República Dominicana, Haití y otros favorecidos con Petrocaribe dieron la espalda a Maduro en la OEA

Foto: WASHINGTON (EEUU), 10/01/2019.- Fotografía cedida por la Organización de Estados Americanos (OEA) donde aparece su secretario general, Luis Almagro (i), mientras habla junto al presidente del Consejo Permanente, el salvadoreño, Carlos Alberto Calles, durante una reunión extraordinaria sobre Venezuela en la sede del organismo en Washington (EE.UU.). La OEA acordó "no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019", y llamó a que se celebren nuevos comicios "en una fecha cercana" con observación internacional. En una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente, una resolución en ese sentido presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Perú y Paraguay logró 19 votos a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y una ausencia, y será transmitida "inmediatamente" al secretario general de las Naciones Unidas. EFE/Juan Manuel Herrera/OEA

Washington, Estados Unidos (EFE/Laura Barros, y otros servicios de Acento.com.do).-República Dominicana, Haití y otros países cuyos gobiernos se beneficiaron de la llamada “diplomacia del petróleo” del gobierno de Venezuela, dieron la espalda al gobieno de Nicolás Maduro, al votar en la Organización de Estados Americanos (OEA) para no reconocer su legitimidad.

La OEA no reconoció este jueves la legitimidad del segundo mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió convocar nuevos comicios e instó a sus miembros a adoptar medidas que permitan contribuir al restablecimiento del orden democrático en ese país.

Poco después de que Maduro jurara este jueves para un segundo período de seis años, el organismo interamericano instaló una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente para discutir una resolución presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, EE.UU., Perú y Paraguay.

El documento fue respaldado por 19 países, entre ellos 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima, Estados Unidos, República Dominicana, así como Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

Por su lado, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Dominica votaron en contra, mientras que México, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbudas, Belice y El Salvador se abstuvieron.

La reunión del Consejo, ahora bajo la Presidencia rotatoria de El Salvador, fue rechazada por  la delegación de Venezuela, liderada por el embajador Samuel Moncada, como un “acto hostil e inamistoso”.

“No reconoceremos ninguna decisión que pudiera adoptarse en esta reunión”, apuntó Moncada, quien es viceministro para América del Norte y embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas.

Al responder a la resolución, Moncada la consideró “una insensatez jurídica, un abuso de poder, un crimen de agresión y un golpe de Estado”.

El embajador de Nicaragua, Denis Moncada, secundó la posición venezolana y advirtió que la reunión supuso una “violación” a la Carta de la OEA.

Moncada, en otro momento de la sesión, denunció la intención de aplicar un “cinturón de aislamiento democrático” a Venezuela, para justificar un atentado contra Maduro o una intervención en ese país.

La delegación argentina, encabezada por la embajadora Paula María Bertol, planteó aplicar la Carta Democrática Interamericana en Venezuela y subrayó que “el prestigio y la relevancia de la OEA” están en juego.

El representante de Ecuador, Carlos Alberto Játiva, cuyo país respaldó la declaración en contra del Gobierno de Maduro, puntualizó que “solo los venezolanos pueden resolver sus desencuentros políticos”.

México, que tomó distancia de la declaración emitida el pasado 4 de enero por el Grupo de Lima sobre el nuevo mandato de Maduro y esta vez se abstuvo en la votación, manifestó su disposición a apoyar iniciativas encaminadas a que el pueblo de Venezuela encuentre una solución a sus diferencias.

En declaraciones a los periodistas, el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, aseguró que Washington tiene “un compromiso” con el pueblo venezolano y que hará “todo lo posible” para que “regrese la democracia” al país.

En la resolución aprobada este jueves, los países integrantes de la OEA acordaron “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”.

Además, llamaron “a la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias”, en una fecha cercana y “con presencia de observadores internacionales”.

Pero reafirmaron que “solo a través de un diálogo” se podrán acordar las condiciones para un nuevo proceso electoral.

Los integrantes del organismo demandaron “la inmediata e incondicional liberación de todos los presos políticos” y urgieron al “régimen venezolano” a que permita el “inmediato ingreso de ayuda humanitaria” para su pueblo.

Asimismo, instaron a que sus Estados miembros y observadores permanentes que adopten las “medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras” que consideren para “contribuir a la restauración del orden democrático” en Venezuela.

En el documento acordaron “expresar la activa solidaridad con el pueblo venezolano y su compromiso de mantener bajo seguimiento la situación” del país, así como “apoyar medidas diplomáticas que faciliten la restauración de las instituciones democráticas y el pleno respeto a los derechos humanos”.

En una breve intervención, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, se declaró “honrado” de haber asistido a la declaración de “ilegitimidad absoluta de Maduro” y defendió que solo la democracia puede garantizar el ejercicio de la soberanía en Venezuela.

“Es ahora el momento para la democracia en Venezuela, es ahora el momento para que Venezuela y la comunidad internacional actúen en sintonía, pensando en el interés mayor del pueblo venezolano y la reinstalación de sus derechos humanos básicos y la democracia”, agregó Almagro, y subrayó que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) en el único poder del Estado legítimo. EFE

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí