Simón Suárez critica ‘‘irrespeto” al ordenamiento territorial en el polo turístico Bávaro-Punta Cana-Macao

“Aún vemos -destacó Suarez- que con la complicidad de los responsables de hacer cumplir la ley, se reportan con frecuencia acciones ilegales como el uso irresponsable de los 60 metros de playa; eliminación de dunas y extracción de arena; daños a los manglares costeros; daños a las barreras coralinas; relleno de humedales y lagunas, y extracción de materiales de construcción en los ríos”
Servicios de Acento.com.do - 29 de junio de 2018 - 4:00 am - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Simón Suárez.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  El vicepresidente de Relaciones Institucionales del Grupo Puntacana, Simón Suárez, criticó durante el Primer Simposio Internacional de Biodiversidad Costera y Turismo el ‘‘irrespeto al ordenamiento territorial’’ de las zonas costeras, las acciones ilegales como la eliminación de dunas, extracción de arena, daños a manglares costeros, a las barreras coralinas, relleno de humedales y lagunas y extracción de materiales de construcción desde los ríos.

Suárez, expresidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes, se refirió al caso reciente de reforma de uso de suelo del territorio turístico de Punta Cana-Bávaro-Macao, tras una repentina resolución que emitió el Ministerio de Turismo que se permite la construcción de edificios de hasta 22 pisos.

Lea también Construcciones de 22 niveles en playa del Este amenazan sostenibilidad del turismo, advierten ecologistas

En voz de Suárez, “[esto] se ha realizado sin sustentar las decisiones en los estudios científicos que justifiquen estos cambios y sin tomar en cuenta los argumentos de quienes se oponen”.

El empresario mencionó que en ocasiones “se registra en las instituciones, un chocante irrespeto a sí mismos y a sus propias ordenanzas. Un ejemplo revelador es la aceptación de la construcción y la otorgación de incentivos fiscales en Juan Dolio, para una torre con 121 apartamentos residenciales a 30 metros del mar, irrespetándose las limitaciones impuestas por las resoluciones de los Ministerios de Turismo y Medioambiente”.

“Aún vemos -destacó Suarez- que con la complicidad de los responsables de hacer cumplir la ley, se reportan con frecuencia acciones ilegales como el uso irresponsable de los 60 metros de playa; eliminación de dunas y extracción de arena; daños a los manglares costeros; daños a las barreras coralinas; relleno de humedales y lagunas, y extracción de materiales de construcción en los ríos”.

“Se toman atajos y no se cumple el debido proceso, como la obligación de escuchar las comunidades y demás actores involucrados, que podrían ser afectados por las decisiones de las autoridades, cuyo poder reglamentario no está por encima de la comunidad”, afirmó.

Durante su exposición, explicó que impera el maltrato medioambiental en el modelo turístico dominicano, a pesar de los compromisos que el país asumió aprobando la ley que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo 20130.

Recordó que el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 14 compromete al país a “conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos”, porque es “el más directamente relacionado con el turismo”, porque aquí la oferta fundamental es sol & playa, y es el “recurso natural disponible para el turismo que ha generado mayores cuestionamientos para el sector”.

Crear fideicomiso de promoción turística

El orador planteó la creación de un fideicomiso para una promoción turística ‘‘para que esta se planifique con profesionalidad, y se desarrolle y ejecute con la participación directa de todas las partes interesadas, de los sectores público y privado’’, dijo.

También señaló como uno de los grandes desafíos del país ‘‘diseñar las estrategias para promover un desarrollo turístico sostenible y la competitividad del producto”.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.