En los espejos de un café

La ropa sucia se lava en casa…

Por Raúl Baz S.

Siempre he sido un convencido de que en toda familia, empresa, institución o -sencillamente- en cualquier agrupación de dos o más personas, siempre habrá conflictos y/o malos entendidos… ¡ES NORMAL!

La diversidad en personalidades es -definitivamente- lo que enriquece al mundo, pero no hay duda de que también puede hacer pedazos cualquier comunidad en la que las personas no estén dispuestas a aprender y a convivir los unos con los otros.

Durante la semana pasada, la República Dominicana atestiguó como las dos facciones del Partidos Revolucionario Dominicano (PRD) intentaron mostrar -por separado- su poder al convocar, ambos y cada una, su propio CEN.

Independiente de quien tiene la razón en dicha agrupación política, no hay duda de que todo hubiera sido menos traumático para sus miembros, si amos grupos (aquel de Hipólito Mejía y el de Miguel Vargas Maldonado) hubiesen manejado sus conflictos de forma privada… a lo interno de su partido.

Por otro lado, y analizando la forma de actuar del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), podemos afirmar que -a lo interno de dicha institución- también hay conflictos, pero –a diferencia del PRD- ellos han logrado lavar la ropa sucia en casa.

Hace unos años, el país vio como el ahora Presidente Danilo Medina tuvo un conflicto con el entonces Presidente, Leonel Fernández, pero -de una forma atinada- el hoy Presidente de la República supo manejar la situación y, logrando -4 años más tarde- ganar la candidatura interna de su partido y -posteriormente- la Presidencia de la República.

En conflicto o no, la percepción de todo el país era que el PLD estaba unido, y hoy, sigue unido, a diferencia del PRD que desde sus elecciones internas se vio dividido, y hoy, sigue dividido.

El presente artículo no pretende admirar al PLD y enjuiciar al PRD, sencillamente, trata de demostrar que “la ropa sucia se lava en casa” ya que no hay peor conflicto que aquel que se hace público y se hace popular.

Hipólito Mejía y Miguel Vargas, ambos, tienen razón y -a la vez- están equivocados.

Ambos tienen todo el derecho de aspirar que su grupo sea quien lleve el mando de su Partido, pero -ambos- están equivocados al llevar su conflicto y malos entendidos a la calle.

En temas de política en Latinoamérica, he perdido la capacidad de la sorpresa.

En México, el PRI regresó al poder y en Venezuela el Chavismo sigue en el poder.

Durante la última semana, se ha publicado mucho sobre los conflictos internos del PRD desde su creación, por lo que si dicho partido ha logrado levantarse después de tantas caídas,  no me sorprendería que eventualmente (tarde o temprano) se vuelva a levantar del actual conflicto… pero -definitivamente- el no haber solucionado sus conflictos de forma privada, los hará perder popularidad.

Eso pasa cuando la ropa sucia se lava fuera de casa.

@RaulBaz

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes