Editorial

Una vergüenza para la sociedad dominicana


La niñez y la adolescencia de los sectores más pobres del país viven en condiciones infrahumanas, casi como se vivía en las más empobrecidas etapas de la isla, cuando la España Boba o en los tiempos en que no existía un gobierno que velara por las condiciones de vida de la población.

Aileen Said Ceballos y Juan Camilo Cortés, reporteros de Acento, acaban de presentar el primero de una serie de tres reportajes sobre las condiciones en que viven niños y adolescentes que pernoctan en las cuevas y en las calles, por carecer de familia o de atenciones.

“Buscando la respuesta a estas interrogantes un equipo de reporteros de Acento.com.do se propuso convivir durante un día completo con estos tres niños en situación de calle, con edades comprendidas entre 11 y 14 años, dos de nacionalidad haitiana y un dominicano de ascendencia haitiana, de los cuales, dos se presume fueron víctimas de trata infantil, otro confesó era víctima de maltrato intrafamiliar”.

Eso dice una parte del texto, en que se describen con detalles las condiciones de vida de esos niños. “Por su seguridad y por respeto a la ley, hemos cambiado la identidad de los niños. Los identificamos con los nombres ficticios de Juan, ManuelyDaniel”. Así lo hemos hecho.

Llamamos la atención de las autoridades, del país, de las instituciones que tienen responsabilidad en procurar su bienestar: la Procuraduría General de la República, el Consejo Nacional de la Niñez y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, así como organizaciones de la sociedad civil, como Visión Mundial, que se ocupan de procurar políticas y recursos para eliminar estas condiciones inhumanas.

Un comentario


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes