Actualidad

El padre Manuel Ruiz saludó al nuncio antes que el presidente Medina


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La ceremonia de presentación de cartas credenciales del nuevo nuncio apostólico en la República Dominicana, arzobispo Jude Thadeus Okolo, estaba prevista para las 11 de la mañana, de acuerdo con el anuncio previamente hecho por la oficina de prensa del Palacio Nacional.

Puntualmente, como en estos casos se acostumbra, y vestido de blanco, el arzobispo llegó al Palacio Nacional, con un sol candente, en un vehículo SUV blanco. La guardia presidencial le recibió con música y los diseños de navidad que adornan el Palacio Nacional se unieron a la festividad de la presentación de cartas credenciales de un nuncio que tiene el propósito de lavar la afrenta producida a la República por el nuncio Josef Wosolowski, quien se marchó a escondidas del país, luego de que se supiera investigado por pederastia.

Jude Thadeus Okolo no se desprendió nunca su sonrisa. Al desmontarse de su vehículo le acompañó  el encargado de Ceremonial y Protocolo del Palacio Nacional,  Jaime Rodríguez, y la responsable de protocolo de la cancillería. Ambos vestidos de blanco impecable.

Hay que recordar que el nuncio apostólico en la República Dominicana es, por disposición legal, el decano del cuerpo diplomático. Con la llegada y presentación de sus cartas credenciales, con Jude Thadeus Okolo, el cuerpo diplomático recupera su decano, pues el anterior tomó “la de Villadiego”.

Cuando terminaron los honores militares reglamentarios para el caso, bajo el candente sol de las escalinatas del Palacio Nacional frente a la calle Doctor Báez, y cuando se dirigía al lobby del palacio presidencial, subrepticiamente, sin estar en el protocolo, con vestimenta que no eran de la ocasión, pero con el cuello de sacerdote que le abre puertas y otras posibilidades, y sorprendiendo a Jaime Rodríguez, el sacerdote Manuel Ruiz hizo presencia ante el nuncio, se presentó, le saludo, y le dio un mensaje de bienvenida.

Los periodistas se sorprendieron, tomaron fotografías y sonriente, Manuel Ruiz, sabiendo logrado su propósito, volvió a dejar paso libre para que el director de Ceremonial y Protocolo del Palacio condujera al representante del papa Francisco al Salón de Embajadores, donde el presidente Danilo Medina, la vicepresidenta, Margarita Cedeño, el canciller en funciones, José Manuel Trullols, y los respectivos edecanes militares, le esperaban.

Manuel Ruiz, sacerdote diocesano fue el primero en saludar al nuncio luego de los honores militares, cuando estrictamente debe ser el presidente de la República quien le de la bienvenida protocolar.

Vestían de blanco el presidente, la vicepresidenta y el canciller en funciones. El presidente y el canciller llevaban corbatas negras, lo que daba más solemnidad al ambiente. La vicepresidenta llevaba un vestido blanco, con bordados, y de adorno un crucifijo plateado, pequeño, que no tenía posibilidad de competir con el gran crucifijo pectoral del arzobispo y nuncio Jude Thadeus Okolo.

Entrando al Salón de Embajadores retornó la sonrisa simpática del arzobispo. Iba seguido por Jaime Rodríguez, una dama, un edecán militar dominicano, y detrás, dos hombres de negro, con cuello de sacerdote, y con porte militar. No se dijo sus nombres, pero son los hombres que tienen la responsabilidad de ayudar en todas sus necesidades al nuevo nuncio.

El hábito tropical del arzobispo Thadeus Okolo, blanco por el protocolo, llevaba un manteo rojo, una cruz pectoral y su solideo también rojo. Las medias que llevaba, poco visibles, también eran rojas.

Al entrar al Salón de Embajadores el nuncio se arregló el solideo, miró de frente y sonrió. Sus lentes gruesos no logran esconder su juventud, con apenas 57 años.

Estrechó las manos del presidente con efusividad. Le entregó un documento protocolar de presentación, el presidente lo tomó y lo miró en detalles. Luego lo pasó al edecán militar. La vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández decidió inclinar su cabeza en reverencia y besar el anillo arzobispal de Okolo, para dar paso al saludo con el canciller en funciones José Manuel Trullols.

