Actualidad

En Haití llaman a no viajar a República Dominicana, en protesta por TC 168

Por Gustavo Olivo Peña


Puerto Príncipe (EFE).- Cientos de personas se manifestaron este viernes en Puerto Príncipe en rechazo de una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de la República Dominicana, que niega la nacionalidad a los hijos de inmigrantes indocumentados y que afecta, en especial, a los descendientes de haitianos.

La actividad se produjo próximo a la embajada de la República Dominicana y algunos de los participantes llamaron a no viajar a la vecina nación, que conforma con Haití la isla caribeña La Española.

Los manifestantes pidieron al Gobierno del presidente, Michel Martelly, una posición firme respeto a la sentencia, que ha sido rechazada por organismos y países extranjeros y ha afectado la relación entre las dos naciones caribeñas.

Como medida de prevención, agentes de seguridad se apostaron en Petionville, sobre todo en los alrededores de la embajada dominicana, pero no se reportaran mayores inconvenientes.

El TC resolvió el pasado 23 de septiembre que los hijos de inmigrantes indocumentados que nacieron en RepúblicaDominicana a partir de 1929 y, por tanto, estén registrados como ciudadanos dominicanos, perderán ese estatus al considerarse que sus padres estaban en el país "en tránsito".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció que las violaciones al derecho a la nacionalidad en República Dominicana se han "agravado" tras el fallo del TC, y que considera "discriminatorio".

La CIDH concluyó hoy con una conferencia de prensa, una visita de cinco días a República Dominicana a lo largo de los cuales se entrevistó con el Gobierno, autoridades estatales y responsables de organismos, así como con representantes de la sociedad civil.

El presidente de la comisión, José de Jesús Orozco, denunció que un "número indeterminado pero muy significativo" de dominicanos han sido privados "arbitrariamente" de su nacionalidad, tras el fallo.

La Comisión observó que la sentencia afecta "desproporcionadamente" a personas sujetas a múltiples formas de discriminación, en particular con base en la raza y la pobreza.

El organismo criticó que el fallo tiene un "efecto discriminatorio" y reiteró que impacta principalmente a personas dominicanas de ascendencia haitiana -que son afrodescendientes-, priva de la nacionalidad retroactivamente y genera apátridas.

El fallo, inapelable, fue emitido a raíz de un recurso de revisión de amparo interpuesto por Juliana Deguis Pierre, de 29 años, contra la JCE por una sentencia de primera instancia que le negó la cédula de identidad y electoral.

Las autoridades dominicanas, sin embargo, aseguran que la sentencia abre la vía para regularizar el estatus de los inmigrantes indocumentados y su descendencia.

De hecho, el Gobierno dominicano aprobó el 22 de noviembre el Plan Nacional de Regularización de los extranjeros indocumentados, el cual beneficiará especialmente a los de origen haitiano, que representan casi el 90 % de la población foránea residente en el país.

De los 9,5 millones de habitantes que tiene el país caribeño, se verían afectados unos 240.000 según cálculos de la organización Human Rights Watch (HRW). EFE

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes