Doce proyectos militares no podrán desarrollarse por falta de fondos en Presupuesto Nacional

Foto: Acento.com.do/Archivo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Al menos 12 proyectos  presentados por  las  Fuerzas Armadas al Poder Ejecutivo para programas de seguridad y defensa quedaron de nuevo fuera de la Ley General de Presupuesto y Gastos Público del Gobierno para el 2018, según consta en documentos oficiales.

Los proyectos fueron aprobados por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPYD) y  cuentan  con el código SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública). Solo falta que el gobierno adjudique los recursos.

Los montos que envuelven los programas de optimización de herramientas militares, aún no han sido revelados por las Fuerzas Armadas.

Los proyectos están dirigidos a proteger con nuevas equipos  los espacios terrestres, marítimos y aéreos nacionales, frente a las potenciales amenazas externas del crimen organizado (narcotráfico, trata de personas y el terrorismo) conforme aseguran los militares.

Se solicitaron fondos para concluir el proyecto de instalación de radares militares C 3 para la Fuerza Aérea de la República Dominicana,  el cual lleva más de 6 años paralizados por falta de recursos

Las Fuerzas Armadas recibirán 6 mil 400 millones adicionales para próximo año; recursos que están destinados a cubrir el aumento salarial  de los militares ejecutado en julio pasado, según afirmaron fuentes castrenses.

El mando militar  tiene cifrada la esperanza en que  la Comisión de Seguridad y Defensa del Senado de la República proponga al Poder Ejecutivo incluir en el Presupuesto Nacional  los fondos para adquirir los equipos que demanda la milicia, conforme a la  misma fuente.

Hace 7 años que las instituciones castrenses  no reciben fondos para equipamientos militares; el ultimo desembolso fue en julio de 2010 cuando se entregaron 25 millones de dólares para la  compra e instalación de dos  radares en la Base Aérea de San Isidro.

Los equipos militares  que tienen la Armada, Ejército y la Fuerza Aérea de la República Dominicana fueron adquiridos en  las décadas de los  80 y 90, solo unos pocos en los gobiernos de Hipólito Mejía y Leonel Fernández.

Las Fuerzas Armadas han dependido, en los últimos 5 años,  de las ayudas militares que les hacen naciones como Estados Unidos y Taiwán.

 Esta semana el MIDE anunció la donación por parte del gobierno de Taiwán de dos helicópteros y 90 vehículos especiales, valorados en unos 35 millones de dólares.

Al menos 7 de los 12 proyectos en carpeta están dirigidos a las compras de tecnología, vehículos brindados y de asalto, lanchas, buques y  plataforma de comunicación, todos  para las operaciones de defensa nacional y la seguridad interna.

Las propuestas de  compras de estos insumos  fueron hechas por el Ejercito (ERD), la Armadas (ERD) y la Fuerzas Aérea de la República Dominicana (FARD) a través del Ministerio de Defensa.

Para las Fuerzas Armadas resulta necesario  adquirir equipos blindados de trasporte militar, un sistema nacional de comunicaciones, renovar la flota naval,  concluir la instalación  de dos radares militares en San Isidro,  un centro de control y comunicaciones de aeronavegación entre otros.

El Ministerio de Defensa tiene programado ejecutar  los proyectos  antes de 2020,  pero el Poder Ejecutivo ha negado los fondos por segundo año continuo.

 Los militares piden recursos adicionales para equipar y renovar la flotilla de vehículos militares del  ERD y de las unidades de apoyo a la seguridad  interna, ciudadana  y de  gestión y mitigación de crisis y emergencia.

Conforme a la propuesta de las autoridades, el ERD carece de unidades blindadas para el trasporte de tropas equipadas con la  tecnología  de un vehículo de asalto ligero,  para llevar a cabo operaciones de defensa y seguridad interna.

Mientras, la Armada de la República Dominicana (ARD) sometió también un proyecto para “repotenciar” sus  buques y guardacostas,  equipados con tecnología de punta orientada a  combatir el narcotráfico y otros delitos en  rutas marítimas.

Se solicitaron fondos para concluir el proyecto de instalación de radares militares C 3 para la Fuerza Aérea de la República Dominicana,  el cual lleva más de 6 años paralizados por falta de recursos.

De igual manera, FARD solicitó dinero, a través del Ministerio de Defensa,  para  optimizar el sistema eléctrico de la Base Aérea de San Isidro, a fin de  lograr un suministro de energía continua  para el soporte de la aeronavegabilidad militar.

Participa en el debate

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.

© 2011 - 2019 Editora Acento SAS. Todos los derechos reservados.
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Contáctanos vía WhatsApp y haz tus denuncias aquí