Ni las rejas callarán la verdad

Las dos República Dominicana

Por Carlos Antonio Cota Lama

Con la distracción de los fondos públicos en las diferentes instancias de la administración pública, se harían dos República Dominicana, tal y como lo expresara durante su participación en un encuentro con el Comité Ejecutivo de la Liga Municipal Dominicana, nada más y nada menos que la Presidenta de la Cámara de Cuentas, la doctora Licelott Marte de Barrios.

Cuanto descaro hay que tener para expresarse en esos términos y ¿Porque ahora?, pues la doctora Licelott Marte de Barrios lleva ya varios años presidiendo el máximo organismo fiscalizador, para evitar y perseguir esas distracciones de fondos en las diferentes instituciones del Estado Dominicano, sean estas centralizadas, descentralizadas o autónomas, tal y como lo establece la ley 10-04 de fecha 20 de enero del 2004, que es el marco legal por el que debe regirse la Cámara de Cuentas de la República Dominicana.

Con estas declaraciones se pretende embarrar a todo el mundo cuando la realidad no es así, siempre he mantenido una posición firme, de que no todos los que estamos en la administración pública somos corruptos, aunque es fácil de determinar quienes lo son, porque usted los ve que de la noche a la mañana se hacen ricos y no es en base al salario que perciben como servidores públicos, si no con indelicadezas y esas distracciones de fondos que alude la responsable de evitar aplicando todo el peso de la ley 10-04, que estas distracciones puedan hacerse o mejor dicho seguir haciéndolas como ocurre en la actualidad.

Si bien es cierto que la Cámara de Cuentas no tiene facultad para someter a los funcionarios que distraen los fondos del erario público para su provecho personal, también es cierto que si se realizaran las experticias con la rigurosidad y el periodo de tiempo prudente, determinando todas esas distracciones de fondos que ella asegura ocurren y que dan para hacer dos República Dominicana, entonces podrían enviar los informes finales de dichas auditorías al Ministerio Publico, para que este inicie los procesos de sometimientos y enjuiciamientos de los funcionarios que se dedican a esa mala práctica.

Si el Senado de la República realmente tuviese la intención de contribuir con erradicar la impunidad y la corrupción o distracción de los fondos públicos que no son más que los dineros del pueblo dominicano, debería interpelar a la Presidenta de la Cámara de Cuentas y a los demás miembros y destituirlos de inmediato, pues con este tipo de declaraciones queda evidenciado, que no están realizando con eficiencia y profesionalismo su trabajo y que también han sido permeados por la corrupción, ya que en muchas ocasiones informes de auditorías han sido dados a conocer en los medios de comunicación, para chantajear o amedrentar por razones meramente políticas a funcionarios de diferentes gobiernos que supuestamente han incurrido en distracción de fondos públicos en su provecho.

Reiteramos una vez más que la corrupción es un mal endémico que existe en todas partes, aunque no en todos los países gozan con el privilegio de la impunidad, por mencionar un solo país “China” se han detectado algunos casos de corrupción cometidos por funcionarios del gobierno y comprobado los mismos, son a fusilados sin ningún tipo de miramiento y por eso casi no ocurres casos de distracción de fondos públicos.

Ahora también vemos otros países como Venezuela, que está encausando a varios Ministros del Gobierno del Ex-Presidente Hugo Chávez, que incurrieron en actos dolosos de corrupción y de seguro serán condenados a cumplir sus penas en las cárceles venezolanas por los hecho cometidos.

Y así hay cientos de países, como España, Estados Unidos, Francia, Brasil, entre otros, que han comprendido que la corrupción ha sido una de las principales causas del desequilibrio económico que muchas veces ocasiona las crisis por la que han tenido que pasar en algunas ocasiones y por ello han tomado muchas medidas y acciones para erradicar a la mínima expresión la impunidad y los actos de corrupción y sin importar el nivel social, político, religioso, el que comete una violación a la ley es sometido a la acción de la Justicia, la cual aplican con equidad y justeza.

Si la Cámara de Cuentas que siempre he dicho que no es más que una cámara de cuentos, no está en la capacidad de hacer un trabajo serio, honesto, con la responsabilidad que amerita, para descontinuar o mejor dicho minimizar la distracción de los fondos públicos en las diferentes instancias gubernamentales, entonces que cierren eso y los recursos que le son asignados a través del presupuesto nacional, le sean transferidos a la Contraloría General de la República, para crear una oficina en cada una de las instituciones públicas, donde hagan cumplir con todas las leyes, normas y resoluciones de la contabilidad gubernamental y los controles internos para garantizar la pulcritud en el manejo de las finanzas públicas.

Es una responsabilidad de toda la sociedad empoderarse y tomar acciones contundentes, para enfrentar y combatir la impunidad y la distracción de los fondos públicos, porque si no seguiremos navegando sin rumbo y las consecuencias podrían ser muy funestas para las futuras generaciones.

Doctora Licelott Marte de Barrios no todos los que hacemos vida pública, ocupamos posiciones en los gobiernos, somos corruptos, ni participamos en acciones como la denunciada por usted, por lo que no me siento compromisario con la otra República Dominicana que usted hace alusión pudiésemos tener, por la ineficiencia e irresponsabilidad del cumplimento de la ley 10-04, por parte de ustedes que son en definitiva los que ocultan siempre, engavetan y maquillan la auditorias que realizan, apadrinando precisamente a los que incurren en la distracción de los fondos del erario público.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes