Actualidad

Entramado de corrupción en la OISOE compromete otras cuatro empresas

Según la CCRD, la OISOE declaraba de urgencia los procesos de compras de equipos médicos y otros insumos para hospitales, sin la debida aprobación de la Contraloría

Por Julián Herrera


El entramado de corrupción confirmado por la Cámara de Cuentas de la República (CCRD) que operaba en la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estados (OISOE), involucra a otras cuatro empresas que suplieron con equipos médicos y otros insumos a más de 50 hospitales y centros especializados, en los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo medina.

Además de la empresa Domedical Supley de Alexis Medina, hermano del expresidente Danilo Medina Sánchez, figuran en la auditoría de la Cámara de Cuentas las compañías suplidoras Tools & Resoucer Entreprises-Torreen, SRL; Supra Lab, SRL y García Smeter Soluciones para Construcción SLR, en sus puestas irregularidades en los procesos de compras, construcción y equipamientos de hospitales.

La supuesta estructura corrupta que operó en la OISOE, desde agosto de 2010 hasta agosto de 2020, afecto dinero público por más de RD$ 43 mil millones en 10 años, según una reciente Investigación Especial realizada a la entidad por la nueva Cámara de Cuentas.

Funcionarios de la OISOE firmaron múltiples contratos con suplidores, que luego eran modificados regularmente para adjudicar nuevas obras con montos mayores al original , basado en una supuesta declaratoria de compras de urgencia.

La entidad, según la CCRD, declaraba de urgencia los procesos de compras de equipos médicos y otros insumos para hospitales, sin la debida aprobación de la Contraloría General de la República (CGR).

La investigación revela que OISOE introdujo modificaciones irregulares al contrato original firmado con el Consorcio Sucumex-CCE, representado por Constructores Consultingand, C por A, para el diseño y equipamiento para dos hospitales Especializados: Traumatológico y Materno Infantil de Santiago.

Sin embargo, las autoridades de la OISOE modificaron el objeto base del contrato L2-012-2020, para favorecer a la referida compañía con nuevos equipamientos de otros hospitales como el Francisco Mocoso Puello, hospital Primicial Dr. Ricardo Limardo, Hospital Municipal de Cabral; Hospital Dr. Marcelino Vélez, así como los centros médicos Dr. Jaime Mora, Alejandro Cabral, el Francisco Mocoso Puello, Dr. Antonio Musa, el Rosa Duarte, el Hospital municipal de Polo, en Barahona, y otros tantos centros asistenciales del Ministerio de Salud Pública.

En la responsabilidad contractual, los auditores de la CCRD también confirmaron irregularidades como variación de precios en partidas con los mismos equipos, dentro de la cubicación; equipos con cambios de precios unitarios entre una cubicación y otra; adquisición de bienes formalizados mediante presupuesto de obras, así como pagos sin documentos soportes, ITBIS no transparentados, supervisión, diseño y publicidad dejada de deducir, entre otras irregularidades que afectan recursos públicos.

Según el órgano regulador externo, se encontraron anomalías similares en el contrato firmado con la compañía Tools & Resoucer Entreprises-Torreen, SRL, que comprometen legalmente por igual a funcionarios y contratistas.

La empresa fue beneficiada, en junio de 2012, con un contrato de RD$ 688 millones 398 mil 734 para equipamientos general y adecuación del bloque quirúrgico del hospital Morillo King, en la provincia La Vega.

La auditoría forense también consigna las mismas anomalías en el contrato PF- 033 de 2018 adjudicados a la empresa Dominical Supley, SRL, de Alexis Medina, y presentada por el señor José Dolores Santo Carmona, para equipamientos de seis hospitales en varias provincias.

Esta empresa también presenta irregularidades en los procesos de equipamientos médicos y no médicos de otros 16 centros de salud, que van desde sobrevaluaciones hasta pagos no justificados en perjuicio del Estado.

La supuesta mafia que operaban en la OISOE durante el periodo 2010 hasta agosto de 2020, también benefició con contratas millonarias a la empresa Supra Lab, SRL y García Smeter Soluciones para la Construcción, SRL, que ahora son cuestionada por la nueva Cámara de Cuentas de la República

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes