China advierte a EE.UU que no dialogará bajo presión; guerra comercial entra en nueva etapa hoy

Foto: Acento.com.do/Archivo/“Existe la sensación de que Estados Unidos está celoso del ascenso de China y está utilizando la guerra comercial para contenerlo. “Para China, retroceder no es una opción, se está preparando para una larga batalla”.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Las autoridades chinas dijeron que las amenazas del presidente Donald Trump mediante aranceles adicionales sobre las exportaciones del país a Estados Unidos están bloqueando cualquier posibilidad de negociaciones entre los dos países.

China acusó a Estados Unidos de “acoso comercial” luego de una nueva ronda de tarifas.

Los comentarios vinieron poco después de la imposición de aranceles aUS$ 200 mil millones de productos chinos, que entró en vigor a las 12:00 p.m. hora del lunes en Pekín. Se trata de la mayor ronda de tarifas impuestas hasta el momento como parte de la guerra comercial entre ambas potencias.

En un informe oficial, según lo informado por la agencia de noticias Xinhua, China dijo que Estados Unidos estaba empleando «prácticas comerciales de intimidación», «intimidando a otros países a través de medidas económicas» y perjudicando a la economía global.

Y en una señal de que está buscando otras formas de influir en la disputa, China está luchando directamente por el comercio con Estados Unidos, mediante un suplemento publicitario pagado en el periódico más grande de Iowa para destacar lo que llama «el fruto de la locura de un presidente».

China también acusa a Estados Unidos de iniciar la «mayor guerra comercial en la historia económica».

Las compañías estadounidenses que importen los productos chinos en cuestión deberán pagar un impuesto adicional del 10%.El impuesto aumentará al 25% desde el inicio de 2019, a menos que los dos países lleguen a un acuerdo. En contraste, China está imponiendo un arancel adicional del 5% a los productos estadounidenses, incluidos aviones, computadoras y textiles más pequeños, y un 10% adicional a productos tales como productos químicos, carne, trigo y vino.

El último movimiento lleva el total de las importaciones chinas afectadas por las tarifas estadounidenses desde julio hasta unos US$ 250 mil millones, lo que significa que aproximadamente la mitad de todas las importaciones chinas a los EE. UU. ahora están sujetas a nuevas obligaciones.

La última escalada se produce cuando China canceló posibles nuevas conversaciones comerciales con EE. UU., según informes de prensa.

Estos últimos aranceles de los EE. UU. se aplican a casi 6,000 artículos, lo que los convierte en la ronda más grande de aranceles comerciales de Washington.

Afectan bolsos de mano, arroz y textiles, aunque algunos artículos como relojes inteligentes y sillas altas han sido exonerados.

Las compañías estadounidenses que importen los productos chinos en cuestión deberán pagar un impuesto adicional del 10%.El impuesto aumentará al 25% desde el inicio de 2019, a menos que los dos países lleguen a un acuerdo.

En contraste, China está imponiendo un arancel adicional del 5% a los productos estadounidenses, incluidos aviones, computadoras y textiles más pequeños, y un 10% adicional a productos tales como productos químicos, carne, trigo y vino.

Reacciones

De la noche a la mañana, el índice MSCI Asia sin Japón cayó un 1.1 % debido a que las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos no mostraron signos de mejora. Los mercados en Japón, Corea del Sur, China y Taiwán estaban cerrados por vacaciones.

En Europa, el índice Stoxx 600 bajó un 0.3 % a las 5:50 a.m. hora del este, debido al peso de las preocupaciones comerciales, que resurgen nuevamente. Los futuros del S & P 500 apuntaban a una apertura menor, el rendimiento del Tesoro a 10 años estaba en 3.083 % y el oro estaba más bajo, reportó Bloomberg.

Los motivos de Trump

El presidente Donald Trump dice que quiere detener las «transferencias injustas de tecnología estadounidense y propiedad intelectual a China» y proteger empleos, comenta la BBC de Londres.

Los aranceles, en teoría, harán que los productos fabricados en EE. UU. sean más baratos que los importados, lo que alentará a los consumidores a comprar productos estadounidenses. La idea es que esto impulsará a las empresas locales y respaldará la economía nacional.

Los aranceles, en teoría, harán que los productos fabricados en EE. UU. sean más baratos que los importados, lo que alentará a los consumidores a comprar productos estadounidenses. La idea es que esto impulsará a las empresas locales y respaldará la economía nacional.

Sin embargo, muchas empresas y grupos industriales de Estados Unidos han declarado ante la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos que sus negocios están siendo perjudicados.

Hay indicios de que las empresas ya se están viendo afectadas, y el FMI ha advertido que grandes escaladas afectarán el crecimiento mundial.

Las políticas arancelarias de Trump integran su agenda de comercio proteccionista desde que asumió el cargo, lo que desafía décadas de un sistema global de libre comercio, comenta la BBC.

Los cálculos de JPMorgan

Los estrategas de JPMorgan Chase & Co. están comenzando a hacer cambios en la previsión y la estrategia en torno al potencial que el presidente Donald Trump tiene tan seguro de sí mismo en la economía y los mercados fuertes sobre los que él hace un «gran error de cálculo».

La preocupación es que «la resistencia del mercado económico y de renta variable de EE.UU. a pesar de los aranceles envalentonará al Presidente en todos los frentes geopolíticos: autos, Nafta y particularmente Irán, y se arriesgará a (cometer) un gran error de cálculo por sanciones difíciles de calibrar «, escribieron estrategas liderados por John Normand en una nota del 21 de septiembre.

JPMorgan también está comenzando a tener en cuenta en su estrategia un potencial creciente para una «Fase III» de la guerra comercial de los EE. UU.-China el próximo año, que afectará a todas las importaciones chinas. Eso podría, según los estrategas, conducir a un crecimiento chino más débil y golpear el complejo de productos básicos, por no hablar de las acciones de EE. UU.

«Para las acciones de EE. UU., el 25% de los aranceles aplicados a todas las importaciones procedentes de China podría sacar US$8 de las proyecciones EPS de consenso de US$199 y reducir el crecimiento de las EPS del 10% al 5% año tras año», dijo la nota, citando un informe del 12 de septiembre de los estrategas de JPMorgan liderados por Dubravko Lakos-Bujas. Los US$179 se refieren a las estimaciones promedio de Wall Street para el S & P 500.

Lo que puede venir

No está claro cómo China puede igualar la escala de los aranceles estadounidenses a largo plazo. EE. UU. compra mucho más de China de lo que le vende, por lo que China solo tiene un espacio limitado para tomar represalias mediante el comercio.

Los analistas han dicho que China podría ser creativa al contraatacar. Podría hacer la vida más difícil para las empresas estadounidenses en China o hacer que su moneda baje para impulsar las exportaciones.

Recientemente, Trump acusó a China de hacer precisamente eso. Pero China ha devuelto el golpe a estas acusaciones.

China «nunca irá por el camino de estimular las exportaciones al devaluar su moneda», dijo el primer ministro Li Keqiang la semana pasada.

Una opinión

“Existe una opinión muy arraigada de que China ha engañado no solo a los EE. UU. Sobre el comercio, sino también a otros socios comerciales”, comenta el especialista y corresponsal de negocios para Asia de la BBC.

“Si bien no todos están de acuerdo con la estrategia del Sr. Trump, su política de tarifas les está dando a los demás la confianza para expresar sus quejas.De hecho, la Cámara de Comercio Europea en China ha dicho que la causa raíz de la guerra comercial de EE. UU. China es «la apertura incompleta del mercado de China».

“Pero en China, esas críticas se están enfrentando con un creciente nacionalismo, según las empresas y académicos chinos con los que hablé.

“Existe la sensación de que Estados Unidos está celoso del ascenso de China y está utilizando la guerra comercial para contenerlo.

“Para China, retroceder no es una opción, se está preparando para una larga batalla”.

encuesta

¿Cree usted que Gonzalo ya aventaja a Leonel con 6%, según afirmó?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.