La columna de Miguel Guerrero

El valor real de la educación

Finlandia es un fascinante ejemplo del valor de la educación. A pesar de ser un país pequeño con apenas  poco más de seis millones de habitantes, los estudiantes finlandeses de secundaria alcanzan siempre los primeros lugares en las competencias mundiales de matemáticas y lenguaje. En las clasificaciones de competitividad figuran usualmente en el primer puesto.

La prensa internacional se ha interesado por averiguar las causas de este fenómeno.  Los diarios más importantes del mundo han enfocado editorialmente el tema. La pequeña nación europea ha registrado uno de los crecimientos económicos más altos en las últimas décadas, con un consiguiente aumento del nivel de prosperidad de sus habitantes. Su sistema de seguridad social es uno de los mejores del mundo, con un per cápita sólo por debajo de un puñado de naciones.

Los recursos naturales de Finlandia representan únicamente el 3% de la riqueza nacional. Su verdadera y más importante riqueza reside en sus recursos humanos. Las investigaciones mediáticas han encontrado un interés por la lectura de los finlandeses superior a la de cualquiera otra nación. El Estado juega allí un papel fundamental en el campo cultural y se esfuerza por incentivar el amor por la lectura.

Un ejemplo lo da la siguiente tradición. Según se ha informado, al nacer allí un niño el gobierno envía a los padres un paquete de regalos que incluye un libro con ilustraciones. Es un país de gente felices, donde hay algo menos de millón y medio  de  viviendas permanentes y algo más de medio millón de segundas viviendas para recreación, es decir casi una por cada dos viviendas, lo que indica el alto grado de prosperidad que disfrutan los finlandeses.

Imitemos los ejemplos exitosos. Alentemos, a nivel público como privado, el amor por la lectura y la investigación desde los primeros niveles de la educación, cueste lo que cueste.

encuesta

¿Considera correcto que Leonel Fernández lidere protesta frente al Congreso contra la reforma constitucional?

Cargando ... Cargando ...

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Se un periodista ciudadano - Comparte las incidencias de tu comunidad.