Apertura

«Al pie de la escalera del otro», novela de Alex Ferreras

Novelar el acontecer cotidiano es parte del acto creativo del sujeto-narrador, ya sea desde la postura del observador, del testigo, o del narrador omnisciente que conoce y vive, junto con los otros personajes, lo que acontece y lo que está por acontecer en la narración.

Es lo que ocurre en la novela «Al pie de la escalera del otro» (Editora Búho. Editorial Santuario. Santo Domingo, R.D., 2019) de Alex Ferreras C., quien ya ha trillado los espacios creativos en su condición de poeta, cuentista y ensayista.

En esta obra, la tragedia de la inmigración de la gente del Suroeste hacia europa (España), es la trágica huella que se marca en cada uno de los 15 capítulos que estructuran esa densa narración. » Al pie de la escalera del otro», es la dolorosa expresión del abandono y el desarraigo de todo aquel que, en busca de mejor suerte, decide marcharse y nunca parte por completo, aunque viva en otro territorio, porque también «marcharse es una forma de quedarse».

Es la historia de quienes, al irse a otros territorios, tambien se llevan consigo los 48,000 kilómetros cuadrados de su media isla, y nunca abandonan por completo, al contrario, cibstruyen túneles imaginarios y perviven por siempqre junto a los suyos, apegados a la memoria, rodeados de añoranzas y recuerdos.

Aquí, el narrador, que es un sujeto que no solo narra, sino que domina el accionar de los demás personajes, es también parte viviente del contexto narrativo y de las marañas de intimidades que acontecen en la privacidad familiar, en el amor y el desamor de los amantes pueblerino. «Barbacoas», se asume como la simbología geográfica de un pequeño territorio, donde hasta la esp»eranza procura volar y convertirse en amuleto de cada inmigrante.

En esta novela, la modernidad del mundo farandulero y el «reguetón», son partes del discurso y de su entramado narrativo, invocando la imagen del macho-dominador del sexual y el posible rejuego de ventorrillo de la mujer y el sexo . Veamos:

«Ojalá que no me salga preñauran/
Porque soy vago yo no quiero trabajauran/

…Y di que yo soy un pin/
Y la tipa se llevó hasta mi bling-bling/
To’ esa vaina fue atento a su fuyín/
Na’ má a mí se me acurrió ese swing/
Un maco jarro con fondo sin fin/
Le queda ula-ula mi bimbíb…/

En el cielo manda Dios/en la iglesia manda el padre/
En muberes mando yo y en mi güe…no manda nadie»//.
(p.26).

Es una crítica mordaz y certera a los antivalores que hoy en día se asumen como estandartes oficiales de la sociedad dominicana. Es un reclamo a reencontrarnos con nuestros más sanos valores espirituales y patrióticos. Es una novela asumida como una válida excusa para enarbolar una protesta contra la inmoralidad de una casta impresarial gobernante que es insaciable y corrupta.

Sin perder sus valores estéticos dentro de su discurso narrativo, el sujeto-narrador recorre la comarca y se centra en la miseria material del suroeste, para hilvanar un discurso crítico e impulsivo, sobre la inmigración como abandono obligado del suelo donde late el ombligo y, desde una posición, ética, nos narra las peripecias del inmigrante, a donde quiera que va, convirtiéndose en «extranjero» o en un extraño que solo tiene valor en su tierra.

Esta puede ser la primera novela centrada en el problema de la inmigración del suroeste a europa y a los Estados Unidos de Norteamérica. Es una obra situada en el imaginario de una otredad que es parte de nosotros, como humanos. Esa otredad se convierte en letanía, cuando proviene del Sur, donde el vivir es una amarga aventura y eso, el sujeto-autor lo asume como parte de su narrar, haciendo suyo el vivir y el desvivir de sus personajes, quienes parece que forman parte de su vecindad existencial.

El barrio y su ambiente bullanguero. La realidad tangible del alma bachatera, como la mía, se escurre en el discurso del sujeto narrador, para apropiarse de algunas de sus estrofas. Veamos:

«En el barrio donde vivo/
Hay una linda morena. (bis)/
Que está dispuesta a vender/
Una tremenda parcela// (bis).

(Coro X 2)

Yo te la compro/
Yo te la compro/
Yo te la compro/
Por el precio que tú quieras»//(bis).

(p.108).

«Al pie de la escalera del otro», es una novela en la que la inmigración es una excusa, donde personajes y sujeto-autor se convierten en multitud motinera, en critica y en interrogante, no solo del inmigar, sino del existir en un contexto que empuja al abandono de la tierra y de los sueños, para convertirse en recuerdo…desde la lejanía…desde el vuelo infinito hacia una brújula imprecisa…que…al final, tiene como destino el retorno a nosotros mismos…a la otredad que nos permite existir, mas allá de la muerte.

encuesta

¿Considera usted que la aceptación de la candidatura de Leonel Fernández perjudicará al PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.