Actualidad

La insólita historia de las relaciones de Bob Menéndez con prostitutas en RD

Por Fausto Rosario Adames/Acento.com.do


MIAMI, Estados Unidos.- El diario El Nuevo Herald sigue investigando las informaciones aportadas por un supuesto informante que vincula a al médico Salomón Melgen y al senador por New Jersey Bob Menéndez con prostitutas, incluso menores de edad, en la República Dominicana.

Este domingo se hizo público un reportaje de las periodistas Melissa Sánchez y Kathleen McGrory, dando seguimiento a los lugares y contactos de las supuestas prostitutas. La historia periodística se titula “Sin rastro de supuestas prostitutas en escándalo ligado a Bob Menéndez”.

“El misterioso informante que denunció al senador demócrata Bob Menéndez por supuestamente viajar a República Dominicana para tener encuentros sexuales con prostitutas menores de edad respaldó sus acusaciones con gran detalle. Incluyó los nombres y descripciones de las mujeres, y en algunos casos, sus direcciones y números de teléfono”. De este modo las periodistas inician el reportaje.

Y cuenta que a pesar de los detalles, ahora nadie puede encontrar a esas mujeres. Diversos medios de comunicación de Estados Unidos han desplazado reporteros a la República Dominicana buscando detalles, entrevistas, visitando los lugares que se describen y procurando completar una historia creíble. Los primeros contactos resultaron fructíferos, pero luego se les desaparece todo.

“Una semana después de que se destapara el escándalo, las supuestas prostitutas han desaparecido. Un abogado que representaba a dos de ellas indicó que no se ha comunicado con sus clientes en meses”, dice la historia de El Nuevo Herald.

Un apartamento en Gazcue, donde algunas de las citas sexuales supuestamente ocurrieron ahora está vacío. Los teléfonos de las supuestas prostitutas ya están inactivos.

“No hay vínculos concretos entre Menéndez y las prostitutas. Sin embargo, las alegaciones del informante que se identificó como Peter Williams eran suficientemente serias para provocar una investigación del FBI. Algunas evidencias en Santo Domingo demuestran que, por lo menos, las mujeres que Williams describió sí existían”, dicen las reporteras.

Y a seguidas pasan a contar lo siguiente: Por ejemplo, está el caso del apartamento en el área de Gazcue, en Santo Domingo, donde según Williams ocurrieron varios encuentros sexuales entre Menéndez y algunas prostitutas. En correos electrónicos al Comité de Etica del Senado de Estados Unidos y la organización Citizens for Responsiblity and Ethics in Washington, Williams aseguró que el doctor Salomón Melgen, un amigo y donante a las campañas de Menéndez, alquilaba el apartamento para María, una prostituta brasileña, y Geraldine, una colombiana.

Durante una entrevista telefónica, la propietaria del apartamento aseguró que dos jóvenes con los nombres de Geraldine y María habían sido sus inquilinas el año pasado, y ofreció las nacionalidades correctas.

La propietaria, quien no quiso ser identificada, afirmó que no pensaba que las mujeres eran prostitutas y creía que eran bellas estudiantes extranjeras. Tampoco había conocido a Menéndez o Melgen.

El FBI está investigando las acusaciones de Williams, quien dijo que algunas de las mujeres eran menores cuando ocurrieron los supuestos actos sexuales. La prostitución es legal en República Dominicana. La investigación también está enfocada en varios viajes que Menéndez hizo en un avión privado del médico y si reportó estos viajes como regalos. La semana pasada, Menéndez admitió que había viajado a la isla con Melgen en tres ocasiones y le escribió un cheque por más de $58,000 para reembolsarlo por los gastos de dos de esos viajes.

De manera separada, la agencia está investigando a Melgen en conexión con un posible fraude al Medicare. La semana pasada, agentes del FBI realizaron una redada de su clínica de oftalmología en West Palm Beach.

Tanto representantes de Menéndez como Melgen han negado las acusaciones.

Los correos electrónicos de Williams a las autoridades fueron recibidas con un poco de escepticismo, en parte porque el informante no quería hablar en persona o por teléfono. Williams aseguró que estaba preocupado con la seguridad de las mujeres y no se quería convertir en un acusador célebre.

Pero había varios hechos concretos que el informante ofreció. Sabía las direcciones de las propiedades de Melgen en Santo Domingo y la zona exclusiva de Casa de Campo, donde supuestamente hubo varias fiestas con prostitutas. Conocía los nombres de algunos guardaespaldas y los de empleados de Melgen.

También identificó a la rusa “Svetlana B”, quien vive en Miami y quien frecuentemente acompañaba a Melgen en su avión privado a fiestas en Republica Dominicana.

“Esta joven es una de las participantes regulares de las actividades que el doctor coordina para el senador”, escribió Williams. “Ella ha viajado con ellos en el avión, los ha acompañado en el yate y varias veces ha visitado la casa del doctor”.

Registros públicos indican que una mujer que se llama Svitlana Buchyk estuvo involucrada en un accidente de tránsito en un Chevrolet Impala en la calle Miracle Mile en Coral Gables en el 2010. El auto pertenecía a la esposa de Melgen. Buchyk reportó en ese entonces que vivía en la casa de Melgen en North Palm Beach.

El jueves, Buchyk habló brevemente con una reportera de The Miami Herald y explicó que había trabajado para Melgen en el pasado. Pero Buchyk no quiso responder a preguntas sobre el tipo de trabajo que realizaba para el doctor y lo defendió con entusiasmo, especialmente cuando se le pregunto sobre sus relaciones con mujeres.

“Es una persona increíble”, afirmó Buchyk. “Siempre está con su familia. No hay nada más que puedo decir”.

Buchyk agregó que había muchas mujeres que querían estar con el doctor.

“Me trató muy bien”, dijo. “Tenía dinero. Era muy generoso”.

No todos los detalles en los correos electrónicos de Williams eran correctos. Por ejemplo, incluyó el número de teléfono de una mujer que se llama Yaneysi Fernández, quien supuestamente era una de las “muchachas favoritas” del senador. El teléfono ahora está desconectado.

También ofreció un número para María y Geraldine, la brasileña y la colombiana. Sin embargo, ahora este número pertenece a Mileyi Bencosme, quien dijo que lo consiguió hace seis meses.

Bencosme, de 50 años, quien vive en Santiago de los Caballeros —alrededor de dos horas de Santo Domingo—, dijo que jamás ha conocido a estas mujeres. Pero en la última semana, ha recibido decenas de llamadas de periodistas de Nueva York, Washington D.C., Los Angeles y otras ciudades, buscando a las mujeres. Casi todas las llamadas eran en inglés.

“Esta mañana alguien me llamó de nuevo, preguntándome quién soy yo”, afirmó Bencosme. “La pregunta es: ¿Quiénes son estas mujeres?”

Vinicio Castillo Semán, un primo de Melgen, aseguró que pedirá una investigación formal por parte de las autoridades dominicanas para determinar quién está detrás de las acusaciones.

“Estas historias sobre las prostitutas han sido fabricadas y es una chismografía barata y falsa”, declaró Castillo Semán, quien también ha sido acusado de organizar fiestas con prostitutas para Menéndez. “Este escándalo se generó desde la nada”.

El reportaje de Melissa Sánchez y Kathleen McGrory tuvo la colaboración de los reporteros Amy Sherman, Daniel Chang y Marc Caputo de The Miami Herald.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes