Mi Bitácora

Diputado:  ¿»Derecho adquirido»?

La verborrea que distingue al comentarista radial y diputado José La Luz con muchos momentos de lucidez en las que compartimos opinión y otros oscuros,  le jugaron una mala pasada recientemente cuando dijo textualmente:  «en el momento que un hombre paga la cuenta tiene un derecho adquirido sobre la mujer».

Al instante de enunciar  semejante parecer, (antes tuvo una descripción certera sobre el papel de las hembras en los distintos grupos del reino animal), las redes sociales explotaron contra el Diputado. Miles de comentarios en contra de esta aseveración. Todos, incluido muchos hombres (no todo está perdido) arremetimos contra el comentarista con ínfulas de erudito por decir semejante sentencia y no arrojar más luz o explicarse mejor sobre su comentario.  La violencia contra la mujer, no tiene «derecho adquirido», sucede y punto. Es asesinato, es maltrato, es violencia.

Es oportuno informar al Diputado ciertas cosas sobre su mal utilizado «derecho adquirido».  En nuestro país más del 40% de los hogares son monoparentales no importa si es la mujer o el hombre quienes se encargan.  De ese porcentaje, alrededor del 33.3 % lo encabezan mujeres solas.  Cifra que va en aumento según la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples.

Todas o casi todas trabajan para mantener su hogar y no solo me refiero a mujeres de escasos recursos, también en clase media y media alta también la cifra aumenta aunque es más notable en mujeres de escasos recursos por múltiples razones.

Muchas de esas mujeres han pasado por relaciones de unión libre, o están solteras, viudas o también,  casos muy comunes, fueron abandonadas por sus parejas por situaciones familiares o situaciones de hijos con alguna condición de salud.

Desde su posición en el Congreso debería aportar a la causa para evitar más vidas truncadas en vez de hacer afirmaciones erróneas

Todas estas mujeres cuentan con distintos tipos de trabajo para mantener sus hogares ya que no cuentan siempre con ayuda familiar.   Muchas de estas mujeres no solo han sido abandonadas por los padres de sus hijos sino que han sufrido maltrato y violencia en el hogar. Es decir, la violencia no tiene que ver con «quién paga la cuenta» o «quién paga la luz este mes» .  Solo el año pasado fueron registrados 80 feminicidios según las estadísticas de la Procuraduría de la República.  La violencia y el maltrato en todos los estratos sociales  ya es una pandemia.  Por supuesto, hay muchos casos que son silenciados por temor «al qué dirán» y es mejor, según algunas,  vender «felicidad» en las redes.   De hecho, en la mayoría de esos traumáticos 80 asesinatos, casi el 85% de esas mujeres trabajaban, aportaban a su hogar, mantenían su familia.  A sus verdugos no les importó eso.

Aclaro, que en ciertos casos de esos feminicidios registrados el año pasado, habían mujeres que no laboraban y vivían por entero de la paga de la pareja.   Pero eso no es justificación para que ese «derecho adquirido» según la pésima explicación del diputado,  justifique asesinatos despiadados o maltrato, como los últimos casos vistos a través de las redes.

En ese tenor, que en nuestro país hayan mujeres que prefieren que el hombre «les resuelva» hasta el salón de belleza, cae en un asunto sicológico de baja autoestima de la mujer /hombre de venderse como moneda de cambio. Tampoco estas actitudes deben justificar violencia, maltrato o que ese «hombre» se sienta con «derecho adquirido».

Como en otros países del Latinoamérica, la mayoría de estos casos terribles de asesinatos sucede más en hogares de escasos recursos económicos, donde la educación de la persona junto a sus costumbres y faltas herramientas de información brillan por su ausencia.

Hay un machismo exacerbado muy marcado y muchas veces aplaudido por las mismas familias de ambos conyugues.  De hecho, usted sabe Diputado que hay una «Ley» que permite el matrimonio con menores y eso lo vemos en campos, municipios y lugares donde reitero esas uniones terribles y aupadas por las familias de esas menores casi siempre terminan mal.   Sumado por supuesto, a un fanatismo religioso que lastra la libertad de muchas de esas mujeres que se ven  «obligadas» a seguir con el maltratador «porque no hay de otra», «porque nos ayuda a todos», etc….Esas terribles situaciones son bombas de tiempo para la violencia de género.

En ese sentido, no me limitaré solo a nuestro país,  en España solo el año pasado fueron asesinadas 47 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Dejando por demás, la terrible cifra de 39 huérfanos. Hablamos de un país con cierto nivel educativo más alto que el nuestro en todo el sentido de la palabra, pero con muchos machistas desequilibrados al fin y al cabo. Un país donde la justicia funciona de manera más diáfana y rápida que en RD sumado a sus instituciones y la inversión en política y prevención de riesgos de violencia de género que sus gobiernos han implementado desde hace años.  En lo que va del 2019 ya van 23 vidas aniquiladas por esa violencia. El 95% en estos casos las mujeres eran trabajadoras y otras emprendedoras.

Continúo, en toda Latinoamérica la cifra de mujeres/niñas asesinadas es escalofriante.  Solo en México, cito otro ejemplo en un país sacudido por el altísimo índice de criminalidad producto del narcotráfico, machismo y delincuencia común.  Solo en el año 2018 fueron asesinadas 86 niñas sumado a 11 casos más en Enero de este año por violencia machista. ¿Dónde está el «derecho adquirido» en estos casos, según usted Diputado?. Esas niñas son víctimas que obviamente aun no pagaban su cuenta y fueron asesinadas por enfermos sexuales criminales.  Esto, sumado a los asesinatos de mujeres en todo ese país que lleva varias décadas sembrando terror en ciudades, como:  Tijuana, Ciudad Juárez, donde la mayoría de los casos de mujeres asesinadas iban camino al trabajo o regresaban del mismo, y otras ciudades de ese país, incluida la capital. México es violencia en sí mismo.

¿Sabía usted que en nuestro continente son asesinadas al día más de 9 mujeres víctimas de violencia machista convirtiendo América Latina en una de las zonas más letales para las mujeres, fuera de un contexto de guerra?

Cuando usted, diputado, externó su comentario cometió el error de generalizar un tema muy espinoso.   La mayoría de las mujeres que son asesinadas son trabajadoras, aportan a su hogar, pagan su cuenta y la ajena. Por supuesto, que también hay mujeres que se venden por cualquier bien material,  tiran su valía por el suelo y también sufren maltrato y asesinato pero esas son las menos aunque suenen más mediáticamente frente a millones de mujeres que se esfuerzan diariamente en criar y mantener su familia.

No existe jurídicamente un «derecho adquirido» del hombre sobre la mujer ni viceversa, en ninguna relación humana.  Las mujeres/hombres sí tienen el derecho de vivir sin violencia ni maltrato.  Quienes así lo manifiestan o se creen con ese «derecho adquirido» por solo invitar a un café o cena, son individuos (muy tontos) con serios trastornos machistas, posesión y falta de educación terribles.  Desde su posición en el Congreso debería aportar a la causa para evitar más vidas truncadas en vez de hacer afirmaciones erróneas.  La violencia de género se evita con educación, respeto a la vida del otro, civismo, y como añadido, con políticas que ayuden a enfrentar esta epidemia de salud pública.

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.