Al amanecer

El “muro”, la pobreza y el desarrollo

Por Jesús Rojas

Un informe del Banco Mundial sugirió en mayo de 2012 que la República Dominicana y Chile han tenido en el hemisferio el crecimiento más acelerado de la región en los últimos 45 años. Según los técnicos del organismo, que entregaron el estudio al gobierno dominicano de entonces, el modelo económico da pruebas de que funciona. La economía produce, pero ese crecimiento no se reparte.

Añade que mientras otras naciones han logrado que el número de pobres sea menor que la clase media, en Dominicana ocurre todo lo contrario: la pobreza aumenta. En el año 2000 el porcentaje de pobres en el país era de 32.8 por ciento de la población. Al presente,  aumentó al  40 por ciento. Ese ha sido el legado trágico de la administración anterior al aplicar la ley del embudo y propiciar hacer más ricos a los ricos y más pobres a los pobres.

Ante esa  cruda realidad, la actual administración de Danilo Medina intenta revertir el estado de cosas con la aplicación de un plan nacional de desarrollo que hace énfasis en la educación, la producción y la competitividad, en medio de una lucha partidista interna de la Corporación en el poder, que se debate en la disyuntiva histórica de escoger entre la alternabilidad, el continuismo y el caudillismo.

Compartir

Será interesante ver cuál será al final el resultado de esos enfrentamientos en esa dinámica por el control del poder al cumplirse  50 años del golpe de estado al fundador de un partido marxista devenido en Corporación capitalista

No será sorpresa alguna que la batalla intestina peledeísta se acentúe cada vez más ahora que se abren las compuertas de las ambiciones entre los compañeritos del partido morado y los intocables del Comité Político, con un “muro o cadáver de contención” por el medio, intentando aplacar las tendencias y sombras que brotan como la verdolaga y que ponen en peligro su propia vigencia política.

Según el Banco Mundial, el plan nacional de desarrollo adoptado por la actual administración tiene, entre otros objetivos, mejorar el clima de negocios, agilizar y simplificar los trámites de comercio e inversión, reducir costos operativos y de producción, lograr el acceso de las pequeñas y medianas empresas al financiamiento y promover una cultura empresarial  que se adapte a los cambios en los mercados internacionales, el uso de la tecnología y la innovación para producir más y mejor.

El reto económico del nuevo Priismo caribeño morado es lograr mantener el crecimiento y hacerlo inclusivo, es decir, que llegue a todos por igual. Si la administración de Danilo Medina lo logra, aunque sea en parte durante sus cuatro años, quedará en la historia política dominicana al lado del  fundador de su partido y de sus valores éticos ya olvidados por muchos militantes. Su luna de miel de un año y más del 80 por ciento de simpatía del pueblo son señales de que va por buen camino.

Será interesante ver cuál será al final el resultado de esos enfrentamientos en esa dinámica por el control del poder al cumplirse  50 años del golpe de estado al fundador de un partido marxista devenido en Corporación capitalista con los recursos del estado, y cuyos objetivos de liberación del pueblo se han diluido en el bienestar material  bochornoso de algunos de su dirigencia y en franco detrimento de las bases.  Mientras tanto, el pueblo observa…

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes