Opinión

¿Qué significa ser un funcionario de carrera?

En ese sentido, una diferencia básica con la desvinculación de un servidor público de carrera y uno de libre remoción es que precisamente la destitución del de carrera debe ser motivada, y huelga señalar, que dicha motivación deberá ampararse en una de las faltas establecidas por la ley a tales fines.

Por Dilcia Ureña

Mucho se ha hablado de esta categoría, más aún en el período que actualmente estamos viviendo, en el que producto de la transición que sigue a un nuevo gobierno hay una gran mayoría de los servidores públicos que serán removidos o sustituidos, trasladados y en el mejor de los casos, mantenidos en sus cargos, por ser estos últimos los denominados servidores públicos de carrera protegidos por la ley.

La Ley 41-08 de Función Pública clasifica la carrera administrativa en dos grandes rubros, a saber, general y especial, refiriéndose esta última a la docencia, la sanitaria, la diplomática y la del Ministerio Público.

Así, el servidor público de carrera goza de beneficios como la permanencia en el cargo no obstante haya cambio de gobierno, y sin importar por quién o qué partido milite, con la única exigencia de que dicho servidor cumpla con los niveles de calidad que demande su función y la decencia, honradez y ética con que debe desempeñarla, de manera que, tampoco se crea que tener esta condición es una carta abierta para solapar el incumplimiento o la falta de probidad.

Son definidos de la siguiente forma en el Art. 23 de la referida ley, que textualmente cito, a saber:

Es funcionario o servidor público de carrera administrativa quien, habiendo concursado públicamente y superado las correspondientes pruebas e instrumentos de evaluación, de conformidad con la presente ley y sus reglamentos complementarios, ha sido nombrado para desempeñar un cargo de carácter permanente clasificado de carrera y con previsión presupuestaria (…)”.

Entonces, la pregunta más escuchada en estos últimos días es si ¿Pueden ser desvinculados los empleados públicos si son de carrera administrativa?

Y la respuesta sin titubeos es que sí, pueden ser desvinculados si los mismos cometen alguna de las faltas graves o de tercer grado establecidas en la ley; no son intocables, lo que sí gozan de protección frente a cambios en la estructura estatal que nada tienen que ver con el desempeño o la seriedad de ese servidor, de ahí que, muchos confiados en que son de carrera cometen faltas graves o se descuidan en su eficiencia y son sorprendidos con una sanción.

En ese sentido, una diferencia básica con la desvinculación de un servidor público de carrera y uno de libre remoción es que precisamente la destitución del de carrera debe ser motivada, y huelga señalar, que dicha motivación deberá ampararse en una de las faltas establecidas por la ley a tales fines.

Tanto es así que ni siquiera el Estado de Emergencia exime a estos servidores del cumplimiento de sus obligaciones, y así lo aclara la Circular núm. 0008995, emitida por el Ministerio de Administración Pública (MAP), del 3 de septiembre del 2020 que haciendo acopio del Art. 266.4 de la Constitución que establece que:

“(…) Los estados de excepción se someterán a las siguientes disposiciones: (…)4) Los estados de excepción no eximen del cumplimiento de la ley y de sus responsabilidades a las autoridades y demás servidores del Estado; (…)”

Señala que,aunque estemos en un Estado de Emergencia, el servidor público de carrera o no, podrá ser desvinculado si incurre en las violaciones establecidas en el Art. 84 de la Ley núm. 41-08, Cap. VI, Art. 94, y en general, cuando violen el régimen ético y disciplinario.En ese mismo orden, el empleado de carrera puede desvincularse siempre que haya cometido las causales que establece la ley. Siguiendo ese orden, las faltas más comunes de fácil de identificación y medición, son:

  1. Faltas en la jornada laboral (Art. 51 Ley núm. 41-08).
  2. Faltas en el horario laboral (Art. 52 Ley núm. 41-08).
  3. La NO asistencia por tres días consecutivos o tres días en un mes sin permiso de autoridad competente (Art. 84, numeral 3 Ley núm. 41-08).
  4. Faltas de tercer grado como manejo cuestionable de fondos o bienes del Estado para provecho propio o de otras personas; realizar, encubrir o excusar situaciones en perjuicio del Estado.
  5. Desempeño insatisfactorio. En lo que concierne a esta parte, el servidor contará con la oportunidad de capacitarse y si no aprueba o concluye dicha capacitación y mantiene su estatus de insatisfactorio será destituido de su cargo.

Como podemos ver, ser servidor público de carrera comprende muchas ventajas, por lo que cualquiera desearía tener tal blindaje, sin embargo, no todos pueden optar por esta protección, y esta afirmación se colige de la ley misma que establece que los funcionarios que ocupan cargos de alto nivel en el escalafón, como son los ministros, el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, el controlador y procurador general de la República, viceministros, titulares de organismos autónomos y descentralizados del Estado y otros de jerarquía similar serán de libre remoción, no así de carrera.

En tal sentido, se reconocen como funcionarios de carreras los que, al momento de la entrada en vigencia de la referida ley 41-08, tienen dicho estatus amparado por un nombramiento del Poder Ejecutivo o por tener un certificado de aprobación o en trámite del proceso de incorporación al sistema de carrera administrativa por parte del Ministerio de Administración Pública (MAP).

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes