Plan de Nación

La Esperanza…¿convertida en desesperanza?

Por Radhames Lora Salcedo

Conforme está definido en la Enciclopedia Wiki pedía, “la esperanza es el sentimiento que se experimenta, cuando las cosas van mal, al tener un presentimiento o fe de que las cosas mejoraran o irán mejor, en un tiempo no determinado antes de que el acontecimiento ocurra. El color de la esperanza es el verde”.  Esta definición, implica un punto de vista judeo-cristiano y se corresponde con la creencia religiosa, de la mayoría del pueblo dominicano.

Al transcurrir el primer año de gobierno, las expectativas de mejora de la calidad de vida, de esa mayoría, se ha desvanecido.  Los que pretenden “tapar” el sol con un solo dedo, son los que cobran sus servicios, atreves del Banco de Reservas, Banco Central, con asignación de propiedades públicas, con nombramientos en nóminas, nominillas y en el desprestigiado Cuerpo Diplomático.  Igualmente, comentan positivamente las ejecutorias del gobierno, los sectores de la prensa y sector privado que tienen asuntos pendientes en la justicia, o robándose la luz, evadiendo impuestos, para “granjearse” los afectos de ciertas esferas oficiales así como los que están en camino de “hipotecar” su cerebro.

Pero aún con todos los ejemplos ampliamente tratados en todos los grupos que conforman el tejido social, el pueblo llano cifró sus esperanzas en una nueva administración que prometió “combatir la corrupción” aún por el rumor público.  Sin embargo ya dicha administración se “construyó” el Árbol de la corrupción, debido a dichos rumores.

Todo parece indicar que, el Presidente Danilo Medina sobrevive al cerco rapaz de sus propios compañeros de la administración anterior.  Como dice el dicho popular “que una sola golondrina, no levanta temporal”, las muestras de humildad y transparencia del Presidente y contados colaboradores, es opacada por la constelación de aves de rapiña que representan su gobierno, mientras los males de fondo y carencias sociales, se incrementan.

Señor Presidente, la esperanza despertada en la población, con su administración, si Ud. no la afianza, lanzando piedras para adelante, esta se convertirá en desesperanza colectiva, que no sabemos a dónde nos llevará.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes