Dentro del bosque

De ferias del libro: La FIL-PUERTO RICO & la FIL-ÁGORA MALL

Por Ylonka Nacidit Perdomo

Al hurgar en algunos libros que conservo de la biblioteca personal de mi abuela Lolí [1], pude comprender que, el libro de la vida es una hoja perenne que lleva consigo la fatiga de los siglos, y que para leerlohay que acercarse a él con una inmensa  pureza como si fuera un acto de  liturgia, ya que el amor a los libros es como el amor que los claustrales profesan a sus votos.

Desde entonces tuve presente que los libros no son objetos muertos, que en los anaqueles los escucho día a día hablar con su  muda facundia, todos unidos en “asamblea” cuando son desterrados de su albergue, de sus estancias, desahuciados o destruidos por la incuria, recordando lo que bien dijo el sacerdote y filósofo español Jaime Luciano Balmes Urpiá (1810-1848) que: “En la lectura debe cuidarse de dos cosas: escoger bien los libros  y leerlos bien”.

I.- De ferias del libro:

Hacer una feria de libros es una audacia, porque cada libro que una puede imaginar trae un alma, un alma que nuestra conciencia dispone para meditar, acaso en la ciudad de los libros, que hoy muchos apuestan a que no sea  la biblioteca, sino la aldea global de la red.

Para hablar de una feria de libros hay que escoger cuidadosamente las palabras, y saber leer el significado de su lema o slogan.

Aristóteles confesó -con una generosa enseñanza-  que “El saber difiere tanto de la ignorancia como la vida de la muerte”. Por su parte Charles Pinot Duclos (1704-1772) opinó, luego de agradecer a la humana inteligencia la gracia inmortal del conocimiento, que “El que sabe leersabe ya la más difícil de las artes”. Y así, por igual, el historiador y filósofo francés Ernest Renán (1823-1892) señaló, sentenciosamente, que “El saber es lo menos profano, lo más desinteresado, lo que menos depende del placer de todos los actos de la vida”.

¿Para qué sirven las ferias del libro? En la era global las ferias cumplen con un objetivo interdisciplinario de integrar lo digital y lo analógico, lo audiovisual y lo impreso, puesto que todos los seres humanos tienen la necesidad cotidiana de información. Sin embargo, desde el punto de vista estricto de la influencia del libro, además del despliegue de voluntades, energías y recursos que implica este tipo de encuentro, donde la afirmación de la cultura  de un país y sus tradiciones debe ser una de las metas, las ferias del libro son para promover el circuito de la cultura del libro, que significa promover la circulación del conocimiento.

En efecto, atraer lectores es la tarea esencial de la promoción del libro, partiendo del supuesto de que las ferias están para promover con toda libertad el derecho de las personas a la información, siendo una de las formas de acceder a ella propiciar un acercamiento entre los autores y sus libros a un público amplio, como una manera de recuperar la reflexión crítica, ya que el beneficio del lector es ser parte de la confluencia enriquecedora del intercambio de ideas.

Sin embargo, sabemos que las ferias del libro son unos espacios útiles para la difusión del libro,  si partimos de la realidad de que por la falta de igualdad de oportunidades para acceder al conocimiento, quizás ésta sea una de las razones fundamentales del desinterés por la lectura.

Todas las ferias del libro deben tener tres ejes de acción bien definidos que, desde nuestro punto de vista son: 1. La promoción de la lectura y la difusión del libro, 2. El encuentro de los gremios del sector editorial y profesionales del libro y 3. Las políticas de protección para preservar el patrimonio bibliográfico. En tal sentido, las ferias son para los profesionales del libro y los verdaderos amantes del libro. Desglosado esto nuestros protagonistas son: bibliotecarios (as), editores (as), educadores (as), libreros (as), distribuidores (as), autores (as) y  el público en general.

No olvidamos que las ferias son una extensión de las bibliotecas, y que la lectura se logra incentivar a través de un medio socio-cultural e institucional que la facilite y la promueva, y que en tal sentido las bibliotecas son los lugares físicos idóneos, y las ferias son el medio, el vehículo para atraer a potenciales lectores, y, usuarios, que  por múltiples razones no visitan las bibliotecas ni las librerías.

Lasferias del libro son una red de servicios comunicacionales en los cuales las instituciones educativas-culturales básicas pueden potencializar sus programas de desarrollo para la comunidad.

El libro en español cuenta con aproximadamente 500 millones de hispanoparlantes en el mundo. Centroamérica y El Caribe representan cerca de 59,254.000  millones de habitantes, y México unos 109,955.400 millones, lo cual constituyen un gran mercado para la circulación y comercialización del libro.

El libro -como dijo Petrarca- es “amigo de todas las edades y de todos los países”, y al parecer marcha en nuestra sociedad, en un futuro no muy lejano, a ser un episodio de nuestra existencia, y las ferias una efemérides, un  archipiélago de stands, llena de carteles, una tribuna libre, pública, abierta para dialogar, interrogar al libro como un sembrador de cultura, porque el libro a través de la historia, universalmente, ha sido el guía de la humanidad.

Leer un libro” –lo entiendo- como un llamado a la abstracción; de ahí, que  he  escuchado con mucha atención opiniones sobre  la socialización de la idea en distintos foros sobre bibliotecas populares donde señalan que: “La literatura es la gran inductora al hábito de leer, pero la lectura de periódicos y revistas en las bibliotecas populares permite no sólo el acceso, rápido y ágil, de lo que pasa en el ámbito local y  en el mundo o a la actualización científica-técnica, sino que es también una forma de estimular el interés y la curiosidad por la lectura más profunda de los temas y el intercambio de estas ideas entre los usuarios, conduciendo también a la formación de lectores”.

II.- La  FIL-PUERTO RICO &  la FIL-ÁGORA MALL

Del 16 al 20 de octubre de 2013 se llevará a cabo en el Centro de Convenciones de San Juan, Puerto Rico, con el lema “Un libro, Una palabra, Una acción”la XVI Feria Internacional del Libro de Puerto Rico ´2013con el auspicio del Departamento de Educación de Puerto Rico como Presentador Oficial, una feria que se ha caracterizado por ser el escenario de encuentro de la cultura del Caribe,  donde los escritores, historiadores, poetas, dramaturgos,  académicos y lectores  puedan  deliberar sobre su quehacer sin ningún tipo de aprisionamiento ideológico, y  alimentar sus palabras para que repercutan con sinceridad, al unísono, al lado de lo ético; la FIL-PR, desde su fundación en 1997, ha llevado consigo como estandarte  la misión de expandir, difundir y propiciar que la conciencia del artista-creador, que no se enlaza a ambiciones políticas pueriles, tenga como  única herencia, de cara al mundo, a la dignidad.

El domingo 27 de agosto, de 10.00 a.m. a 8.00 p.m., se realizará la 3ra. MINI FERIA DEL LIBRO DE ÁGORA MALL (FIL-AM), con el lema “La Feria de la Familia dominicana”, la cual es  un “evento dedicado a la exhibición, difusión y venta de libros, así como a la promoción de la obra de autores nacionales e internacionales en el marco de exposiciones abiertas al público en general, que  represente en conjunto el pensamiento, los aportes humanísticos, literarios y académicos, y la trayectoria de escritores, investigadores y creadores contemporáneos, como de los autores clásicos y universales”. Es una feria única en su género en toda la región del Caribe, y  cuenta con el aval de los altos ejecutivos de este maravilloso mall,  que es un espacio fascinante, cautivante y encantador, que representa la visión de emprendedores empresarios del siglo XXI, cuya responsabilidad corporativa tiene un nombre: el amor a la cultura, a las artes, al humanismo y al pensamiento, desde esta ÁGORA que se proyecta como el corazón de la ciudad, para abrir el libro de la vida de todos nosotros como una hoja perenne que lleva consigo la fatiga de los siglos, al llegar como navegantes de la lectura a ese hábitat seguro, de un barco que nos espera y  lleva escrito como insignia: el saberuniversal.

LaFIL-PR cuenta con dos hacedores de sueños, el editor, investigador, bibliófilo y humanista, Presidente de la FIL-PR,  José Carvajal, y la escritora, poeta y artista visual, Vicepresidenta Ejecutiva de la FIL-PR, Dalia Nieves Albert, quienes como quijotes han hecho de la Feria Internacional del Libro de Puerto Rico (FIL-PR), vuelvo y repito,  el espacio que representa a las conciencias libres, a aquellos que hacen de la palabra, a través de la escritura, un compromiso total con el mundo, porque las conciencias libres aman a sus iguales, a sus semejantes de cara al sol, sin egoísmo, y no conocen de otro horizonte que no sea la dignidad, la infatigable bondad  al abrazarse,  cuando las sonrisas del destello de la felicidad, en los rostros, es el único pasaporte para reconocernos como habitantes del universo.

La FIL-AM tiene como impulsora principal a Verónica Sención, hermana de los quijotes de Borinquén, ya que ella es –como he escrito anteriormente- una coach, una realizadora artística, una directora de la cotidianidad de los que nos damos cuenta  -o al menos lo creemos- que la existencia es un film, un filmde instantes, que avanza de manera galopante, y en el cual nos quitamos las vestiduras cuando hacemos una confesión de lo que somos. Verónica ha hecho de su historia, una historia de valores. Ella fue pautando el ambiente en el cual iba a vincularse con el mundo, haciendo del mañana una posibilidad única de ver detrás de las ventanas, que la tiranía de las veinticuatro horas del día se puede asumir como un elogio a la belleza.

… Dos ferias hermanas del Caribe que merecen ser visitadas y conocidas, para tener presente que elsaber es una metáfora abierta al porvenir.

[1] Abuela Lolí (Josefa Octavia Perdomo Moretta (1906-1999), fue Maestra Normal y escritora,  una de las fundadoras de laAcción Feminista Dominicana (AFD) en la ciudad de Barahona, tuvo activismo político en el movimientosufragista de vanguardia a principios del siglo XX, y  escogió el exilio voluntario en Puerto Rico, al ser su  hija América, que casó con el piloto de la FAD, Vinicio Vicioso, víctima de la persecución de la dictadura de Trujillo.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes