección del centro y se negó a escuchar al grupo de profesores.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes