El movimiento juvenil La Multitud solicitó a las instituciones vivas del país que se unan a su reclamo de declarar  como persona NO grata a la representante local del Programa  de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Valerie Julliand, como una manifestación de rechazo a la destitución del equipo encabezado por el economista Miguel Ceara Hatton en la Oficina de Desarrollo Humano de esa agencia.

El grupo indicó que Julliand es señalada como autora de la persecución contra los técnicos dominicanos en ese organismo y citó que se ha caracterizado por tener una “arrogancia inusitada y una actitud intolerante ante la independencia de pensamiento y profesionalidad de los investigadores Pavel Isa, Miguel Ceara Hatton y Rosa Cañete”, quienes se vieron obligados a abandonar la Oficina de Desarrollo Humano después de 8 años de labor.

La Multitud consideró la desarticulación de la Oficina de Desarrollo Humano como un “un acto bochornoso” que destruye el trabajo responsable y serio de estos técnicos y pone entredicho la libertad de pensamiento en la República Dominicana.

 “Los informes de desarrollo humano, desde el primero en 2005, han significado un salto cualitativo en el entendimiento y estudio de la sociedad dominicana, convirtiéndose en documentos de referencia para universidades e investigadores independientes”, sostiene el movimiento juvenil en un documento enviado a la prensa.

El grupo entiende, además, que la sociedad dominicana debe exigir una rectificación por parte de las autoridades del PNUD, y que esta la reactivación de la Oficina de Desarrollo Humano es la única garantía de que se completarán los informes provinciales que están en ejecución actualmente.