El diálogo con el presidente fue ameno, duró unos 10 minutos, cargado de sonrisas y –es probable- de extrañezas por alguna ocurrencia de los periodistas o tal vez por el saludo del padre Manuel Ruiz. Hablaron ambos y sonrieron. Okolo habló más que Medina, y mientras esa conversación fluía suavemente, la vicepresidenta hablaba con el canciller en funciones.

Permitieron a los fotógrafos y camarógrafos hacer su trabajo. Lo disfrutaron. Jude Thadeus Okolo y Danilo Medina saben los compromisos que tienen, y las tareas por delante en las relaciones entre la Iglesia y el Estado.

La carta del papa Francisco que trajo el nuevo nuncio fue muy clara. El presidente Medina la recibió, aunque estaba destinada al cardenal Nicolás de Jesús López. Y el presidente sabe bien lo que dijo el papa. Terminaron el protocolo y el nuevo decano del cuerpo diplomático dominicano se fue sonriente. A su salida no encontró a Manuel  Ruiz, pero dijo unas brevísimas palabras antes de llegar a la nunciatura apostólica:

"Es un honor para mi estar aqui. El Santo Padre envía a ustedes sus afectos y bendiciones. El señor les bendiga".

Fallas del protocolo presidencial

Cuando Manuel Ruiz saludaba al nuncio, en la segunda planta del Palacio Nacional, se aprestaban a dejar concluida la ceremonia de instalación del presidente, la vicepresenta y el Ministro de Relaciones Exteriores.

No se sabe quién dio la orden, pero antes de que entrara al Salón de Embajadores el presidente Danilo Medina, indiscfutible cabeza del acto junto al nuncio Jude Thadeus Okolo, se iniciaron las notas del Himno Nacional Dominicano. Interpretación de la banda presidencial, no era posible interrumpirla, pese a que alguien notó que el presidente no había llegado al salón ni ocupado la silla principal, a la izquierda de la silla destinada al arzobispo Okolo.

Cuando terminaba la interpretación del Himno Nacional, sorprendido y haciendo un leve gesto de sorpresa, el presidente Danilo Medina entró al Salón de Embajadores, miró a su alrededor con la interrogante en los ojos de qué era lo que estaba pasando. No hubo forma de obtener respuesta. El Himno fue interpretado y el presidente apenas estuvo en las últimas notas. Entraba entonces el nuncio apostólico al Salón de Embajadores con su sonrisa encantadora, y el tema quedó para decidir las sanciones a los responsables luego de la conclusión del importante acto protocolar.

Rafael Ovalles, el responsable de prensa del Palacio Nacional, fue insistente con los periodistas de que el protocolo es muy estricto, y que todo el mundo debía estar vestido de blanco, incluso los periodistas si era posible. Les solicitó a los reporteros cuidar la solemnidad. Dos sacerdotes que acompañaron al nuncio fueron vestidos de negro. El propio Rafael Ovalles acudió vestido con un traje negro. El sacerdote Manuel Ruiz cuando saludó al nuncio, y le dio su mensaje, llevaba un traje oscuro y solo el cuello era blanco.

Noticias relacionadas:

www.acento.com.do/.../Danilo-Medina-recibe-cartas-credenciales-de-nuevo- Nuncio-Apostolico-Jude-Thaddeus-Okolo.html

hace 16 horas ... El nuevo Nuncio Apostólico sustituye a Jósef Wesolowski, quien abandono el país en medio de denuncias de abuso infantil contra varios ...

www.acento.com.do/...Jude-Thaddeus-Okolo/d,detail-gallery.html

Jude-Thaddeus-Okolo.jpg Jude Thaddeus Okolo nació en Nigeria el l8 de diciembre del año l956 y fue ordenado sacerdote el 2 de julio del l983. Trabajó en ...

www.acento.com.do/.../Papa-al-cardenal-Victimas-de-hombres-y-mujeres-de- Iglesia-deben-recibir-justicia.html

hace 1 día ... Por medio del Señor Arzobispo Jude Thadeus Okolo, nuevo Nuncio Apostólico en la República Dominicana, deseo hacer llegar al Episcopado ...

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes