SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Embajada de los Estados Unidos en Santo Domingo resaltó en un cable enviado a Washington hace más de 5 años que el principal obstáculo para resolver la crisis del sistema de electricidad en República Dominicana era la corrupción, como le advirtieron varios expertos al presidente Leonel Fernández en ese momento.

Un informe de la Embajada de EE.UU hace referencia a la advertencia de un grupo de expertos de Adam Smith Institute (ASI), empresa con sede en Londres, que puso énfasis en la necesidad de combatir la corrupción, como primer paso para resolver la crisis de electricidad.

“ASI piensa que el asunto más urgente es la corrupción. ASI afirma que existe un apoyo político para los que roban electricidad, y que el sector de la energía se utiliza para el clientelismo político”, indica el cable.

El informe sensitivo explica que el presidente Leonel Fernández recibió a los representantes de ASI en una reunión a puerta cerrada.

“De acuerdo con uno de los participantes, representantes de ASI le dijeron a Fernández que él tiene que actuar sobre la corrupción en el sector”, precisa.

El informe forma parte de los más de 2 mil documentos sobre la República Dominicana que una fuene del gobierno de EE.UU entregó a Wikileaks, portal que los ha puesto a disposición del púbolico. (Ver todos los Wikileaks dominicanos publicados en Acento.com.do)

Uso del problema de electricidad con fines electoreros

Según el documento, cuando en mayo del 2006 el gobierno del presidente Leonel Fernández desplegó una campaña de críticas hacia los contratos con las empresas generadoras de electricidad, y sobre todo contra el Acuerdo de Madrid, en el fondo se trataba de una propaganda populista que buscaba ganar votos en las elecciones congresuales y municipales de ese año.

El cable expone que, a pesar del aviso de la discusión sobre la supuesta renegociación con los generadores, el gobierno dominicano no había ofrecido hasta ese momento los perfiles de algún enfoque de renegociación

El cable, enviado por la Embajada de los Estados Unidos en Santo Domingo al Departamento de Estado en Washington, numerado 001652 y etiquetado como “sensitivo”, relata que el gobierno creó una comisión para revisar el Acuerdo de Madrid y renegociarlo en mejores condiciones para el Estado dominicano, hecho que el gobierno dio a conocer mediante una campaña por los medios de comunicación.

Indica que la Comisión se acercó a los generadores individuales, y que ninguno aceptó el planteamiento. “Mientras que algunos de los duros de la Comisión, probablemente, creen en el argumento de la "fuerza mayor" -que el gobierno no está obligado a cumplir con términos imposibles”, expresa el cable.

Y agrega la iniciativa del Gobierno “probablemente esté orientada en el corto plazo a ganar votos en las elecciones congresuales del 16 de mayo”.

Detalla que poco después de la publicación de un comunicado de prensa en los periódicos el 18 de abril, la Comisión envió un documento de estrategia de 16 páginas a todas las empresas de generación, en e cual afirmaba que las fórmulas utilizadas en los contratos de generación y en el Acuerdo de Madrid de 2002 son defectuosos, en parte, debido a que utilizaba precios de referencia inadecuados y en mayor parte, debido a que las tarifas acordadas no se basaban en una fórmula aritmética que incluyera los costos del combustible (ajustable a las condiciones del mercado), retornos sobre el capital (se refiere a la inversión inicial) y los gastos de funcionamiento (en relación con los costos reales).

Asimismo, cita una conversación sostenida por un funcionario de la Embajada de EE.UU con el representante en el país de Smith-Enron, Otto González.

González  dijo al funcionario norteamericano que el deseo de cambiar el contrato es "principalmente una táctica política para demostrarle al público que el Gobierno está trabajando en los problemas del sector energético”.

El cable expone que, a pesar del aviso de la discusión sobre la supuesta renegociación con los generadores, el gobierno dominicano no había ofrecido hasta ese momento los perfiles de algún enfoque de renegociación.

“Se rumorea que el gobierno ofrecerá pagar toda la deuda vieja a cambio de la renegociación de los contratos. El pago pudiera ser en bonos o en efectivo”, precisa.

El cable (Lea los Wikileaks dominicanos)

SANTO DOMINGO 001652 SENSITIVE

2006-05-18 22:31

 

Tema: gobierno dominicano dice que quiere renegociar contratos de energía

1. (U) A finales de abril, la Comisión Dominicana para la Renegociación de Contratos en el Sector Eléctrico dio a conocer su decisión formal de plantearse la renegociación de los contratos firmados por el gobierno y los generadores de electricidad, alegando que las fallas técnicas en las formulaciones se traducen en pagos excesivos. La Comisión cuestiona el Acuerdo de Madrid de 2002 entre el gobierno y los generadores, que nunca se implementó, que fijaba las tarifas revisadas para ser puestas en vigor, a cambio del pago de US$150 millones financiados por el Banco Mundial. La Comisión se está acercando a los generadores individuales, ninguno de los cuales acepta su fundamento. Mientras que algunos de los duros de la Comisión, probablemente, creen en el argumento de la "fuerza mayor" -que el gobierno no está obligado a cumplir con términos imposibles- esta empresa probablemente esté orientada en el corto plazo a ganar votos en las elecciones congresuales del 16 de mayo.

