Actualidad

Católicas por el Derecho a Decidir saludan veto de Medina al Código Penal

Por Servicios de Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El movimiento Católicas por el Derecho a Decidir en República Dominicana, CDD-RD, ponderaron la observación que hizo el Poder Ejecutivo al Código Penal, que penaliza la interrupción del embarazo en todos los supuestos.

El movimiento reconoció la coherencia del presidente Danilo Medina al reiterar su observación al Código, como lo hizo en el 2014, reformado por el Congreso dominicano, para que se le introduzca las mismas tres eximentes que entonces sugiriera la penalización absoluta del aborto.

Reconocemos al Presidente Medina por recordar que las leyes no pueden obligar a las mujeres a lo imposible, y recordar que nuestro Estado dominicano es aconfesional”, indicó.

A continuación el comunicado enviado por el movimiento Católicas por el Derecho a Decidir en República Dominicana

Declaración de Católicas por el Derecho a Decidir en República Dominicana, CDD-RD

Reconocimiento al Presidente Danilo Medina

20 de diciembre 2016

Como movimiento autónomo de personas católicas y feministas, comprometidas con la búsqueda de justicia social en nuestro país, reconocemos la coherencia del presidente Danilo Medina quien, como lo hiciera en diciembre de 2014, vetó el Código Penal reformado por el Congreso dominicano, para que se le introduzca las mismas tres eximentes que entoncessugirierala penalización absoluta del aborto.

Como católicas y feministas trabajamos por el cambio de los patrones culturales que limitan en nuestras sociedades y por la autonomía de las personas, especialmente de las mujeres, actuando a partir del pensamiento teológico feminista que afirma la justicia social, lainterculturalidady la validez moral de las decisiones tomadas por las mujeres.

Y como mujeres cristianas, nos sentimos reflejadas en las expresiones y argumentos de su carta de ayer dirigida al presidente del Senado dominicano. Su visión certera de lo que la Constitución expresa en la realidad de nuestro país, recuerda que hay situaciones extremas, y las describe muy bien en la misiva, "que representan circunstancias excepcionales que requieren un tratamiento diferente".

En el mes de noviembre pasado, el Papa Francisco aprobó que los sacerdotes puedan perdonar libremente el pecado del aborto, sin que tengan que disponer antes de autorización de un obispo o del propioPontífice, como ocurría hasta ahora, más allá del finalizado año de la Misericordia, entendiendo e insistiendo en la necesidad de empatizar con las otras personas y sus circunstancias y,pidiéndoles a los sacerdotes sean los primeros que den ejemplo en ese sentido.

 "No podemos olvidar que cada uno lleva consigo el peso de la propia historia que lo distingue de cualquier otra persona. Nuestra vida, con sus alegrías y dolores, es algo único e irrepetible, que se desenvuelve bajo la mirada misericordiosa de Dios" afirmaba elPontífice. "Esto exige, sobre todo por parte del sacerdote, un discernimiento espiritual atento, profundo y prudente para que cada uno, sin excluir a nadie, sin importar la situación que viva, pueda sentirse acogido concretamente por Dios".

El presidente Medina entiende esas situaciones particulares que refiere Francisco, como también los principiosjurídicoslegales lo hacen, pero sobre todo, el ciudadano presidente está claro que los asuntos religiosos no deben caminar con los de Estado, porque son dos cosas totalmente diferentes.

Como dijera el Papa Francisco, en el mes de junio pasado, en una entrevista a larevista católica francesa La Croix:"Un Estado debe ser laico. Los Estados confesionales terminan mal. Esto va contra la Historia. Creo que una laicidad acompañada de una sólida ley que garantice la libertad religiosa ofrece un marco para avanzar".

Católicas por el Derecho a Decidir en RepúblicaDominicana, reconocemos al Presidente Medina por recordar que las leyes no pueden obligar a las mujeres a lo imposible, y recordar que nuestro Estado dominicano es aconfesional. 

Finalmente como Católicas, esperamos que nuestra iglesia respete las decisiones que las mujeres tomamos a conciencia y comprenda que ninguna mujer aborta con alegría en su corazón, ésta es una decisión difícil, pero sin lugar a dudas, responsable.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes