Actualidad

Multinacionales impugnan la JCE por la adjudicación de la nueva cédula de identidad

Por Carolina Batista/Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Tres reconocidas multinacionales, que participaron en el Concurso Público Internacional organizado por la Junta Central Electoral (JCE) para la nueva cédula de identidad dominicana, impugnaron el Acta de Adjudicación que favorece a Copy Solutions International (CSI).

La experimentada empresa alemana Caelum, la española Indra y la norteamericana Phyex han presentado de manera oficial sus impugnaciones y quejas oficiales en contra del proceso que llevó a cabo la JCE. Las tres compañías alegan que, por violaciones a la Ley e irregularidades en las evaluaciones, se debería anular la Adjudicación.

Francisco Álvarez, de la firma Headrick Rizik Álvarez & Fernández, apoderó al Pleno de la JCE de la impugnación de Caelum Dominicana. “En riguroso cumplimiento de la Ley 340/06, estamos agotando esta fase. Pero de ser necesario, acudiremos al Tribunal Superior Administrativo”, adelantó el abogado.

“Hemos detectado múltiples violaciones a la Ley y graves irregularidades en el proceso de evaluación. Los criterios de ponderación que se utilizaron, por ejemplo, se establecieron después de haber sido recibidas las propuestas, cuando deberían estar desde el inicio en el Pliego de Condiciones. Por otro lado, se modificó el Pliego en aspectos sustanciales algo que está estrictamente prohibido”, declaró Álvarez tras hacer entrega del documento legal.

Los criterios de evaluación, además de establecerse tardíamente, llegaron a ser ilógicos en algunos casos, violando los principios de razonabilidad y eficiencia que exige un concurso público. La puntuación total, por ejemplo, le otorgaba 12 puntos a la capacidad de la bandeja en las impresoras y solo 10 puntos al precio total del proyecto.

Los objetivos de la JCE con la licitación eran dotar a República Dominicana de un documento de identificación moderno, seguro y confiable, tanto nacional como internacionalmente. La propuesta seleccionada “ofrece un documento menos seguro y más caro que el actual”, según el abogado.

“La propuesta escogida no incluye diversos elementos, algunos de los cuales eran obligatorios. Su impresión no contempla datos variables en ultravioleta, el laminado será sin holograma, el reverso no contempla ningún elemento de seguridad y la huella digital no estará incorporada a la cédula, con lo cual no será biométrica. Hasta los gimnasios podrían tener un carnet de membresía más seguros que nuestro documento de identidad”, aseguró Álvarez.

Las enormes dudas existentes sobre el proceso, además de provocar la impugnación de Caelum, con exitosas experiencias en países como Estados Unidos, Irak, Egipto y Camerún, hizo que Indra presentara un pliego con las incongruencias detectadas y se retirara de la licitación, solicitando formalmente la anulación del proceso.

“El pasado viernes 5,Phyex también presentó su impugnación bajo argumentos parecidos a los de las otras multinacionales.Es desconcertante que elproyecto de la nueva cédulase le adjudicaraala inexperta CSI por un monto de 16.3millones de dólares.La propuesta de Caelum, que sí cumplía con todos los objetivos de confiabilidad y seguridad definidos en el pliego de la licitación, es 6.8 millones menos costosa”, puntualizó el abogado.

Según la impugnación de Caelum, de mantenerse la decisión de la adjudicación, República Dominicana se estaría atando por diez años a un documento de identidad menos seguro y más caro que el actual, muy desfasado de las cédulas inteligentes que, debido a su creciente implementación, se están convirtiendo en un estándar mundial.

Sobre los próximos pasos, el abogado afirmó que confía en que “Roberto Rosario y los demás miembros de la JCErevisen el Acta de Adjudicación así como las impugnaciones, comprueben la validez de los puntos que hemos presentado y tomen la decisión correcta”. El pasado 3 de diciembre, Rosario afirmó en el programa “Hoy Mismo” que el Acta de Adjudicación solo había sido revisada por la Comisión Técnica de la JCE.

Al finalizar su comparecencia ante los medios, Álvarez aseguró quepara resolver las necesidades de seguridad y calidad en laidentificación de los dominicanos, la JCE debe reiniciar el proceso con criterios de ponderación que respondan de verdad a los objetivos de seguridad del documento. “Corremos el riesgo de poneren peligro la protección de la identidad ciudadana”, dijo.

“Queremos contribuir con la cultura de transparencia que el presidente Danilo Medina ha estado promoviendo en su Gobierno. Los dominicanos merecen un documento de identidad que les garantice su seguridad. Por eso Caelum se ha visto obligada a impugnar un proceso plagado de irregularidades”, concluyó Francisco Álvarez.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes