Plan Decenal, 26 años después

Ramón Morrison - 4 de diciembre de 2018 - 12:07 am - Deja un comentario

Los días 3, 4 y 5 de diciembre de 1992 se realiza en el país el Congreso Nacional del Plan Decenal de Educación.

Como proceso el Congreso fue el resultado en un gran movimiento que se iniciara en 1990; previo al Congreso Nacional del Plan Decenal se habían realizado 111 congresos municipales y 30 congresos provinciales, así como diversas actividades educativas con el propósito de diagnosticar y formular propuestas de cambios ante la situación de profunda crisis de la educación nacional. Entre las más claras expresiones de esa crisis se destaca que la inversión en educación era en el 1990 de 0.9% del PIB ¡menos del 1%! Los sueldos de las maestras y  maestras por tanta por debajo del salario mínimo y además de una verdadera estampida hacia otras carreras o el abandono puro y simple de la carrera de educación.

El Plan Decenal de Educación fue la respuesta de toda la sociedad con participación protagónica de la entonces Secretaría de Estado de Educación, del sector privado por la vía de EDUCA y de la Asociación Dominicana de Profesores-ADP- y en lo internacional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD-  entre otras importantes instituciones que hicieron posible uno de los más importantes movimientos socioeducativos del pasado siglo.

Cabe preguntarse en  atención a esa reseña histórica sobre los resultados de tan gigantesco esfuerzo.

Entre los aportes del Plan Decenal de Educación está la Ley de Educación 66-97, de las más avanzadas de la región y en su contenido el 4% del PIB como inversión en la educación preuniversitaria; se destaca además la Transformación Curricular de 1995, instituida mediante la ordenanza 1´95 y  con lo cual se hizo el cambio de mayor alcance en cuanto al contenido y método de la educación preuniversitaria desde la Reforma Hostosiana. Se suman a lo anterior otros importantes avances en cuanto a los fines y valores de la educación así como la gestión educativa preuniversitaria pautada por la Ley 66-97.

La República Dominicana ha avanzado en transparencia en la formulación de políticas públicas, en los cimientos de una educación de calidad mejorando sustancialmente las condiciones de las y los estudiantes en cuanto a infraestructura física, materiales educativos y alimentación escolar,  así como en las condiciones de  vida y trabajo  de las profesoras y profesores; PERO ESTÁ PENDIANTE LO QUE LE DA SENTIDO A TODO, Y ES EL APRENDIZAJE EFECTIVO Y SIGNIFICATIVO, en profunda crisis mundial y en sus mínimos niveles en lo nacional que demanda con urgencia 26 años después  nuevas y  calificadas respuestas de la sociedad toda.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.