El documento de la renegociación

2. (U) Poco después de la publicación de un comunicado de prensa en los periódicos el 18 de abril, la Comisión envió un documento de estrategia de 16 páginas a todas las empresas de generación. El texto afirma que las fórmulas utilizadas en los contratos de generación y en el Acuerdo de Madrid de 2002 son defectuosos, en parte, debido a que utiliza precios de referencia inadecuados y en mayor parte, debido a que las tarifas acordadas no se basan en una fórmula aritmética que incluya los costos del combustible (ajustable a las condiciones del mercado), retornos sobre el capital (se refiere a la inversión inicial) y los gastos de funcionamiento (en relación con los costos reales).

El análisis dice que el Acuerdo de Madrid está viciado ya que los valores calculados se basan en los costes medios de generación del sector en su conjunto. El documento cita el hecho de que los generadores Haina e Itabo, frente a los valores definidos, ponen en línea sus unidades de generación de menor costo y luego optan por comprar en el mercado spot para satisfacer sus necesidades de producción. La Comisión afirma que esta decisión administrativa debilita la base del acuerdo y lo invalida. El documento también declara que Cogentrix tiene que reducir sus precios entre un 15%-20%, y Smith Enron, entre 30% y 40%.

3. (U) La Comisión de Renegociación pronostica que el gobierno ahorrará entre US$423 y US$507 millones al año, una vez que los contratos se renegocian según sus normas. El documento afirma que después de esta renegociación el gobierno podrá eliminar los subsidios y los consumidores gastarán menos por una mejor calidad.

La respuesta de los generadores

4. (SBU) El representante de Smith-Enron, Otto González dijo a Econoff (la oficina económica de la Embajada de EE.UU)  que él cree que este deseo de cambiar el contrato es "principalmente una táctica política" para demostrarle al público que el Gobierno está trabajando en los problemas del sector energético. González dijo: "Es difícil ver qué ganancia tendrán los generadores en la renegociación de sus contratos". González defendió el negocio de Smith-Enron, haciendo hincapié en que es un contrato financiero. Sus inversionistas aceptaron un plan de pago sobre la base de disposiciones "take or pay" por la capacidad instalada, en lugar de por el consumo. El gobierno dominicano cambió posteriormente su propia estrategia. Ahora el gobierno compra energía en una jerarquía, según la cual se consume primero la energía de las fuentes más baratas. En esta ecuación, la energía más cara nunca se consume. González preguntó: "¿Por qué alguien con un contrato basado en la capacidad instalada cambiaría a un contrato de pago por consumo, sobre todo si la generación de carbón entra en juego?"

5. (SBU) Roberto Herrera, director general adjunto de la Compañía de Electricidad de San Pedro de Macorís, dijo a la Econoff que estaba seguro de que sus acreedores no estarían dispuestos a renegociar.

6. (SBU) Herrera declaró: "Esta no es la primera vez que el gobierno trata de renegociar el acuerdo, y por desgracia, no va a ser la última." Herrera administra un contrato que es bueno hasta el año 2021, y a menos que sus prestamistas consigan una oferta mejor, afirma Herrera, "No hay trato".

7. (SBU) Cuando se le preguntó si su compañía renegociaría, Marcos Cochon, gerente general de Compañía de Electricidad de Puerto Plata (formalmente, de la Corporación de El Paso) le dijo a las autoridades dominicanas que no estaba seguro, y que primero tendría que conocer los términos de la renegociación.

El palo y la zanahoria

8. (U) El gobierno dominicano no ha ofrecido los perfiles de algún enfoque de renegociación. Se rumorea que el gobierno ofrecerá pagar toda la deuda vieja a cambio de la renegociación de los contratos. El pago pudiera ser en bonos o en efectivo.

9. (SBU) Negociar los contratos a cambio de recibir el reembolso de la deuda atrasada,  pudiera funcionar para algunas compañías. De hecho, el representante de Smith-Enron, dijo a la Econoff que, puesto que el gobierno le debe a la empresa una gran suma de dinero, los prestamistas podrían ser persuadidos a aceptar la renegociación de su contrato  por el pago de todas las deudas viejas. A otras compañías, como Haina, se le debe la deuda de la distribuidora Ede Este, que es propiedad en un 50% ciento de Trust Company West (TCW), una empresa estadounidense. Por lo tanto, a Haina no le beneficiaría el intercambio del pago de la deuda del gobierno dominicano por precios de generación más bajos, sobre todo, si Ede Este no está de acuerdo con el plan del gobierno.

10. (U) Para el "palo" el gobierno tiene varias opciones. En su mensaje de prensa de abril, la Comisión señaló que los generadores están recibiendo un beneficio injusto que está afectando negativamente al pueblo dominicano. Este tipo de presión en los medios de comunicación podría aumentar, y pudiera elevarse al nivel de ataques personales de los medios. Las autoridades dominicanas, en teoría, podrían llevar este asunto a arbitraje.

Renegociación podría provocar la bancarrota

11. (SBU) Si el gobierno decide utilizar el reembolso de la deuda vieja como moneda de cambio para fomentar la renegociación de los contratos de energía, esto podría resultar difícil para EdeEste. Las empresas de generación que trabajan con Edesur y Edenorte recibirían el pago de la totalidad de sus deudas antiguas, y las empresas de generación que trabajan con EdeEste pudieran exigir lo mismo. EdeEste está en deuda con varios generadores; le debe a Haina US$50 millones, US$50 millones a Itabo, y a AES Andrés, US$80 millones. El total de transferencia de deuda del sector es de más de US$400 millones.

12. (SBU) Haina ha estado amenazando con demandar a EdeEste por sus US$50 millones. El acuerdo de renegociación podría darle a Haina el poder necesario para exigir su deuda de EdeEste. De acuerdo con EdeEste, si Haina demanda a EdeEste, Itabo y AES Andrés también exigirán su dinero. Esta reacción en cadena de demandas llevará a EdeEste a la bancarrota. La legislación dominicana establece que EdeEste, una vez en quiebra, tendrá que tener nuevos gerentes. Los gerentes de EdeEste han sentido durante mucho tiempo que el gobierno dominicano tiene interés en expropiar EdeEste.

13. (SBU) Corrigan dijo que no se quedará donde no los quieren, y en el “peor escenario posible”, AES estaría dispuesto a vender su control administrativo. Su contrato

con TCW les permite administrar durante 10 años y se les paga un 25% de los ingresos. AES necesitaría por lo menos US$45 millones para llegar a un acuerdo.

14. (U) Varios altos ejecutivos de EdeEste y TCW se reunirán con el Jefe de Misión Adjunto, Econ, y la USAID el 24 de mayo para discutir el tema.

Los expertos discrepan

15. (U) El gobierno contrató al Adam Smith Institute (ASI), un grupo de expertos de Londres,  para hacer un estudio independiente sobre el sector energético. ASI dijo que hablar de renegociación es indicativo de la forma en que el mercado dominicano se está moviendo hacia un modelo de comprador único. ASI también advirtió, que “Una ruptura unilateral de los contratos por los distribuidores o la CDEEE sería visto como aumento del riesgo país y riesgo del sector, compensando las ganancias de precios más bajos”. ASI piensa que el asunto más urgente es la corrupción: ASI afirma que existe un apoyo político para los que roban electricidad, y que el sector de la energía se utiliza para el clientelismo político. ASI dice que debe haber una mensaje constante mediante una campaña concertada sobre cómo el robo es la causa principal de los problemas del sector. Una cobertura de prensa normal, no será suficiente.

16. (SBU) El presidente Fernández recibió a los representantes de ASI en una reunión a puerta cerrada. De acuerdo con uno de los participantes, representantes de ASI le dijeron a Fernández que él tiene que actuar sobre la corrupción en el sector. Contactos en el sector de la energía afirman que se descubrió recientemente que la mayor cadena dominicana de supermercados, Supermercado Nacional, no ha pagado un porcentaje significativo de su factura de electricidad, y que representantes del Programa Nacional para eliminar el Fraude Eléctrico (PAEF) se acercaron a ellos. Después de unas cuantas llamadas por los ejecutivos de los supermercados, el asunto fue “aclarado”. Los representantes de ASI también le hablaron a Fernández acerca de esta situación en su reunión a puerta cerrada.

17. (U) Además, en su informe ASI advierte contra cualquier “ruptura unilateral de los contratos” por los distribuidores o el gobierno dominicano, porque esta acción podría incrementar el riesgo país y del sector, y compensar cualquier ganancia por precios más bajos.

Se avecina en el horizonte

18. (U) Si el gobierno presiona a los generadores a renegociar los contratos es probable que esto tenga un efecto negativo directo sobre el clima de negocios, justamente, cuando el país se está moviendo hacia la aplicación del acuerdo de libre comercio, CAFTA-DR. Sin embargo, volviendo al punto, una renegociación bajo coacción haría muy poco para resolver el problema energético. Esto requeriría que el gobierno sacara la política de la energía, haciendo una campaña agresiva e imponiendo multas a las entidades que violen  del sistema.

9. Redactado por Jehan Jones.

HERTELL

Lea los Wiklileaks dominicanos…