Arquitectura y energía

Más pinceladas sobre urbanismo y sostenibilidad

Continuando con algunas de las recomendaciones (que no fórmulas mágicas), del Prof. Heywood -y a propósito de adoptar la mejor solución que el propio emplazamiento urbano nos plantea- vemos en sus palabras una buena manera de hacer las cosas: 

“Restablecer el vínculo entre la ciudad y su región: una relación simbólica entre la ciudad y su entorno beneficia a los ciudadanos, a la ecología y al entorno”.

Evidentemente existe libertad de interpretación para estas palabras. En ese caso nosotros proponemos una y además con un ejemplo. El que dice una ciudad, también puede decir un asentamiento. Dicho esto, un litoral no se adapta a un asentamiento urbano/humano. Es el asentamiento el que debe adaptarse a su entorno, natural (y social si lo hubiera),  sin fórmulas mágicas y/o exportadas de otras experiencias sin más, aunque sí tomando ejemplo de otros lugares buenamente aprovechados. 

Benidorm, Gandía (España) y otros por el estilo, no son buenos ejemplos de vinculación de la ciudad y su región (o lo que es lo mismo del asentamiento humano/urbana y su entorno natural) y nos sorprende que a fuerza de muchos recursos,  (servicios públicos, infraestructuras urbanas, etc.), estos asentamientos se hagan funcionales. 

¿Juan Dolio va por ese camino?…Lo cierto es que la primera línea de playa ya está copada. ¿En la segunda línea y con el bulevar o alameda (boulevard) se podrá salvar el juego? 

¿Se aplicó este principio de vinculación entre el entorno, el asentamiento y el Faro a Colón? Dejamos como respuesta y referencia sobre el tema lo escrito por la Prof. A. Chantada en su columna Espacio y tiempo de este mismo diario (https://acento.com.do/2018/opinion/8612090-parque-violentado-espacio-publico-defender/).

Otra recomendación muy apreciable y por demás muy interesante extraída de los planteamientos de Heywood, se presenta en forma de pregunta: 

¿Podría la ciudad dar más de lo que consume con soluciones innovadoras y de balance positivo para la energía, los residuos el carbono y el agua?

Como siempre la respuesta está en políticas públicas, a nivel municipal y de estado; por ejemplo un sistema de transporte alternativo al uso del vehículo privado, que fuera eficiente y desde luego atractivo para los usuarios. Esto por mencionar una sola cosa por motivos de espacio. 

Ya en código de arquitectura. ¿No sería interesante legislar en función de que no exista una sola cubierta, o fachada que no se gane su derecho a existir aportando energía o capturando CO2 ?

Aún con 18 grados de latitud norte, como los que tiene la isla de Santo Domingo, una cubierta fotovoltaica, INTEGRADA, en muchos de los edificios, o de captación solar para ACS (agua caliente sanitaria), serviría para que esa superficie de cerramiento, ya sea en cubierta o fachada, registrara un plus energético que pudiera ser volcado al propio edificio o a un sistema de red de captación de esa energía. Nos hemos referido a este tema muchas otras veces; una de ellas en este artículo: https://acento.com.do/2013/opinion/1411384-integracion-de-tecnologia-solar-termica-en-la-fachada-i/. 

Claramente podemos dar más de los que consumimos como ciudad pero eso depende también de nuestros pequeños gestos; uno de ellos el ahorro del plástico. Seguiremos la semana próxima. 

encuesta

¿Cree usted que la oposición y Leonel Fernández derrotaron plan reeleccionista de Danilo Medina?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.