Actualidad

Nace colectivo que mete en el mismo saco al Gobierno y a la oposición

Por Servicios de Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El colectivo que se autodenomina LA PLAZA ALZÁ, y que informó se ha constituido al calor de las protestas que se escenifican frente a la JCE desde las frustradas elecciones municipales, anunció su nacimiento exigiendo a candidatos y candidatas a expresar “su compromiso manifiesto con las demandas políticas, sociales, económicas, ambientales y culturales para una República Dominicana justa e inclusiva”.

Se dice partidario de que “el pueblo siga en las plazas y en las calles para que, en lugar de que los poderosos determinen la solución que más les convenga en esta crisis, sea la ciudadanía la que diga cómo y cuál es el camino a seguir”.

Se trata, dijo en un manifiesto denominado "Comunicado de la ciudadanía indignada", de hacer “valer nuestros derechos, libertades y las justas demandas acumuladas”.

"Denunciamos el entreguismo del Gobierno, en connivencia con la oposición tradicional que ha llegado a ceder nuestra soberanía y funciones esenciales del Estado a la Organización de Estados Americanos (OEA), entidad que patrocinó la invasión norteamericana en 1965 y que atenta contra la democracia en distintos países de nuestra región", se lee en el escrito de dos páginas.

También denuncia "el servilismo del Gobierno y la oposición ante el CONEP (Consejo Nacional de la Empresa Privada), representantes del poder económico y contrarios a los intereses del pueblo", sostuvo.

Recuerda, además, que el presidente de la República, Danilo Medina, convocó recientemente a sesiones parlamentarias para la aprobación de normas tales como la ley de Alianzas Público-Privadas y la ley de Transparencia y Revalorización Patrimonial, "que ofrece privilegios y perdonazos a quienes se han enriquecido sin transparentar su patrimonio ni pagar impuestos", remarcó sobre esta última.

Asimismo expresó su repudio a la reforma que permitió "el aumento de las ganancias para las AFP" y, en definitiva, pide construir "la democracia dominicana y la alternativa de la ciudadanía,  basada en elecciones confiables, derechos civiles y políticos, justicia, igualdad e inclusión, sin discriminación social".

El fin de la corrupción, impunidad, repartición y captura de las instituciones, un presupuesto general del Estado transparente y al servicio de los derechos del pueblo, educación, salud y pensiones dignas, de calidad, universales y no mercantilizadas también destaca entre la ruta de lucha de esta instancia.

"No más ARS ni AFP" y sí "salarios justos; justicia fiscal; libertad y derechos sindicales; defensa de la producción nacional y la seguridad alimentaria" también son nombrados junto a la exigencia de "derechos plenos de las mujeres y lucha contra la violencia de género, fin a la depredación del medio ambiente y de las políticas racistas".

Derecho a la vivienda, a los servicios básicos y al hábitat en condiciones humanas y dignas; y otras demandas relevantes para los diversos los sectores de la ciudadanía "activa y movilizada" aparecen destacados al final del texto del colectivo LA PLAZA ALZÁ, que propone que se siga "de pie en las plazas y calles, manifestándonos y exigiendo" cinco reivindicaciones centrales:

  1. Elecciones limpias y democráticas en marzo y mayo de 2020. Asimismo, contar con Verdad y Justicia mediante la investigación y sanción de los implicados en el fraude electoral del 16 de febrero de 2020.
  2. Reestructuración integral de la Junta Central Electoral, demandando la salida de quienes sean responsables directos o indirectos de los delitos electorales. Asimismo, la renuncia del Procurador General de la República y su plana mayor, sustituidos por personas honestas y creíbles, independientes del poder político y empresarial, aptas para investigar y castigar rigurosamente a quienes han cometido delitos y crímenes contra el país.
  3. Retiro de la OEA y cualquier otro organismo o plan injerencista sobre los asuntos internos del Estado y la nación dominicana, y rechazo a todo acuerdo de aposento entre cúpulas y poderes fácticos como salida a la actual crisis.
  4. Participación de un voluntariado ciudadano activo, no subordinado a los partidos del sistema ni a fuerzas foráneas, que haga verdadera contraloría social del proceso electoral.
  5. Ejercer el 15 de marzo y el 17 de mayo un voto consciente, exigiendo a candidatos y candidatas su compromiso manifiesto con las demandas políticas, sociales, económicas, ambientales y culturales para una República Dominicana justa e inclusiva.

 

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes