DISPUTA EN SECTOR DEL TURISMO

Empresario Hazoury advierte con acciones legales a directivos de Asonahores

La Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES) ha sido “secuestrada” por la familia Rainieri y ejerce monopolio, acusa.

Por Servicios de Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  El presidente de la empresa Aeropuerto Internacional de Bávaro y del Grupo Abrisa, Abraham Hazoury Toral, advirtió que iniciará acciones legales contra los directivos de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (ASONAHORES) que, “al margen del objeto social de la Asociación” y por un afán de monopolio, se opone al Aeropuerto Internacional de Bávaro que promueven sus empresas.

Esta oposición la atribuye a los representantes de una de las familias con mayores intereses en el sector, propietaria del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, la familia Rainieri, remarca en una comunicación enviada a la Junta Directiva y al Comité Ejecutivo de ASONAHORES.

En su extenso texto, Hazoury dice que valora la gestión de directivas anteriores de ASONAHORES y no la actual que, evidencia, subraya, “responden exclusivamente a los intereses” de lo que denomina “la dinastía de la familia Rainieri”.

Recuerda que Frank Ranieri, gestor y cabeza del Grupo Puntacana, ha sido presidente de ASONAHORES, como lo ha sido su esposa, Haydée de Rainieri, y lo es ahora su hija Paola Rainieri.

Asimismo, añade, han estado al frente de ASONAHORES Simón Suarez y Enrique de Marchena, alto ejecutivo de Grupo Punta Cana y abogado de dicho grupo, respectivamente.

Todo ello, reitera Abraham Hazoury Toral, evidencia que el gremio se encuentra hoy “secuestrado, instrumentalizado y desnaturalizado, para ser usado exclusivamente en la defensa de los intereses de una familia, aun a costa de desprestigiar y perjudicar a otros miembros del sector y, sobre todo, a la institución como un todo”.

ASONAHORES EN CONFOTUR

La comunicación, remitida vía electrónica, advierte que de los 1,544 proyectos presentados al Consejo de Fomento Turístico (CONFOTUR) entre 24 de mayo de 2002 y 29 de abril de 2020, “tan sólo en dos ocasiones ASONAHORES se ha opuesto a la aprobación de una iniciativa privada, en contra de la opinión de todos los integrantes del Consejo de Fomento Turístico que representan a los distintos organismos públicos que lo componen”.

“Y esas ocasiones son precisamente contra dos proyectos promovidos por el Grupo Abrisa” de Abraham Hazoury Toral.

“Ambas ocasiones, oponiéndose a proyectos presentados por Grupo Abrisa y adoptando posiciones en defensa de intereses particulares de empresas vinculadas a los gestores de ASONAHORES, como si esa Asociación se tratara de un territorio cuya gestión se trasmite por línea dinástica o designada”, apunta.

Es decir, insiste Abraham Hazoury Toral, “poniendo la Asociación, que debería ser de todos, al servicio de los intereses de unos y amordazando la voz de los demás bajo el argumento de que se pone en riesgo la única puerta de entrada a la región este del país”.

Esta postura, alerta el texto, “es contraria a los estatutos de la entidad y contraria al origen mismo de ASONAHORES, pues su objetivo es estimular, impulsar y liderar la promoción e proyectos turísticos y trabajar por la defensa y el desarrollo de los intereses y el bienestar de la industria hotelera y turística en general”.

“Considerar que una iniciativa privada, orientada al desarrollo de una infraestructura aeroportuaria que complemente las infraestructuras existentes, no contribuye al desarrollo del Sector Turístico y, en consecuencia, no merece el apoyo de ASONAHORES en CONFOTUR, solo puede entenderse desde quien desea defender y mantener monopolios, sin sustento legal, en beneficio de unos pocos”, expresa Abraham Hazoury en su comunicación.

Pasa de inmediato a reclamar a los asociados a ASONAHORES “a rescatarla del control y el monopolio que tienen los propietarios del Aeropuerto Internacional de Punta Cana”.

“Es evidente que los actores del Sector Turístico, si es que podemos considerarnos como tales, estamos obligados a emprender de manera inmediata una acción de rescate del secuestro a que está sometido el gremio más importante de la República Dominicana, tristemente convertido en instrumento de una familia”, demanda.

INFORMACIÓN CONFIDENCIAL

También se refiere a la divulgación de la información confidencial de la reunión del 21 de julio del CONFOTUR, en que Alba Marina Russo, directora Legal de ASONAHORES, acudió en representación de su vicepresidente ejecutivo, Andrés Marranzini.

En esa reunión, Alba Marina Russo solicitó, en nombre de ASONAHORES, introducir varios incidentes “para obstaculizar el visto bueno del Aeropuerto Internacional de Bávaro”.

Algunos de los incidentes son explicados en la comunicación de Hazoury, porque, según él, carecen de sustento legal dado que el proyecto que ABRISA promueve “cuenta ya con todos los documentos necesarios para recibir el apoyo del CONFOTUR”.

BENEFICIOS ESTATALES RECIBIDOS

Sobre el Aeropuerto Internacional de Punta Cana de la familia Rainieri, Hazoury revela que “recibió todos los beneficios del Estado que ahora ellos quieren evitar que se otorguen” a su proyecto de construcción del Aeropuerto Internacional de Bávaro.

Siempre en cuanto a esos beneficios detalla que el 25 de enero de 1980 se constituye la sociedad Corporación Aeroportuaria del Este, propietaria y operadora del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, al amparo de la Ley 153 Sobre Incentivos y Promociones Turísticas, de 4 de junio de 1971, antecedente de la Ley 158-01, que “otorgaba exenciones fiscales similares a la 158-01 a los proyectos clasificados bajo ella”.

Asimismo, se refiere a que el Aeropuerto Internacional de Punta Cana “inició su establecimiento sobre la base de un Oficio que otorgaba su No Objeción a la construcción del mismo, sin tener un permiso de construcción” en firme.

“Corporación Aeroportuaria del Este S.A.S., fue beneficiaria, Mediante Oficio 11678 de 9 de noviembre de 1982, el cual informa que el Gobierno de Concentración Nacional no tiene objeción en que esa Corporación construya y opere, de acuerdo con el proyecto sometido, un aeródromo privado para fines turísticos en el sitio de Punta Cana, Provincia La Altagracia, susceptible de ser habilitado en ocasiones para recibir vuelos fletados desde el exterior”.

Allí prescribe “los beneficios que otorga la Ley 153 sobre Promoción e Incentivo Turístico serán otorgados a la Corporación Aeroportuaria del Este S.A. en lo relativo al proyecto de aeropuerto, cuando se cumplan los requisitos legales exigidos por dicha legislación”.

TITULAR DE TURISMO, Fernando Rainieri Marranzini

La declaración como demarcación turística prioritaria del polo turístico Macao/Punta Cana, como está previsto en el Artículo 2 de la Ley 153, “no ocurrió hasta 15 de diciembre de 1986 cuando, mediante decreto 1256-86-479, se otorgó dicha condición, siendo titular de la Secretaría de Estado de Turismo Fernando Rainieri Marranzini, desde 16 de agosto de ese mismo año, y el Otorgamiento de los beneficios de la Ley No. 153 por parte del Directorio de Desarrollo Turístico”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes