Humanismo y Ciencia

¿Dominicanos o no Dominicanos? Revisión de las estadísticas del Barómetro de las Américas

Por Argelia Tejada Yangüela

El 18 de noviembre, 2013, el Proyectode Opinión Pública de América Latina(LAPOP) bajo la autoría de Diana Orcés Vanderbilt, publicó el 18 de noviembre del 2013 el resultado de su encuesta titulado, ¿Dominicanos o no dominicanos? El apoyo a la ciudadanía de los hijos de inmigrantes haitianos nacidos en la República Dominicana.El mismo fue publicado por Acento.com.do el 26 de noviembre.

El estudio es de gran interés para el pueblo dominicano, dado que la Sentencia del TC 168/13 ha consternado a la población dominicana dentro y fuera del país, y ha traído críticas internacionales, particularmente de las islas asociadas al CARICOM que buscan sanciones económicas para la República dominicana.  Todas las críticas tienen un punto de partida: la reciente sentencia del 23 de septiembre del TC 168/13; y ésta es precisamente la pregunta que el estudio ignoró.

Así define la autora la pregunta de investigación y el objetivo del estudio: “¿Cómo ven los dominicanos el tema del estatus migratorio de los niños domínico‐haitianos nacidos de inmigrantes?   En este reporte de Actualidadse explora la opinión pública sobre la cuestión del estatus de ciudadanía para los hijos de inmigrantes haitianos que nacen en la República Dominicana, como un esfuerzo por entender si el fallo del Tribunal ConstitucionalDominicano hace eco a las corrientes de opinión pública dominicana”.

La autora decidió ignorar la sentencia 168 del TC al momento de seleccionar la pregunta de investigación, y además ignorar los cambios introducidos a la Constitución del 2010 que limitan la ciudadanía automática de hijos de extranjeros nacidos en el país a los que tienen padres con residencia legal.

La pregunta que recoge el dato es la siguiente: ¿Hasta qué punto está de acuerdo con que los hijos de inmigrantes haitianos nacidos en la República Dominicana sean ciudadanos dominicanos?   Esta pregunta es propia de una pregunta de opinión que se conceptualiza como una variable continua, o una escala en que los intervalos entre los numero tiene el mismo valor.   No mide lo que se plantea medir,  pues los que se oponen a la sentencia del TC pueden hacerlo por el carácter retroactivo en la aplicación de la ley, y pueden estar muy de acuerdo con la Constitución del 2010, que aplica la ley a partir de enero del 2010, y no a partir de 1929.   Debieron medirse las tres posiciones con dos preguntas con respuestas dicotómicas y usar un análisis de regresión logística, propia de su distribución en forma de S, no en forma lineal.

Por estas razones el análisis de datos presentado y sus conclusiones no son correctas.  Podemos analizar los datos presentados partiendo de las tres posiciones que sobre inmigración se debaten en el país:

1)      Primera posición:  NO está de acuerdo con la Sentencia 168 del TC.  Y NO está de acuerdo con lo establecido por la Constitución del 2010.   (Correspondiente a la respuesta  muy de acuerdo en la pregunta original del cuestionario= 31.2%)

2)      Segunda posición: SI está de acuerdo con la sentencia del TC. Y Sí está de acuerdo con lo establecido por la Constitución del 2010 de negar  nacionalidad automática a hijos nacidos en el país a padres indocumentados.  (Correspondiente a muy en desacuerdo en la pregunta original del cuestionario = 25.7%).

3)      NO está de acuerdo con la sentencia del TC.  Y SI está de acuerdo con lo establecido por la Constitución del 2010.   (Posición identificada por la autora como  “moderada” en respuesta a la pregunta original del cuestionario= suma de valores correspondientes a los puntos 2 al 6 de la escala= 43.0%

La denominada posición “moderada” aparece vacía de significado por haberse ignorado la pregunta correspondiente a rechazar o aceptar la sentencia del TC.  Representa 5 valores que no fueron definidos en el reporte y que son el resultado de erróneamente transformar una variable dicotómica en variable continua medida por una escala de 7 valores que no se corresponden con la realidad.

La ambigüedad creada por la pregunta, dio por resultado que la posición mayoritaria del 43.0% no se identificara, y que además,  ¡fuera ignorada para concluir algo que los datos no evidencian: que la mayoría de los dominicanos están de acuerdo con la nacionalidad automática al nacer independientemente del estatus jurídico de los padres! La ambigüedad creada por la pegunta se refleja en la selección de estos valores intermedios, correspondiente a la tercera posición que logró la mayoría relativa de las respuestas.

En conclusión, los datos indican que un 68.7% de la población dominicana, un poco más de las dos terceras partes, está muy en desacuerdo con que los hijos de extranjeros que no residan legalmente en el país reciban automáticamente la nacionalidad dominicana. Afirmación opuesta a la presentada por en el reporte del Barómetro de las Américas.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes