Actualidad

Plan de Trump apoya armar a los maestros, contratar a veteranos y evita cambiar los límites de edad

Por Servicios de Acento.com.do

WASHINGTON-DC, Estados Unidos.-La Casa Blanca anunció el domingo por la noche su respaldo para un nuevo programa del Departamento de Justicia que ayudaría a los estados que buscan capacitar a maestros y otro personal escolar para portar armas de fuego, como parte de un paquete de medidas para frenar la violencia escolar.

Es decir, que trabaja en un plan para dar entrenamiento de armas de fuego a los maestros, mientras se aleja de los movimientos opuestos por los cabilderos de las armas, como elevar el límite de edad para comprar algún tipo de armamento.

El presidente estadounidense, Donald Trump hace un llamamiento a los estados para que adopten las llamadas leyes de “bandera roja” para permitir que las autoridades retiren las armas de individuos que un tribunal determine que son una amenaza para ellos mismos o para otros, según recomendaciones publicadas. El paquete de medidas tiene como objetivo hacer que las escuelas sean más seguras después de una serie de tiroteos mortales, dijo.

Las medidas aprobadas por Trump no llegan al nivel de las esperadas, incluido un llamado para que los estados eleven la edad mínima para comprar ciertas armas. La idea, respaldada en ocasiones por Trump, pero con la oposición de la Asociación Nacional del Rifle, fue apoyada el domingo por la mañana por el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Raj Shah. “El Presidente ha dejado claro que sí apoya aumentar la edad hasta los 21 años para ciertas armas de fuego”, dijo Shah durante una aparición en el programa “This Week” de ABC. En una conferencia telefónica con reporteros, dos funcionarios del gobierno no explicaron por qué la propuesta fue excluida.

Se le ha pedido al Departamento de Justicia que elabore programas que ayuden a las escuelas a asociarse con las autoridades policiales estatales y locales que pueden proporcionar capacitación en el uso de armas por aquellos que se ofrecen como voluntarios para hacerlo. La Casa Blanca también dijo que apoyaría a los veteranos militares activos y a los agentes de la ley retirados en nuevas carreras en educación.

Una encuesta de NBC News / Survey Monkey realizada entre el 26 y el 28 de febrero mostró que el 56 % de los encuestados no estaba de acuerdo con la propuesta de que los docentes lleven pistolas. Las respuestas siguieron las líneas de los partidos: los demócratas se opusieron por un amplio margen, mientras que los republicanos estuvieron de acuerdo con el concepto.

Los eventos relacionados con el control de armas dirigidos por estudiantes en Washington y en todo el país, apodados la Marcha por Nuestras Vidas, están programados para el 24 de marzo.

Compartir

“Armar a los maestros es una respuesta absolutamente detestable a los tiroteos en las escuelas, con la oposición de las autoridades, los estudiantes y los educadores por igual”, dijo el senador Richard Blumenthal, un demócrata de Connecticut, en un comunicado. El anuncio fue “más charla y teatro que acción”, dijo.

Las propuestas fueron descritas por la Casa Blanca el domingo como la culminación de semanas de reuniones que el presidente y altos funcionarios han realizado desde el tiroteo del 14 de febrero en una escuela secundaria en Parkland, Florida, en el que murieron 17 personas. Ese incidente ha revitalizado nacionalmente el debate sobre el control de armas.

La Casa Blanca también reiteró su apoyo a dos leyes que el Congreso está considerando: la Ley Fix NICS, que penalizaría a las agencias federales que no informan los antecedentes penales importantes; y la Ley STOP, contra la violencia escolar, que proporcionaría nuevos fondos para programas de seguridad escolar.

Un funcionario de la administración dijo que la Casa Blanca estaba respaldando esas medidas porque ambas podrían aprobarse en poco tiempo, mientras que una mayor revisión de antecedentes tendría un camino más difícil en el Congreso.

Cambios de rumbo

En cuanto a las verificaciones de antecedentes y otros asuntos, Trump ha ofrecido posiciones inconsistentes sobre el control de armas desde la masacre de Parkland, lo cual complica los esfuerzos en el Congreso para aprobar alguna legislación en respuesta.

Trump expresó su apoyo el mes pasado para la verificación de antecedentes patrocinada por el senador de Pensilvania Pat Toomey, un republicano, y el senador de West Virginia Joe Manchin, un demócrata., mientras que también insinuó que tal vez el proyecto de ley no llegó más lejos por temor a la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

La NRA, el poderoso grupo de cabildeo de la industria de las armas que gastó US$30 millones en la elección de Trump, ha expresado su apoyo a ambos proyectos de ley, pero se resiste a medidas más estrictas.

Las recomendaciones de Trump tampoco se corresponden con algunas de las ideas que discutió durante múltiples reuniones de una hora frente a las cámaras de noticieros, incluido un sistema de verificación de antecedentes más sólido y la sugerencia de que se tomen armas de personas consideradas peligrosas sin buscar primero una orden judicial.

Bump Stocks

Después de la última declaración, el presidente se reunió en privado con la ANR, cuyos líderes dijeron que había retrocedido. Pero Trump todavía está presionando a la NRA en su apoyo para aumentar la edad de algunas ventas de armas. El estado de la Florida la semana pasada aprobó una ley que hace justamente eso, y la NRA la desafió de inmediato en los tribunales.

El Departamento de Justicia envió el sábado una propuesta de reglamento a la Oficina de Administración y Presupuesto que prohibiría la venta de dispositivos de aceleración de disparos (bump stocks), que modifican los rifles semiautomáticos para permitir que sean disparados más rápidamente, agregándolos a la definición de “ametralladora” que ya está prohibida por la Ley Nacional de Armas de Fuego y Control de Armas.

En general, el Congreso está estancado sobre el tema. Ninguna de las cámaras ha avanzado en la legislación para realizar cambios a las leyes de armas desde el tiroteo en Marjory Stoneman Douglas High School de la Florida, incluso cuando los estudiantes que sobrevivieron al ataque han iniciado un floreciente movimiento político para presionar a los legisladores.

Los eventos relacionados con el control de armas dirigidos por estudiantes en Washington y en todo el país, apodados la Marcha por Nuestras Vidas, están programados para el 24 de marzo.

Movimientos de la secretaría de Educación

Además de los pasos de la administración Trump para ayudar a los estados en el entrenamiento de armas de fuego para maestros y personal de la escuela, la secretaria de Educación, Betsy DeVos, presidirá una nueva comisión gubernamental que explorará medidas para prevenir la violencia escolar, tras el tiroteo ocurrido el mes pasado en Parkland, Florida, que dejó 17 muertos.

DeVos dijo que la comisión incluiría maestros. Un alto funcionario de la administración dijo que se esperaba que el trabajo se completara dentro de un año. El funcionario dijo que los fondos existentes del Departamento de Justicia se usarían para ayudar a los estados y para reforzar sus programas de personal escolar armado ".

La mayoría de los legisladores republicanos y demócratas han dicho que se oponen a un esfuerzo para armar a los maestros.

La secretaria de Educación ha sido uno de los miembros más criticados del gabinete del presidente Trump, pero DeVos dice que eso se debe “más a un problema de incomprensión que cualquier otra cosa

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes