Diario de la ciguapa

Un abrazo para Alanna

Alanna Lockward podría verse desde una multitud de perspectivas, algunas contrastantes, y todas marcadas por trazos que de ninguna forma podrían resultar tenues, excepción hecha del gesto desenvuelto y elegante, al hacer tintinear la copa en algún brindis con su Prosecco favorito o al moverse con la armonía, ligereza y la gracia de una flotante y etérea hada madrina, al hacer su rutina diaria de ejercicios.

Todo en ella era vibrante y apasionado. Hasta cuando leía en voz alta un poema, se convertía en un espectáculo dramático espléndido y  cuando creía tener una verdad, la remachaba con la energía y tenacidad de un martillo dando sin clemencias y sin descansos sobre un clavo. Era intensa. Lo sigue siendo.

Estoy demasiado triste -ni siquiera me atrevo a revisar nuestra última, despreocupada y alegre conversación por WhasApp hace apenas unos días- y no estoy de ánimos para relatar anécdotas divertidas de muchos entrañables momentos compartidos. Ni para hacer alguna semblanza detallada y justa de una personalidad que la amerita.

La intensión es simplemente subrayar por un momento un aspecto de la vida artístico-intelectual de Alanna, sobre el que falta un largo camino por recorrer.

Se trata de la propuesta  de una “descolonización” en la narrativa, interpretación y evaluación de la historia, la cultura y la política, rescatando, revalorizando y reinterpretando aspectos, acontecimientos y episodios marginados y/o distorsionados, dentro de las versiones oficiales convencionales, que prestigian, ensalzan y favorecen la tradición dominante, impuesta mediante todos los procesos de colonización vigentes hasta la actualidad.
Cada libro escrito por Alanna, cada conferencia, cada documental, cada entrevista, cada actividad, hacían la misma invitación : a vernos y a ver a los demás, desde una visión no domesticada por esa receta común y habitual, que celebra lo impuesto por quien domina.
Su aporte primordial es ese. Así de sencillo. Y así de tremendo.

encuesta

¿Cree usted que la Suprema Corte de Justicia está dirigiendo de manera correcta el juicio del caso Odebrecht?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.