Opinión

El luto le sienta bien a Electra — Apuntes de un viaje

Por Margarita Miranda de Mitrov

El dramaturgo estadounidense Eugene O'Neill escribió en 1931 la monumental trilogía "Mourning Becomes Electra" ("El luto le sienta bien a Electra"), inspirada en la famosa "Orestíada" de Esquilo. Décadas más tarde, The Metropolitan Opera comisionó al compositor Marvin David Levy la creación de una ópera basada en aquella obra teatral, ópera que fue estrenada con éxito en la casa neoyorquina en 1967. Desde entonces, sin embargo, la obra de Levy había casi desaparecido de los escenarios; casi, a excepción de un diminuto puñado de producciones para las que, eso sí, el compositor había realizado revisiones de la partitura, suavizando en parte el disonante lenguaje que caracterizó a la ópera en su versión original.

Este pasado mes de noviembre, Florida Grand Opera inauguró su temporada — la número 73 — con una nueva producción de "Mourning Becomes Electra" que se presentó, primero, en Fort Lauderdale donde reside desde hace años el autor de la ópera y, luego, en el bello Adrienne Arsht Center de Miami, en donde tuve la oportunidad de verla.

La producción recibió muchísimos elogios y, de verdad, la puesta en escena neoclásica fue espléndida, acertada e impactante. La ópera misma, por otra parte, consiste en música para mí enervante que, a fuerza de repetición, llega a ser monótona. Por fortuna, el elenco de excelente nivel entregó interpretaciones sólidas y, quisiera destacar, el fenomenal trabajo de la orquesta bajo la dirección del maestro Ramón Tebar — director musical de Florida Grand Opera y de nuestro Festival Musical de Santo Domingo. En esta ópera, la orquesta tiene importancia medular: no solo apuntala y enriquece la línea vocal, sino que puede casi convertise en un personaje o, mejor aún, muchos personajes más, un discurso paralelo al de las voces.

"Mourning Becomes Electra" es el primero de cuatro títulos que Florida Grand Opera va a presentar este año en Miami. La temporada continuará en enero próximo con "Nabucco" de Verdi — una prolongación del año del bicentenario — que tendrá en el rol de Abigaille a la magnífica soprano rusa, conocida y admirada por nuestro público, Maria Guleghina. Allá estaremos para estrenar el 2014 que esperamos sea otro año de buena cosecha operística.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes