Controversias

La levadura de los fariseos

La historia del asfalto es antológica y muestra hasta dónde puede llegar un gobierno en materia de corrupción, donde algunos de sus propios funcionarios, denunciaron esta compra como ilícita y sospechosa de sobornos. Porque hubo un gran soborno donde la justicia deberá actuar con mano dura.

Por José Lois Malkún

Decía Jesús de los fariseos, que eran hipócritas. Y era parte de su naturaleza porque su verdad era maligna, engañosa, perversa. Por ello, Jesús les advertía a sus discípulos “cuidado con la levadura de los fariseos” O sea, con la hipocresía. “Nada hay cubierto que no llegue a descubrirse y nada hay escondido que no llegue a saberse”. Palabras del Señor.

Le levadura fermenta y cataliza por lo que la advertencia contenía un mensaje profundo para su pueblo.

Esas enseñanzas de Jesús nos confirman una vez más que fuimos gobernados por fariseos, que se escudaron en un partido cuyo líder lo creo para el bien pero que termino como un eje del mal.

Los gobiernos del PLD, y en especial sus últimos 8 años en el poder, estuvieron caracterizados por el engaño, la maldad y la maliciosa practica de desfalcarlo todo.

ALGUNAS DE SUS HAZAÑAS FUERON EL ROBO MASIVO DE LOS BIENES DEL ESTADO, SOBORNOS, EVASIÓN DE IMPUESTO A GRAN ESCALA, TRÁFICO DE INFLUENCIA, NEPOTISMO, IRRESPETO A LAS LEYES, COMPLICIDAD Y PERMISIVIDAD EN EL TRÁFICO DE DROGAS, LAVADO DE ACTIVO, TRÁFICO HUMANO, VIOLACIONES RECURRENTES DE LA JUSTICIA, ABUSO DE GÉNERO, DELINCUENCIA Y ABUSO DE PODER.

Pero tienen las agallas de mostrarse a la prensa criticando al gobierno instalado hace apenas dos meses. Cuanta hipocresía.

¿Y cómo nos desfalcaron estos hipócritas de mierda?

SOBREVALORACIÓN DEL BIENESTAR:

Hablan constantemente de un alto crecimiento del PIB en los pasados años, pero mantuvieron un salario de miseria, una desigualdad vergonzosa y un enriquecimiento ilícito e inhumano como nunca se había visto. Fabricaban datos desde sus escritorios y jugaban a las cartas con los índices de pobreza. Jamás transparentaron sus gastos porque cada institución usaba su presupuesto con fines clientelistas, prevaleciendo el soborno, el nepotismo y los privilegios irritantes.

Se enorgullecen de la creación de empleos gracias a los 750 mil que metieron en nómina. Y ni hablar de las nominillas, una cultura perversa de las administraciones peledeistas, que se usaron abiertamente para emplear vagos y conseguir votos.

LEY Y TRANSPARENCIA:

El irrespeto a las leyes se convirtió en otra práctica común ejercida hasta por el propio presidente. Y la mentira y falta de transparencia, promovida a través de medios y voceros pagados, que costaban unos RD$12 mil millones al año financiados por el presupuesto, fueron el arma ofensiva por excelencia para vender un gobierno que deshonro al país y a los dominicanos alrededor del mundo.

SOBREVALORACIÓN DE OBRAS:

En las grandes obras con la firma de Odebrecht o con cualquier otra, se robaron cientos de miles de millones de pesos. Fue algo inédito, donde en solo una de ellas, llamada Planta de Punta Catalina, ese robo supero los 9 mil millones de pesos compensados parcialmente por la empresa brasileña que reconoció esos sobornos.

Se robo en la Autopista del Coral, en el Corredor Duarte, en el Acueducto Hermanas Mirabal, en la Circunvalación de Gran Santo Domingo, en la Circunvalación de Santiago, en el Corredor Turístico del Este, en la Hidroeléctrica de Palomino, en la Carretera el Rio-Jarabacoa, en la Carretera Casabito-Constanza, en la Hidroeléctrica de Pinalito, en el Acueducto de la Línea Noroeste, en la Carretera Piedra Blanca-Cruce de Ocoa, en la Carretera Navarrete-Puerto Plata, en el Acueducto de Samaná y en decenas de obras alrededor de todo el país financiadas por el presupuesto o por el Fideicomiso Vial.

La mayoría de estas obras fueron construidas por Odebrecht a un costo total de unos US$4.9 mil millones o su equivalente en pesos de RD$279 mil millones. ¿Se imaginan un 20% de comisión por estas obras? Eso representa unos RD$60 mil millones que se metieron en el bolsillo estos malhechores en los pasados 16 años.

SOBREVALORACIÓN EN LAS COMPRAS DE BIENES Y SERVICIOS

No se compraba un lápiz sin pedir sobornos lo que se convirtió en una practica rutinaria en todo el quehacer público.

La historia del asfalto es antológica y muestra hasta dónde puede llegar un gobierno en materia de corrupción, donde algunos de sus propios funcionarios, denunciaron esta compra como ilícita y sospechosa de sobornos. Porque hubo un gran soborno donde la justicia deberá actuar con mano dura.

Y cuando hablamos de compras de bienes para salvar vidas, no perdonaron ni la pandemia del coronavirus para cobrar comisiones por la compra de medicamentos y materiales médicos.

Si usted compara a nuestro país con los 10 más corruptos mencionados en el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, encontrará una tremenda similitud entre ellos en casi todo lo que hemos señalado.

Pero la hipocresía no se desvanece fuera del poder y así vemos como el presidente Medina declara un patrimonio de RD$25 millones. ¿En qué país del mundo puede ocurrir algo como eso sin que de inmediato suenen las alarmas para abrir una investigación judicial?

¿Tiene el PLD calidad moral para dirigirse a los dominicanos y hablar de logros? ¿La tienen para criticar a un gobierno que esta desenmascarando sus fechorías? ¿O creen que los dominicanos son demasiados olvidadizos como para pasar por alto lo que hicieron en sus años de gobierno?

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes