Plan de Nación

Calentamiento global…y nacional

Por Radhames Lora Salcedo

La Comunidad Científica Mundial viene observando, desde las décadas de los 70 hasta el presente, un aumento del average de las temperaturas.  El aumento de temperatura ha provocado que se hayan formulado diferentes hipótesis, para explicar su causa.  Estas hipótesis varían desde los escenarios inocuos hasta los catastróficos.

Conforme a los expertos, el derretimiento de los cascos polares combinado con la reducción de la capa de Ozono, parece ser el origen más cierto, debido a la elevada cantidad de CO2 vertido a la atmósfera, especialmente por los países desarrollados.  Otros especulan que, grandes masas de aire procedentes del Desierto de Sahara (África), contribuye al gran calor que padecemos en la República Dominicana, en este verano.  Esto podría tener algo de certidumbre, puesto que ese sería el mismo trayecto de los ciclones y otros fenómenos meteorológicos que vienten desde Cabo Verde a través del Atlántico.  En esto caso faltan muchos estudios.

Basado en tales pronósticos y escenarios proyectados, la población mundial y sus autoridades están siendo alertadas sobre estos procesos.  Dada la seriedad de los eventos que pudieran desencadenar, se creó un equipo científico en el seno de las Naciones Unidas, para dar seguimiento al comportamiento de ese parámetro del clima, que permita llevar a la población orientaciones más oportunas.

Se estima que las poblaciones costeras sufrirían los impactos más negativos y que pudieran resultar devastadores y tener efectos letales en el peor de los casos.  A pesar de los escenarios detrimentales a largo plazo, los efectos en la salud humana, se manifiestan a corto plazo –alta presión arterial, infartos, stress pre y post traumático, ansiedad, entre otros.

A pesar de la incertidumbre que rodean los pronósticos científicos, no cabe duda que la realidad avala los mismos, tal como ocurre en el país.  Sin embargo por la complejidad del fenómeno de cambio climático, lo catastrófico, costoso así como su visualización a largo plazo, induce a los gobiernos a “dejar” y no poner todo el énfasis que se requiere para enfrentar los procesos de adaptación que ayuden a mitigar sus efectos.

El calentamiento global, ya lo estamos experimentando a nivel nacional.  El clima influye el comportamiento conductual de todas las especies bilógicas, unas más otras menos, pero al fin lo afecta y modela.  Y dentro de los parámetros climáticos, la temperatura y la precipitación son los más influyentes en dicho comportamiento.

Es de esperar que las plantas modificarán su comportamiento incluyendo “eliminación o mutilación” de una o más de sus etapas en su ciclos evolutivos y productivos.  Por tanto, estos cambios pueden suprimir o reducir su productividad ya que las condiciones climáticas no podrán ser modificadas a escala abierta.  El aumento del promedio de temperatura, constituye un desafío al mecanismo metabólico de adaptación de las especies, para poder ser eficientes, en términos de productividad si hablamos de especies de cultivos agrícolas y en general para cualquier especie convivir en un clima distinto en el cual han evolucionado.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes