Actualidad

ICRICT complacida en integrar Grupo ONU de Responsabilidad Financiera

Por Servicios de Acento.com.do


https://www.youtube.com/watch?time_continue=14&v=Fx6jEIz3H-4&feature=emb_logo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Corporativa Internacional (ICRICT, por sus siglas en inglés) expresó su complacencia de que tres de sus comisionados (su presidente, José Antonio Ocampo, Irene Ovonji-Odida y Magdalena Sepúlveda) hayan sido nombrados miembros del Grupo de Alto Nivel sobre responsabilidad financiera internacional, transparencia e integridad para el logro de la Agenda 2030 (FACTI) en representación de Latinoamérica.

El Grupo acaba de ser activado por la Presidencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas y la Presidencia del Consejo Económico y Social de la Institución.

EVASIÓN

La recaudación fiscal es tal vez el principal obstáculo para la consecución de los Objetivos del Programa de Desarrollo Sostenible para 2030. De hecho, es por eso que la Agenda 2030, que tiene como objetivo, entre otras cosas, la erradicación de la pobreza ha establecido la movilización de los ingresos como un

objetivo en sí mismo.

La evasión y el fraude fiscal por parte de las multinacionales y los súper ricos constituyen un ingrediente central de los flujos financieros ilícitos. Este fenómeno erosiona la capacidad de los Estados para recaudar ingresos y socava directamente los esfuerzos de la comunidad mundial por lograr el éxito de la Agenda 2030.

La pérdida directa de ingresos tributarios generada por los esquemas de evasión fiscal

de las multinacionales impide que los gobiernos cumplan con su responsabilidad de movilizar todos los recursos disponibles para la realización de los derechos humanos y los objetivos de desarrollo sostenible y condenan así a millones de personas en todo el mundo a la pobreza.

Como se señala en el Informe sobre la financiación del desarrollo sostenible de 2019 de las Naciones Unidas, la evasión fiscal afecta especialmente a los países en desarrollo, porque sus gobiernos tienden a depender más de los ingresos del impuesto sobre la renta empresarial y porque los beneficios declarados por las empresas son más sensibles a los tipos impositivos que en los países desarrollados.

El Fondo Monetario Internacional ha estimado que los países de la OCDE pueden estar perdiendo 400 mil millones de dólares en ingresos fiscales cada año debido a la deslocalización artificial de beneficios hacia paraísos fiscales, y 200 mil millones de dólares adicionales en el caso de los países no OCDE.

El ICRICT está convencido de que en estos momentos coinciden tanto una urgencia histórica como una oportunidad sin precedentes de llevar a cabo una reforma significativa del sistema internacional de tributación de las grandes empresas así como de la arquitectura tributaria internacional.

Por ello, dice, “esperamos con interés el resultado de las negociaciones en curso sobre el Marco Inclusivo de la OCDE en materia de tributación empresarial. Pero el resultado que se alcance en este proceso a lo largo de 2020 no debe ser visto como un punto final, sino más bien el primer paso hacia la creación de una arquitectura de gobernanza fiscal internacional verdaderamente justa”.

Para hacer frente a los desafíos mundiales como el aumento de la desigualdad, el cambio climático, el desarrollo y la migración forzosa se necesita una comunidad de Estados bien financiados dispuestos a coordinarse eficazmente.

Los desafíos mundiales exigen que las instituciones mundiales antepongan

los intereses del conjunto de la ciudadanía mundial, articulados en base a principios multilaterales reforzados.

Por esta razón, las Naciones Unidas deberían garantizar desempeñar un papel más

decisivo en el establecimiento de las normas del sistema tributario internacional y en el

fortalecimiento de la cooperación fiscal.

Por consiguiente, para promover la rendición de cuentas, la transparencia y la integridad financieras se necesitarán nuevas reformas de las normas tributarias internacionales y de la arquitectura institucional internacional.

“Esperamos que el Grupo de Alto Nivel pueda contribuir a impulsar soluciones eficaces

para el desarrollo sostenible y las instituciones inclusivas a nivel mundial”, ham declarado los miembros de ICRICT

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes