João Santana y Mónica Moura inculpan a Dilma tanto como a Lula

Las revelaciones de João Santana y Mónica Moura reportan: la honestidad de Dilma es tan real como el de Lula. El “vendedor” del PT y su esposa están dispuestos a demostrar que la presidente sabía “todo”.
Servicios de Acento.com.do - 3 de Agosto de 2016 - 12:30 pm - Deja un comentario
Foto: Acento.com.do/Archivo/Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, y el ex presidente Luiz Inácio Lula Da Silva.

BRASILIA, Brasil.- 

¿Por qué João Santana y Mónica Moura salieron de la cárcel? La respuesta está en la página 47 de la edición de VEJA de esta semana. El artículo “Ella sabía de todo”, informa el título del informe sobre la propuesta de negociación de los cargos hecha por la pareja a la Oficina del Procurador General. Ella ─¿quién más podría ser?─ es Dilma Rousseff. El comercializador del Planalto y su esposa están dispuestos a probar que la Presidente no sólo conocía el movimiento de dinero sucio sino que aprobó los pagos ilegales.

Ella también siempre supo que entre los valores declarados oficialmente y el coste real de la campaña de 2010 había una diferencia de decenas de millones de reales ─y que esa gran suma venía de las empresas ahora atrapadas en el “Petrolão”. Parte de los fondos procedentes de los sobornos pagaron gastos personales dela presidente, afirmó Santana, quienva a presentar a la Fiscalía documentación que compruebala participación de Dilma en numerosos actos ilegales.

“Lo que Santana y Mónica ya han contado dice a gritos que la honestidad de Dilma es tan real como la de Lula”

Hace un poco más de un año, como recoge un reportaje de VEJA, el presidente se esmeró en adoptar la pose de vestal ofendida ante el descubrimiento de que su campaña había sido irrigada con donaciones ilegales de la constructora UTC. “No acepto y nunca aceptaré que insinúen sobre mí o mi campaña alguna irregularidad, porque no la hubo”, replicó. Ese tono de indignación no se vio hace dos semanas, cuando se le pidió comentar sobre el testimonio de Santana al juez Sergio Moro.

“Yo no autoricé pagos en efectivo de ‘caja 2’a nadie”, repitió. “Si lo hubo, no era de mi conocimiento”. Cinco días más tarde, se decidió a poner la bomba en el regazo de su partido. “Mi campaña no tiene ninguna responsabilidad por las condiciones en las que pagaron la deuda restante de 2010″, alegó.”João Santana abordó esta cuestión con la tesorería del PT”.

Conviene elaborar alguna coartada menos raquítica. Ni los guardianes de los tribunales van a creer que Dilma sólo ha conocido ahora que su publicista pasó tres años cobrando los US$4,5 millones que le debían por haber ayudado a instalarun puesto en la oficina presidencial.

Para salir de la cárcel en la que durmierondurante cinco meses, la pareja Santana-Moura pagó una fianza de R$31,5 millones*. Este montón de dinero tiene un buen tamaño, pero es de menor valor que los paquetes de información que van completando el mosaico montado por la operación Lava Jato con piezas esenciales. Ese ajuste de cuentas con la Justicia se completará dentro de muchas revelaciones. Pero lo que Santana y Mónica ya han contado dice a gritos que la honestidad de Dilma es tan real como la de Lula.

*Santana y Moura salieron de prisión bajo fianza el lunes 1 de agosto.

No aceptamos comentarios ofensivos ni denigrantes.
Estamos interesados en el debate de las ideas, no auspiciamos ninguna ofensa contra nadie. Los comentarios que contengan mensajes denigrantes, ofensivos, difamatorios, injuriosos, por razones de raza, de política, de religión o de cualquier otra índole serán eliminados y sus autores excluidos de continuar comentando.