Cultura

El lago de los cisnes: Arte bien servido

Por Gustavo Olivo Peña


El sábado 24 de noviembre del corriente año, y en la siempre hermosa explanada del Alcázar de Diego Colón, fui a ver la presentación del ballet de Alina Abreu con su versión de “El lago de los cisnes” (de Tchaikovski); que contaba con el auspicio de los ministerios de Turismo y Cultura.

Una soberbia demostración de belleza! ¡El cuerpo humano convertido en gramática visual!

Tremenda le exhibición de fuerza interpretativa, gran dominio corporal y emocional y magnífica técnica exhibidos por Alihaydeé Carreño: primerísima bailarina cubana de gran estirpe. No pude evitar gritarle muchas veces… ¡bravo! por la maestría alcanza con las caracterizaciones de Odette y Odile. Sus dos personajes están interiormente muy bien diferenciados. Hasta tu proteico baile es muy diferente para ambos personajes. ¡Nadie podría hacerlo mejor de ahí! Ella es la gran figura de la noche.

Virtuosismo y fuerza interior mostrados por Luis Antonio Pérez (Rothbart). Por supuesto que el personaje que interpretaba tenía lo que solemos llamar en el Arte... "garras". Con frecuencia se suele cometer el error de dejar personajes como éste en el continente. Luis Antonio se va por el contenido y sale airoso.

Leer: La pasión cultural/Giovanny Cruz

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes