Actualidad

Conservadora RD, sacudida por curas violadores sexuales de niños

Por Gustavo Olivo Peña


Santo Domingo, 29 nov (EFE).- La sociedad dominicana se ha visto sacudida por recientes escándalos de supuestos abusos sexuales cometidos por religiosos, entre ellos un exnuncio apostólico en Santo Domingo, contra adolescentes y mujeres creyentes o de extracción humilde.

Las acusaciones contra el exnuncio apostólico en República Dominicana, el obispo polaco Józeph Wesolowski, su compatriota y sacerdote Wokcietch Waldemar Gil y el dominicano Juan Manuel Mota de Jesús, llamado popularmente padre Johnny, suponen un bochorno sin precedentes para la Iglesia católica del país caribeño, que conserva rasgos conservadores.

Wesolowski, quien fue destituido y llamado al Vaticano, no ha reaccionado ante el curso seguido por los acontecimientos, mientras que Wokcietch Waldemar Gil, conocido como el padre Gil, quien ejercía en la comunidad de Juncalito, provincia Santiago (norte), escapó a Polonia antes de ser procesado y desde allí ha negado las acusaciones.

El padre Johnny, por su parte, ha sido conducido varias veces ante los tribunales y está a la espera de fallos judiciales, luego de que varias mujeres denunciaran que el religioso abusó de ellas cuando eran menores de edad y frecuentaban una parroquia del municipio de Constanza (centro del país).

"Estos niños y niñas (abusados) han vivido un miedo espeluznante, lo mismo que ha pasado en México, Estados Unidos y Canadá, entre otros países, donde les dicen que la mano divina está en el cuerpo de estos sacerdotes y que negarse a sus deseos es actuar contrario a Dios", dijo a Efe la directora del Centro de Estudios de Género de la Universidad Intec, Lourdes Contreras.

Las acusaciones más contundentes contra Wesolowski provienen de un diácono, encarcelado por abusar sexual y sicológicamente de un menor en la ciudad de San Pedro de Macorís (este), y quien se definió como "amigo íntimo" del destituido diplomático.

El diácono Francisco Javier Occi Reyes reveló a la televisión local que el obispo polaco supuestamente sostenía relaciones sexuales habituales con niños y adolescentes deambulantes de la capital dominicana, a quienes pagaba por sus favores, e invitaba a una residencia veraniega en el enclave turístico de Juan Dolio (este), lugar que también era visitado por el padre Gil.

Además, reportes televisivos y de la prensa escrita han recogido testimonios de algunos de los supuestos jóvenes involucrados en la vida oculta de Wesolowski, quien visitaba la turística Ciudad Colonial, donde era visto tomando licor en la noche.

Esas "andanzas" fueron denunciadas a la prensa y ante el Vaticano por el cardenal dominicano Nicolás de Jesús López Rodríguez.

La Procuraduría General de la República (Fiscalía) reveló que fueron recuperadas del ordenador del padre Gil más de 87.000 fotografías y vídeos de niños en poses sexuales, con ropa interior de mujer y manteniendo relaciones sexuales entre sí y con adultos.

"Estos acontecimientos van a tener una relevancia importante, sobretodo la respuesta que el papa Francisco está dado a situaciones fuera y dentro de la Iglesia, y dado claras señales de que no sería tolerante con el comportamiento de los sacerdotes", consideró el sociólogo y politólogo Antinoe Fiallo.

A pesar del impacto negativo de tales comportamientos, la respuesta que ha ofrecido el papa Francisco a esas situaciones en varias partes del mundo, logra, en gran medida, afianzar la postura de una Iglesia renovada, de comunidades eclesiásticas con una visión más fuerte de su misión teológica y así enfrentar estos efectos negativos, señaló Fiallo.

Tal vez a eso se refirió el papa Francisco en una carta que enviara al cardenal López Rodríguez con el sustituto de Wesoloswki, el arzobispo nigeriano Jude Thadeus Okolo.

"El nuevo nuncio es portador de mi presencia y mi cercanía, una cercanía que quiere ser de colaboración con el Estado y las instituciones públicas, de comunión con las iglesias locales, paternal con los creyentes, solícita con los necesitados, caritativa y solidaria con todos", escribió el pontífice.

Los dominicanos han expresado su indignación con los escándalos y muchos han reclamado que el Estado denuncie el Concordato, el documento que norma las relaciones oficiales entre República Dominicana y el Vaticano, firmado en 1954, en el cual la nación caribeña acepta, entre otros asuntos, el carácter de "sociedad perfecta" de la Iglesia.EFE

Procuraduría comprueba 5 casos de violación de Wesolowski y 7 de Wojciech...

El verdadero escándalo: protección de curas pederastas...(*) - Acento

La Iglesia Católica arremete contra medios y defiende a los curas ...

Nuria denuncia destituido nuncio Wesolowski bebía y prostituía niños

Los más graves casos de abuso sexual en la Iglesia Católica ...

Violaciones y orgías contra niñas de albergue católico (10 años de impunidad)

Wesolowski y Wojciech tenían miles de fotos y vídeos de ...

Vaticano dice sigue caso Wesolowski y pide firmeza a justicia ...

Wojciech dice fue "ingenuo" y que no hizo “daño” a niños dominicanos

Dos obispos piden perdón por los delitos de “hijos de la Iglesia ...

Casos de delitos sexuales en la iglesia dividen a cúpula católica de ...

López Rodríguez: “Quien se quiera ir (de la Iglesia Católica), que se ...

Las andanzas del nuncio Joséf Wesolowski se extendían a Puerto Rico...

Ex sacerdote afirma más de 100 mil niños han sido violados por ...

Intelectuales denuncian cúpula católica encubrió a Wojciech y a Wesolowski...

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes