RED TRAFICABA MIGRANTES CHINOS

Las andanzas del general Cáceres Silvestre datan de 2012, cuando fue acusado de tráfico humano

El ahora mayor general Cáceres Silvestre vuelve a ser investigado, pero esta vez por la Procuraduría General de la República, porque supuestamente dirige un entramado de corrupción que envuelve más de 3 mil millones de pesos.

Por Julián Herrera

Adán Cáceres Silvestre

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Adán Cáceres Silvestre pasó de ser el centro de una investigación por tráfico ilícito de personas de nacionalidad china, a través deel Aeropuerto Internacional de las Américas Doctor José Francisco Peña Gómez (AILA-DJFPG), a ser el oficial de mayor poder al lado del presidente Danilo Medina (2012-2020).

Antes de estar en el centro del poder, en Palacio Nacional, en febrero del 2012 el entonces coronel Cáceres Silvestre fue investigado y suspendido de funciones como coordinador militar de la Dirección General de Migración en el AILA, por alegado vínculos con una red de tráfico de migrantes chinos, a la que, supuestamente, servía de contacto para recibir y permitir el paso de esos viajeros indocumentados.

La red de tráfico humano fue descubierta por organismos de inteligencia y de seguridad del Estado, que alertaron a las autoridades de Migración sobre la participación del oficial en el ilícito. Los orientales llegaban a través de Centro y Suramérica.

Informado del caso, el entonces director General de Migración, José Ricardo Taveras, dispuso la suspensión de funciones del ahora mayor general Cáceres Silvestres y autorizó una investigación contra los implicados.

El oficial fue sacado del aeropueto y sustituido por el mayor del Ejercito Santiago Mejía Fabián, por órdenes del general de brigada José Antonio Ramírez Ferreira, quien se desempeñaba como subdirector y coordinador general de la Dirección de Migración en los aeropuertos.

Conforme a la pesquisa llevada a cabo por el Departamento de Investigaciones de la institución, los chinos llegaban al país como supuestos inversionistas en vuelos comerciales procedentes de Panamá, Venezuela, Brasil y Colombia, y eran recibidos por personal de la Coordinadora Militar de Migración en el AILA, y posteriormente despachados por órdenes del coronel Cáceres Silvestre. Todo esto sin la debida autorización del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Junto al oficial fueron investigados dos supervisores de turnos y varios inspectores de migración, que luego resultaron cancelados por su alegado vínculo con la referida red delictiva.

En los interrogatorios realizados a varios de los asiáticos detenidos, a través de un traductor, confirmaron que pagaron entre 10 y 15 mil dólares para ingresar ilegalmente a la República Dominicana.

Una fuente consultada por periodistas de Acento reveló que la investigación contra el oficial Cáceres Silvestre se mantuvo estancada por influencia de un general con “poderes” en los gobiernos de Leonel Fernández y posteriormente en los de Danilo Medina. La fuente rehusó identificar al general.

En medio de la investigación que se prolongó por varios meses, el candidato del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina, ganó las elecciones de 2012 y Cáceres Silvestre, quien ya había trabajado con alto dirigente peledeísta en el Palacio Nacional, cuando ejerció de ministro de la Presidencia en los gobiernos leonelistas, fue llamado para dirigir la seguridad del entonces presidente electo. Desde allí se convirtió en el militar de mayor poder al lado del presidente Danilo Medina.

El ahora mayor general Cáceres Silvestre vuelve a ser investigado, pero esta vez por la Procuraduría General de la República, porque supuestamente dirige un entramado de corrupción que envuelve más de 3 mil millones de pesos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes