China y Estados Unidos viven momentos de mayor tensión en relaciones económicas y políticas

Foto: Acento.com.do/Archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó el miércoles a China de buscar entrometerse en las elecciones legislativas estadounidenses del 6 de noviembre y dijo que Pekín no quería que su partido republicano lo hiciera bien debido a su posición beligerante sobre el comercio.

«China ha intentado interferir en nuestras próximas elecciones de 2018, que se celebrarán en noviembre. Contra mi administración», dijo Trump en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU cuyo tema aparente fue la no proliferación de armas de destrucción masiva.

Pekín rechazó inmediatamente la acusación en la misma reunión.

«No interferimos y no interferiremos en los asuntos internos de ningún país», dijo el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en una sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a través de un traductor. «Nos negamos a aceptar toda acusación injustificada contra China».

Ambos países están envueltos en una guerra comercial, generada por las acusaciones de Trump de que China ha intentado durante mucho tiempo robar la propiedad intelectual de los EE. UU., limitar el acceso a su propio mercado y subsidiar injustamente a las empresas estatales.

Como consecuencia, han intercambiado fuertes golpes arancelarios a una gran de cantidad de productos, el más reciente, el de esta semana por parte de EE.UU. con tarifas por más de US$200 mil millones a productos chinos.

Trump se refirió más tarde al suplemento de cuatro páginas de una compañía de medios del gobierno chino en un periódico de Iowa promocionando los beneficios mutuos del comercio entre los Estados Unidos y China.

Es frecuente la práctica de gobiernos extranjeros que compran espacio en los periódicos de los EE. UU. para promover el comercio y difiere de una operación clandestina administrada por una agencia nacional de inteligencia, comenta la agencia Reuters.

«China está colocando anuncios de propaganda en el Des Moines Register y otros documentos, hechos para que parezcan noticias», dijo Trump en un tuit.

En un artículo de Des Moines Register sobre el suplemento publicitario, Carol Hunter, editora ejecutiva del periódico, dijo que la colocación no era sorprendente.

«No es sorprendente que China Daily haya intentado colocar anuncios en el Register, porque el Des Moines Register es la organización de noticias más grande de Iowa y los agricultores de Iowa se ven afectados desproporcionadamente por los aranceles de China», dijo Hunter.

Según filtró a los periodistas un funcionario anónimo, el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, él planea hacer un discurso la próxima semana detallando las acusaciones, y dijo que el gobierno de Estados Unidos estaba trabajando para desclasificar más información sobre este asunto.

Durante una conferencia de prensa la noche del miércoles, Trump describió al presidente chino Xi Jinping como un amigo, lo que llevó a un periodista a preguntar cómo podría ser el caso dado las acusaciones de intromisión.

«Tal vez él ya no lo sea, seré honesto contigo», respondió Trump.

Tensión en el campo militar

Pero también comienzan a aumentar las tensiones en otras áreas en la medida que se profundiza la guerra comercial.

China rechazó el martes el ingreso de un buque de guerra estadounidense a Hong Kong el mes próximo, según el Consulado General de Estados Unidos en Hong Kong, y el máximo oficial naval de Pekín canceló una reunión de alto nivel con su homólogo estadounidense luego de ser llamado a China, según el teniente coronel Dave. Eastburn, un portavoz del Pentágono.

Las medidas se producen cuando un empeoramiento de la guerra comercial genera preocupación en Pekín sobre si los últimos aranceles del presidente Donald Trump son parte de un plan maestro para evitar que China amenace el dominio estadounidense del Indo-Pacífico.

También, la semana pasada, la administración Trump impuso sanciones sin precedentes a una agencia china de adquisiciones militares y su director por supuestamente comprar aviones de combate rusos, alegando una violación de las sanciones de EE. UU.

«Todo se suma», dijo Jean-Pierre Cabestan, que enseña relaciones entre los EE. UU. Y China en la Universidad Bautista de Hong Kong. «Les viene bien a los conservadores como Xi Jinping en el liderazgo de China que la verdadera intención de Trump sea contener el ascenso de China».

Respuesta de China

«En China, están debatiendo cómo pueden responder y hay halcones que dicen: ´Tenemos que devolver el golpe'», dijo Collin Koh Swee Lean, investigador de la Escuela de Estudios Internacionales S. Rajaratnam de Singapur. Las acciones militares del país esta semana son una forma de «mostrar descontento sin cruzar la línea hacia algo más serio».

China ya ha empleado mensajes similares antes. En 2016, Pekín negó la solicitud de un grupo de ataque de portaaviones estadounidense para una visita al puerto de Hong Kong durante un período de mayor tensión con los EE. UU. sobre el Mar del Sur de China.

Es probable que China continúe buscando maneras de expresar su insatisfacción, sin descarrilar sus intentos de resolver la guerra comercial a través de la conciliación, dicen expertos.

encuesta

¿Cree usted que el fallo del Tribunal Superior Electoral contra Leonel Fernández pone fin a la crisis del PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.