Francisco mira hacia la Amazonía… O lo que queda de ella

Amparo Chantada - 13 de junio de 2018 - 12:08 am - Deja un comentario

El papa Francisco hizo muy bien de volver a sus raíces latinoamericanas. Su tierra natal, sus paisajes,  sus ríos, esa fuerza de la naturaleza que Alejandro Humboldt admiro tanto, el que menciona ya, las poblaciones primeras que sufrían en el siglo XIX un proceso de explotación, expoliación, marginación que lo indignaba. Francisco debería recoger ese legado universal y visibilizar el salvaje proceso de explotación y exterminación al cual está sometida la Amazonia y sus poblaciones milagrosamente preservada hasta hoy día, gracias a ese aislamiento que permitió el bosque, la lejania.  Era tiempo que la Iglesia católica, volviera a mirar esas tierras que ayudo a conquistar en el siglo XV y que la película “La Misión” recreo con magistralidad. 

¿Si no sabes lo que pasa en América Latina, lee lo que sigue: Nosotros añadimos las causas de la alarma ambiental, social, de derechos humanos  para que todos entendieran mejor lo que sucede en Amazonia desde decenios. En breves palabras, Amazonia es hoy,  la África del siglo XVIII, lo que fue el Oeste Americano, pero si consideramos que es la última mancha verde del Planeta Tierra, objetivamos mejor  la emergencia:  sus recursos naturales son inmisericordia mente explotados sin que los beneficios recaigan  en su gente, sus poblaciones primeras se ven expoliadas de sus tierras por delincuentes contratados. Son sometidas a un nuevo tipo de esclavismo trabajando sin garantías laborales, sanitarias y sin derechos, y lo peor es que la penetración de las industrias de la madera, agroindustrias, industrias extractivas (oro, bauxita, petróleo, hierro, metales raros) conlleva a la construcción de carreteras de penetración  y mega-nfraestructuras que, deforestan, expolian, contaminan, destruyen el paisaje original. Llegaron las industrias del petróleo, del oro, del diamante, del cobre, de la bauxita, del soja, del sorgo, del mais, roban la propiedad, arrasan con la biodiversidad, los ríos, la fauna, la flora, actúan como nuevos conquistadores, estudiados y convencidos que tienen derechos…………………………y la Reserva de la Humandiad, en agua, en germo plasma, en capitales genéticos, ¿ Y los acuerdos de Paris? y la biodiversidad? Y los derechos consentidos a las poblaciones indígenas? Y la cultura?

La reunión de los obispos convocada para debatir la cuestión de la Amazonía, y que se celebrará en octubre de 2019 buscará responder a esas “injusticias” criminales que sufre esta región, que se extiende por nueve países sudamericanos, que rodean los bordes de la selva,……. Región  vital para el resto del planeta, según el documento preparatorio presentado hoy.

EL DOCUMENTO PREPARATORIO Y DE MOTIVACION

En el documento de preparación presentado  se explica que la Iglesia está llamada “a responder a las situaciones de injusticia de la región, como el neocolonialismo de las industrias extractivas, los proyectos de infraestructuras que dañan su biodiversidad, y la imposición de modelos culturales y económicos ajenos a la vida de los pueblos”. “Hoy el grito de la Amazonía al Creador, es semejante al grito del Pueblo de Dios en Egipto”, aseguran y añaden que es “un grito de esclavitud y abandono, que clama por la libertad y el cuidado de Dios”.

Se afrontará a  la situación de los “pueblos indígenas, ribereños, y afrodescendientes por la llegada de la minería ilegal y legal, la industria de extracción petrolera, acorralados por la expansión de la extracción de madera, y siendo los más golpeados por los conflictos agrarios y socio-ambientales”.

“Los movimientos migratorios más recientes correspondientes a la región amazónica están caracterizados, sobre todo, por la movilización de indígenas de sus territorios originarios a las ciudades. Actualmente entre 70% y 80% de la población de la Pan Amazonía reside en las ciudades”, apunta el documento.

Para la Iglesia, es un “imperativo moral”, “una exigencia ética fundamental” y un “compromiso básico con los derechos humanos” el proteger a los pueblos indígenas y sus territorios.

El documento de este Sínodo Especial   asegura que las reflexiones que se harán durante esos días “superaran el ámbito estrictamente eclesial amazónico, porque  enfocara a la Iglesia universal y también al futuro de todo el planeta”.

La preocupación del papa por esta región, “multiétnica, pluricultural y pluri-religiosa” y símbolo de la biodiversidad y pulmón del planeta ya la ha expresado en su encíclica reciente y la escenificó acudiendo al Pueblo Maldonado, en el corazón de la selva amazónica, durante su viaje a Perú.

Para conocer mejor los problemas, se enviará un cuestionario a las iglesias locales para conocer las realidades locales y dar soluciones,  servirá también para la elaboración del documento de trabajo que se utilizará en el Sínodo.

UNA VIEJA LUCHA AMBIENTAL DOMINICANA

En mi libro “Medio Ambiente, modelo de desarrollo y soberanía nacional” (1993, Editora Amigo del Hogar) concluya refiriéndome al documento importantísimo de la Tercera Conferencia General del Episcopado latinoamericano celebrada en Puebla Mexico 27 de enero al 13 de febrero de 1979 que decía en su acápite 8 ..

”la civilización del amor repele la sujeción y la dependencia perjudicial a la dignidad de América Latina. No aceptamos la condición de satélite de ningún país del mundo,, ni tampoco de sus ideologías propias. Queremos vivir fraternalmente con todos porque repudiamos los nacionalismos estrechos o irreductibles, Ya es tiempo de que America Latina advierta a los países desarrollados que no nos inmovilicen, que no obstaculicen nuestro propio progreso, que no nos exploten, al contrario que nos ayuden con magnanimidad, a vencer  las barreras de nuestro subdesarrollo, respetando nuestra cultura, nuestros principios, nuestra soberanía, a nuestra identidad nuestros RECUROSS NATURALES’…….

Y lo más insólito, lo mas revestido de anonimato, de una discreción tan grande que friso la indiferencia, en ese mismo momento la Conferencia del episcopado dominicano , el 21 de enero de 1987 se pronunciaba sobre la relación del Hombre con la naturaleza y la responsabilidad del Estado dominicano frente a la gestión del medio ambiente en particular”…. Acápite 73:

“estamos conscientes de que la recuperación y el cuidado de nuestros recursos naturales renovables es una tarea de todos pero el Gobierno como Administrador del Estado tiene la obligación de orientar y coordinar esta tarea suprema y asi deben comprenderlo todos los dominicanos”…..

en esos momentos la ciudad de Bonao y su población se enfrentaban a los efectos nocivos de la explotación del ferroníquel en las lomas Peguera y Ortega, …. Iniciaban su práctica de arrasar con las lomas que rodean Bonao, Maimon y Guayacanes de La Vega.

Muchos pensamos que el ejemplo que viene desde Roma deberá servir de modelo para las otras Iglesias, menos cercanas a la Amazonia, que observan lo que ocurre con los recursos de sus tierras, sin pronunciarse: Loma Miranda es un ejemplo, debemos mirarla como nuestra Amazonia local, todo un símbolo de la lucha por la preservación del Planeta y la lucha contra el Cambio Climático.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.