EEUU y China regatean brecha comercial

Los mineros del carbón, los agricultores y los perforadores de petróleo serían los principales beneficiarios de una oferta de Pekín para impulsar las compras de bienes de EE. UU. en alrededor de US$25 mil millones este año.
Servicios de Acento.com.do - 6 de junio de 2018 - 3:00 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Xi Jinping, presidente de China.

Traducción Iván Pérez Carrión

China y EE. UU. siguen intentando cerrar un acuerdo comercial antes del plazo a finales de este mes, que supondría que la imposición de aranceles sobre las importaciones chinas a Estados Unidos no debería alcanzarse.

Los mineros del carbón, los agricultores y los perforadores de petróleo serían los principales beneficiarios de una oferta de Pekín para impulsar las compras de bienes de EE. UU. en alrededor de US$25 mil millones este año.

Del lado estadounidense, la administración de Trump está dando los últimos toques a un acuerdo que permitiría a ZTE Corp. reanudar sus operaciones. Aunque la Casa Blanca insiste en que el acuerdo de ZTE y las negociaciones comerciales son temas separados, China suavizó las sanciones de ZTE como una condición previa para participar en las discusiones comerciales.

Funcionarios de ambos países todavía están finalizando los detalles y cualquier acuerdo podría desmoronarse, de acuerdo con una de las personas al tanto de las negociaciones que habló bajo condición de anonimato para discutir las deliberaciones internas.

Reuters informó el martes que ZTE había firmado un acuerdo en principio que permitiría a la compañía paralizada reanudar sus operaciones.

Estados Unidos bloqueó el acceso de ZTE a los proveedores de Estados Unidos en abril, diciendo que la compañía violó un acuerdo de sanciones de 2017 relacionado con el comercio con Irán y Corea del Norte y luego mintió sobre las violaciones. La compañía anunció que cerraría solo semanas después de que se anunciara la prohibición.

El presidente Donald Trump revirtió el rumbo el mes pasado, al decir que, como un favor personal al presidente chino, Xi Jinping, estaba reconsiderando las sanciones contra la empresa ZTE. Trump dijo más tarde que su administración le permitiría a la compañía mantenerse en el negocio después de pagar una multa de US$ ,3 mil millones, cambiar su administración y junta, y proporcionar “garantías de seguridad de alto nivel”.

Trump ha dicho que las compañías de tecnología de Estados Unidos han sido perjudicadas por las sanciones. ZTE depende de los componentes de EE. UU., Incluidos los chips Qualcomm Inc., para construir sus teléfonos inteligentes y equipos de red.

Pero ambos países han continuado regateando sobre la forma de un acuerdo para evitar una guerra comercial inminente, con China que ofrece impulsar las compras de productos estadounidenses y Estados Unidos un acuerdo para permitir que ZTE Corp. reanude las compras a proveedores estadounidenses.

El petróleo crudo, el carbón y los productos agrícolas se encuentran entre los bienes que los chinos están dispuestos a comprar más, de acuerdo con las personas informadas.

Las propuestas son las últimas en las negociaciones entre las dos economías más grandes del mundo que se han estado amenazando durante meses.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, estuvo en Pekín a principios de este mes para la tercera ronda de negociaciones de alto nivel, que se centró en que China acepte comprar más energía y productos agrícolas de EE. UU., según la Casa Blanca.

El Ministerio de Comercio de China no dio una respuesta cuando se le preguntó el miércoles sobre los informes sobre comercio y ZTE.

La administración del presidente Donald Trump ha hecho que la reducción del déficit en el comercio de bienes con China y otras naciones sea uno de sus objetivos de política más importantes.

Si bien impuso aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio de todo el mundo, aún no ha promulgado ninguno de los gravámenes específicos a China con los cuales ha amenazado; China, por su parte, ha advertido que cancelaría cualquier promesa sobre el comercio con los EE. UU., si eso sucediera.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.