Atalaya del escrutinio

¿Somos racistas en contra de nosotros mismos?

Racistas siempre son los otros, nunca nosotros. En el siglo XXI, prácticamente nadie admite ser racista, excepto el loco suelto. Pues en general, se entiende inaceptable ser racista, y existen leyes y convenciones que prohíben la discriminación basada en atributos físicos “raciales” o “étnicos”.  Las expresiones denigrantes contra individuos y grupos son sancionables (no siempre sancionadas), y muchos estados penalizan severamente el denominado “crimen de odio” en todas sus manifestaciones. Aparentemente el racismo explícito agoniza camino a su eventual extinción, pero debemos asegurarnos de que así sea. Desde la adopción universal de la Convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial de 1965, la humanidad ha avanzado mucho en términos de la legislación y los mecanismos para reducir las manifestaciones abiertas de discriminación racial, pero aún falta mucho por hacer para eliminar los prejuicios raciales que subyacen- el racismo implícito o latente.

El racismo, en su forma latente, acecha bajo el manto sigiloso del subconsciente. El racismo es tan elusivo, que abundan los casos de individuos y grupos sociales “auto-racistas”. El fenómeno ocurre en la lejana Corea, por ejemplo, donde los atributos fenotípicos coreanos son desdeñados, prefiriendo los ojos más grandes y la nariz menos chata, pues se avergüenzan de su típica fisionomía asiática, procurando ser caucásicos a cualquier costo. Según un reportaje de El Confidencial muchos se mutilan:

“En Corea del Sur es tan habitual preguntar a un desconocido en el vagón quién le ha operado los párpados como dónde se ha comprado su camisa. Las operaciones estrella tienen como objetivo lograr un aspecto caucásico, y han logrado tal nivel de perfección que el sur de Corea no solo se ha convertido en la meca de las cirugías, sino que sus pacientes salen del quirófano tan diferentes que no son capaces de reconocer su propio reflejo.” 

En la India también hay racistas contra sí mismos. Despreciando el color característico de su piel morena, mucha gente quiere blanquearse a cualquier precio. El mercado de cremas blanqueadoras es de cientos de millones de dólares anuales, respondiendo al afán que tienen muchos indios de tener piel clara por cualquier medio. En su estética racista, mientras más clara la piel, mejor.  Explica una joven madre a un reportero de El País la obsesión por tener piel clara en un pueblo que no es caucásico:

«Cuando mis hijos nacieron, en vez de preocuparse por saber si estaban sanos, la familia preguntó primero si tenían piel clara u oscura», cuenta Diya Vig. Ella tiene un moreno claro, pero dice que sentía presión de la familia de su esposo, de clase social alta y con menos pigmentación.

Los casos antes expuestos son extremos, pues muchas personas se muestran dispuestas a grandes sacrificios para cambiar su fisionomía, que es la típica de sus connacionales. No es solo en Asia que se desprecian los atributos físicos característicos de la mayoría, pues en América descubrimos el mismo fenómeno. La distinguida intelectual mexicana, Elena Poniatowska, hizo recientemente la pertinente observación al respecto del país hispano de mayor población: “Ser indígena en México no es ninguna ventaja, somos racistas en contra de nosotros mismos”. Y es evidente que esa actitud de desprecio por lo indígena no es una política oficial ni se ampara en la legislación vigente. Así lo expresa el periodista mexicano radicado en EE.UU., Cesar Fernando Zapata: “¿Cuál es el problema con el racismo entre nosotros los mexicanos? ¿Es culpa de los gobernantes? ¿De los empresarios? Tristemente, no. Lo peor es que nosotros mismos somos los que promovemos el racismo contra nuestra propia gente.” Trump no es el único prejuiciado en contra de los mexicanos, la diferencia es que él verbaliza su desprecio. Y eso a pesar de que ese hermano pueblo es heredero de civilizaciones indígenas con valiosos aportes a la cultura y a la identidad de los mexicanos, como los mayas, los mexicas y los toltecas, teniendo más que suficientes motivos para sentirse orgulloso de su legado. Naturalmente, la respuesta automática es “nosotros no somos racistas”, los racistas son los vecinos del Sur de EE.UU. Pero en todo caso, “hay que mejorar la raza”.

Pero no solo los mexicanos se auto-discriminan. Muchos peruanos, los de la estirpe incaica del Cuzco y Machu Picchu,  sufren del mismo mal al menospreciar a su gente por poseer rasgos propios de los indígenas. Se rechaza socialmente “la piel oscura, el pelo lacio, los ojos rasgados o la baja estatura”, y en cambio se valora la piel clara, el pelo rubio, los ojos azules y la alta estatura- el modelo nórdico europeo. Pablo Pérez Álvarez describe las consecuencias sociales de este preocupante fenómeno: 

En Perú los rasgos andinos son causa de discriminaciones como la división de zonas de playa, el trato despectivo en centros de salud o el bullying en los colegios. Incluso las personas que tienen estos rasgos acuden a las operaciones estéticas para suavizarlos.

Hay estudios indicando que el racismo implícito es tan insidioso que prácticamente prevalece en una forma u otra en el mundo entero. Experimentos recientes apuntan a que dentro de algunas minorías étnicas también hay rasgos del auto-racismo.  Un estudio llevado a cabo por un controvertido proyecto con participación de la universidad de Harvard, The Implicit Project, sugiere que los estadounidenses, por ejemplo, tienen prejuicios raciales contra los negros, incluso los ciudadanos de ascendencia africana son prejuiciados contra los negros. En coincidencia con sus antiguos amos, muchos descendientes de esclavos africanos son racistas contra su propia estirpe. De ser cierto, evidentemente es una fuerza muy poderosa la que nos impele a ser racistas, y que persiste aun cuando nos perjudica personalmente, como cuando nos mutilamos el propio cuerpo para cambiar nuestra fisonomía.

Tanto en Perú como en México se reconoce la existencia del racismo implícito y cómo este prejuicio afecta a la mayoría de la población indígena o mestiza. Existen organizaciones que luchan contra el fenómeno, a sabiendas de que les espera una ardua tarea por delante, y que requerirá de esfuerzos sostenidos durante varias generaciones para revertir el destructivo impulso de discriminar contra su propia gente. En Perú, el Ministerio de Cultura ha lanzado una app denominada “Alerta contra el racismo”. Es una novedosa herramienta para contribuir a hacer cumplir las disposiciones que en esa nación desde el año 2000 sancionan todas las manifestaciones de racismo.  Al menos han iniciado la lucha contra el pernicioso racismo implícito que en muchos casos nos lleva a ser racistas contra nosotros mismos.

Queda claro que hay que combatir el racismo implícito, pues como toda enfermedad autoinmune, a la larga destruye silenciosamente el tejido social. Cuando no se reconoce la existencia de ese mal y no se lucha por extinguirlo, el racismo crece, se torna contra nosotros mismos y en cualquier momento- muchas veces con el apoyo de demagogos que se aprovechan de las circunstancias-  aflora como racismo explicito, provocando en ocasiones hasta la guerra civil.

¡Demos la estocada mortal a discriminación racial, eliminando todo vestigio del racismo latente entre nosotros!

Lecturas:

https://magnet.xataka.com/que-pasa-cuando/nuestro-cerebro-puede-tener-prejuicios-incluso-contra-nuestra-propia-raza-aunque-ni-siquiera-lo-sepamos

https://www.vice.com/es_mx/article/dpqbdx/los-padres-surcoreanos-estan-sometiendo-a-sus-hijos-a-cirugias-plasticas

https://elpais.com/diario/2008/09/17/sociedad/1221602401_850215.html  “Nueva versión del racismo blanco”

https://radiocooperativa.com.ar/elena-poniatowska-en-mexico-somos-racistas-en-contra-de-nosotros-mismos/

http://www.unamglobal.unam.mx/?p=18031 “México, un país que ejerce el racismo y cree que no es racista”

http://www.radiolaprimerisima.com/noticias/26601/los-latinos-antilatinos

https://www.infobae.com/america/america-latina/2016/12/06/las-claves-del-racismo-en-peru-por-que-un-pais-mestizo-discrimina-a-su-gente/

http://www.hispantv.com/noticias/peru/352760/app-alerta-contra-racismo-denuncia-ciudadanos

https://www.xatakaciencia.com/psicologia/si-tu-tambien-eres-prejuicioso-racista-sexista-y-clasista

http://www.bbc.com/mundo/noticias-40182262 ¿Somos todos racistas y no lo sabemos?

http://nymag.com/scienceofus/2017/01/psychologys-racism-measuring-tool-isnt-up-to-the-job.html (critica de los resultados de The Implicit Project)

encuesta

¿Apoyaría usted una alianza de Luis Abinader y Leonel Fernández contra el PLD?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.