Cultura y sociedad

La Tanda Extendida no es comida ni cantidad

Por Sandra Mustelier Ayala

"El criterio dominante en la instrucción pública debe ser en que ella no es un artículo de lujo, sino de la más perfecta

práctica aplicación que hay en la vida; y que no es práctica si no desarrolla conjunta,  simultánea y

armónicamente el cuerpo y el alma del alumno”.José Ramón López. Listín Diario,  19 de enero de 1917.

¿Y quién dice que el centro de atención del proceso de la Tanda Extendida, en nuestras escuelas, es la cantidad de alumnos que recibirán alimentos, ni las gestiones logísticas relacionadas con la comida, ni de utilización de los espacios físicos, ni  la cantidad de aulas que se abrirán?  Hice un muestreo y de las noticias sobre la Tanda Extendida, en los  diferentes medios de comunicación impresos y algunos digitales y supera el  85% de los temas publicados, lo referido a la alimentación y cantidad de aulas: “200 mil estudiantes de diferentes puntos del país se están beneficiando de la Jornada de Tanda Extendida que se ha implementado en numerosas escuelas, esperándose que para el próximo año escolar la cifra alcance a unos 600 mil educandos, que recibirán en los planteles desayuno, almuerzo y merienda, de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde (…)unas diez mil aulas que estarán terminadas antes del 31 de diciembre venidero.” http://www.elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=345262

La función principal de un director de escuela es ocuparse de la programación de actividades  de creación y apreciación artístico-culturales, deportivas, de educación por la equidad de género, por la protección del medio ambiente, y por incentivar juegos infantiles tradicionales que se nos están perdiendo de la memoria. No son competencias del director de escuela estar preocupado/desgastado en suplidores de comida y sobre las aulas que no alcanzan, menos aún en otros problemas relacionados con los insumos y materiales que son a fin de cuentas, actividades de apoyo, nunca el propósito sustantivo, el objetivo ni la meta para lo que se instituye en crucial proyecto de la Tanda Extendida, en pos de una educación de calidad, como versa en el documento del Pacto Educativo: “El sistema educativo dominicano debe orientarse a la formación de ciudadanos y ciudadanas capaces de apropiarse de los frutos del desarrollo científico-técnico, ser actores del desarrollo e innovación en el mismo, y a la vez, desarrollarse en las dimensiones éticas, morales y estéticas que les permitan vivir en una vida digna en el siglo XXI”

Ninguna función de abastecimiento de alimentos, logística o construcción debiera sustituir el valor estratégico de la Tanda Extendida. Y si de números se trata, pues deberíamos hablar de la cantidad de grupos de música, de danza, de teatro, de artes plásticas, de los equipos deportivos o grupos ambientalistas. De lo cuantitativo con respecto a las actividades realizadas por los alumnos, para y con la comunidad. De la sistematicidad de presentaciones artísticas, de los círculos de lectura, de los talleres literarios, de la cantidad de visitantes a las exposiciones de obras creadas por los alumnos, o de los cine-debates que se realizan en la escuela. En la tanda vespertina nuestros niños y jóvenes se convertirán en artistas aficionados al arte o aprenderán cómo se  aprecian las obras de arte. Cada día debieran realizarse  actividades artísticas, deportivas, medioambientalistas, en coordinación con las Juntas de Vecinos de las comunidades donde están enclavadas las escuelas. La escuela debe abrirse a la población de la comunidad, ser espacio de encuentro comunitario, de concertación y de confluencias por una convivencia armónica, a escala micro social. Han de realizarse presentaciones artísticas de los alumnos para los vecinos de la comunidad, como las retretas públicas  de las bandas escolares de música, o competencias deportivas.

Ahí es donde radica el valor más importante y el carácter estratégico de la Tanda Extendida, en la formación integral de los alumnos que son las mujeres y hombres del mañana, transformadores de la sociedad que vivimos. La Tanda Extendida es parte de la trascedente formación extracurricular, es de gran trascendencia social la utilización del tiempo vespertino en actividades que les modelen la conducta y sus modos de vida, que les formen valores, conocimientos y habilidades éticas, estéticas, artísticas, deportivas y de educación medioambiental y de oficios; que a nuestros niños y jóvenes el proceso educativo les eleve su autoestima,  les fomente la seguridad en sí mismos, el amor al prójimo, que le alimenten los sueños, y les haga mirar hacia el horizonte para andar. Actividades donde sean espectadores activos, participativos, y creadores de su propio destino y el de esta sociedad que duele  y espera, esperanzadora, por ellos.

La Tanda Extendida debe generar al término de dos años, un gran movimiento de niños y jóvenes que saben apreciar el arte -porque no  todos serán artistas pero sí todos deben saber valorar una obra de artística, y así tendrán un pensamiento mucho más lógico-racional y una sensibilidad humana y estética superior.

Sugiero que debiéramos apoyar al Ministerio de Educación en el proceso organizativo de la Tanda Extendida que pienso, es la primera fase en el proceso organizativo de la Tanda Extendida que pienso, es la primera fase en el camino de convertir a la escuela en  el Centro Sociocultural de la Comunidad,  en darle a la escuela la importancia estratégica de institución iluminadora y transformadora de la sociedad en que vivimos y del  futuro de la patria que amamos.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes