Tripode

Nunca es tarde… si la dicha es buena

Por Donald Rowland

Nos alegra y complace observar el anuncio de que al fin nuestro país busca diversificar su oferta turística, insertándose y aprovechando el mercado del turismo de salud uno de los más lucrativos del mundo, cuyo desarrollo en los últimos años marca una tendencia de crecimiento sostenible hacia el futuro.

Esta estrategia, adoptada con cierto grado de retraso, es la correcta por cuanto la región latinoamericana avanza en la preferencia de los pacientes de tratamientos médicos y estéticos, un mercado que se estima superior al 3% de la población global y con ganancias de 60,000 millones de dólares al año.

Lo cierto es que el turismo medico se ha convertido en un fenómeno mundial y América Latina es uno de los receptores de mayor potencial para su desarrollo, en razón de los precios moderados del servicio que oferta, al tiempo en que su cercana ubicación geográfica con respecto a los Estados Unidos y Canadá le favorece.

Compartir

Un valor agregado que se deriva de la puesta en ejecución de esta estrategia es el que señalan los expertos en el sentido de que entre el 75 y el 83 por ciento de los pacientes viaja acompañado

La decisión de dar inicio a la estrategia de diversificación de nuestra oferta turística es una acción esperanzadora, si la ubicamos dentro del contexto que muestran los indicadores de la industria cuyos expertos estiman en un 25 a 30 por ciento su crecimiento anual con ingresos de un 37 a un 40 por ciento cada año.

A pesar de ello, hay que estar conscientes de que la competencia en este mercado es feroz. Detrás de la captación de este segmento del pastel turístico ya se encuentran competidores que van desde Australia hasta Vietnam, amén de que 50 naciones del mundo han declarado el turismo medico de interés nacional de acuerdo con encuestas de la Medical Tourism Association (MTA).

Un valor agregado que se deriva de la puesta en ejecución de esta estrategia es el que señalan los expertos en el sentido de que entre el 75 y el 83 por ciento de los pacientes viaja acompañado y cada seis de diez acompañantes aprovecha para tomar tours por el país de destino, estimándose que en un 67%, tanto pacientes como acompañantes, regresan a sus casas satisfechos y contentos por la atención recibida.

Sin embargo, en términos de posicionamiento se señala a Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Ecuador, México, Perú y Uruguay como países que impulsan el turismo de salud en América Latina y el Caribe.

La puesta en marcha de una campaña integradora de Marca País, daría una dimensión de mayor ventaja competitiva a la Republica Dominicana, acorde con las exigencias establecidas en el contexto del mercado regional y global de estos tiempos.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes